jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

El Teucro tiene la necesidad como motivación

undefined
Álex Pereiro busca el lanzamiento a portería en el duelo copero ante el Ibiza. RAFA FARIÑA
El Burgos será el rival de un equipo que se encuentra en una situación de emergencia El duelo puede significar la primera convocatoria del guardameta Kilian Ramírez

El de esta tarde no solo será un encuentro de vital importancia para la Sociedad Deportiva Teucro que, ante el San Pablo Burgos (20.00 horas, Pabellón Municipal), intentará sumar los primeros puntos de la temporada y empezar a cambiar la dinámica del curso, sino que además será un partido especial para Kilian Ramírez que, salvo inconvenientes de última hora, puede vivir su primera convocatoria con el conjunto pontevedrés, una convocatoria especial después de una larga recuperación tras haber pasado por el quirófano el pasado mes de febrero cuando todavía era jugador del Villa de Aranda.

La posible convocatoria del portero canario, que esta misma semana comenzó a entrenar con todos sus compañeros entrando en la dinámica grupal, es una buena noticia para un conjunto azul que tendrá la baja asegurada de larga duración de Miguel Sío y que tiene entre algodones al extremo izquierdo Álex Sánchez, que arrastras unas molestias pero que según Irene Vilaboa "esperemos que esté en condiciones para el partido".

El extremo, Álex Sánchez llega a este encuentro arrastrando molestias físicas, pero en condiciones para jugar 

Con la plantilla prácticamente al completo y con las ganas de dar ya de por sí un golpe sobre la mesa el Teucro recibe esta tarde al Burgos, un conjunto al que ya se midió el año pasado y que fue el primero que fue capaz de arrebatar puntos del Pabellón Municipal cuando ambos equipos se vieron las caras en la primera jornada liguera con victoria para los castellano-leoneses.

Todo y a la vez nada ha cambiado desde el pasado curso y ahora Teucro y Burgos vuelven a verse las caras con la misma intención: arrebatarle los dos puntos al rival.

El conjunto local necesita comenzar a sumar si no quiere verse envuelto en una situación de auténtica emergencia ya que es el único equipo del grupo que todavía no ha puntuado en las tres primeras jornadas de liga (y uno de los dos con cero puntos en toda la División de Honor Plata, junto con el Penya Esplugues).

Enfrente un Burgos que si bien ha cambiado muchas piezas con respecto al proyecto del pasado curso "sigue manteniendo el mismo estilo y persiguiendo el mismo objetivo", tal y como asegura la entrenadora Irene Vilaboa que es consciente de que "es un equipo que nos va a exigir mucho, que juega mucho con lanzamientos exteriores y un pivote fijo".

En un estudio minucioso del rival, el Teucro sabe cuales son las armas para conseguir que la primera victoria del curso llegue esta tarde. Unas claves que pasarán por "nuestro ataque directo", con el que los azules intentarán dañar la estructura de los burgaleses, además de una férrea defensa que durante el inicio de temporada ha mostrado un nivel estratosférico.

La mejoría sobre la pista se hizo patente con el paso de las jornadas y ahora al conjunto pontevedrés tan solo le falta dar el paso definitivo para conseguir los primeros puntos de la temporada y no alargar una situación negativa que empiece a crear un nerviosismo alrededor del equipo.

Para ello Irene Vilaboa pide el apoyo de una afición que será una pieza fundamental en esta lucha y que no ha dejado de acudir a las citas semanales este curso y que espera ver como, en un partido de máxima necesidad, el Teucro da un golpe sobre la mesa y logra inaugurar un casillero que se encuentra aún muy vacío.

El Teucro tiene la necesidad como motivación
Comentarios
ç