Los nuevos retos del Pontevedra

El ascenso a Primera RFEF supone un paso de gigante en el camino al fútbol profesional, aunque los granates deben superar una categoría con clubes como el Badajoz o la Leonesa
Los jugadores del Pontevedra celebran uno de los goles anotados a la Unión Adarve. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Los jugadores del Pontevedra celebran uno de los goles anotados a la Unión Adarve. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Un salto de gigante. Eso es lo que ha dado el Pontevedra CF en su camino hacia el fútbol profesional, al lograr el ascenso a Primera RFEF, que deja a los granates un paso más cerca de Segunda División. Pero no será, ni mucho menos, un camino de rosas el que tenga que recorrer el Pontevedra la próxima temporada. Los granates ya conocen algunos de los rivales que podrían quedar enmarcados en su grupo, en una Primera RFEF que en su primer año de vida ha cumplido con las expectativas de profesionalizar la tercera categoría nacional.

Serán hasta cuatro los equipos que el próximo año formen parte de uno de los dos grupos de la categoría de bronce, tras asumir la caída de Segunda División. Alcorcón y Fuenlabrada son, por el momento, los únicos dos conjuntos que han certificado su descenso. Los alfareros fueron los primeros en conocer su destino, a seis jornadas del final, convirtiéndose así en el equipo que ha firmado el descenso más rápido en las últimas 13 temporadas en la categoría.

En el transcurso de la liga, el Alcor solo ha conseguido cinco triunfos, uno menos que el Fuenlabrada. El equipo al que dirige José Ramón Sandoval certificó su descenso tras caer ante la Real Sociedad B (1-2), rival directo. Los de Sandoval caen a Primera RFEF tras haber sufrido remontadas hasta en cuatro partidos del tramo final. A priori, alfareros y azulones serán dos de los conjuntos con más aspiraciones a recuperar el estatus de profesional.

Amorebieta, Real Sociedad B, Málaga y Sporting de Gijón todavía pelean sus opciones de mantenerse en la categoría de plata. Malagueños y gijoneses son los que tienen más posibilidades de salvarse, aunque a falta de dos jornadas para el final de liga, los txuri-urdin y los azules todavía disponen de opciones.

LOS 'VETERANOS'. En su camino a Segunda el Pontevedra también tendrá que hacer frente a equipos que parten ya como veteranos de Primera RFEF. Conjuntos que, a falta de dos jornadas para despedir el curso liguero, ya han asegurado su presencia un año más en la categoría de bronce, pero no optan a escalar otro peldaño.

En el Grupo I, en el que este año han quedado encuadrados los conjuntos gallegos, ya han confirmado su presencia un año más la Cultural Leonesa, la UD Logroñés y el Sanse. Pero, a priori, los pesos pesados son aquellos que están metidos de lleno por el play-off: Deportivo, Racing de Ferrol, Celta B y Badajoz. Tan sólo uno conseguirá llegar a Segunda, por lo que se plantean como rivales directos para las aspiraciones del Pontevedra la próxima campaña. Sin embargo, a pesar de su condición de favoritos, todavía UD Logroñés, Rayo Majadahonda, Unionistas y Real Unión de Irún se pueden hacer con un plaza por el play-off, que el filial celeste y los pacenses todavía no han asegurado.

Una lucha aún más ajustada en el Grupo II, en el que Andorra, Villarreal B y Albacete todavía se disputan el título de campeón. Dos de ellos se sumarán a otros dos de los nueve equipos que aún pelean por los puestos de play-off, que ahora ocupan Sabadell y Atlético Baleares. Equipos que van desde un histórico como el Alcoyano, a filiales como el Castilla o el Barcelona B. También Tarragona, Algeciras y Linares apuntan a estar en Primera RFEF, si no logran colarse en la lucha por la promoción.

En el limbo está un Castellón que, sin nada en juego, disputará la segunda edición de Primera RFEF. Y en el extremo opuesto, Cornellà, Atlético Sanluqueño, RB Linense, Sevilla Atlético y San Fernando, que ocuparán dos de las cinco plazas de descenso a Segunda RFEF. Los gaditanos son los mejor posicionados, mientras que el filial hispalense y los de La Línea están a cuatro puntos del descenso.

Los recién ascendidos 
Al igual que el Pontevedra, otros cuatro equipos dejaron atrás en la última jornada la Segunda RFEF para iniciar su camino hacia la categoría de bronce del fútbol español. Cuatro conjuntos que, como los granates, deberán hacer frente a la etiqueta de recién ascendidos y remodelar sus proyectos para una categoría que se ha mostrado exigente en su primer año. 

El Córdoba será, sin duda, uno de los pesos pesados. Los blanquiverdes han ascendido con la mayor puntuación de un líder en Segunda RFEF: 82 puntos. Con diez puntos menos conseguidos le sigue un Osasuna B que certificó su plaza en Primera RFEF en la última jornada, al igual que hizo un Intercity que sumó 66 puntos. El Numancia fue el líder con puntuación más baja: 62.

Comentarios