Miércoles. 26.06.2019 |
El tiempo
Miércoles. 26.06.2019
El tiempo

Objetivo: 21 puntos más

Luismi marcando un dos y un uno durante el partido de vuelta ante el Celta B. GONZALO GARCÍA
Luismi marcando un dos y un uno durante el partido de vuelta ante el Celta B. GONZALO GARCÍA

A falta de diez encuentros, Luismi reconoce que echa cuentas y sus cábalas apuntan a que el play-off estaría en 65 ▶El técnico también avisa: "Lo que importa es solo el próximo partido"

Centrado con los cinco sentidos en el partido del próximo domingo, pero haciendo cuentas. A falta de diez encuentros para el final de la competición, Luismi Areda tiene en su cabeza el hipotético desenlace necesario para que el Pontevedra consiga acabar la liga en uno de los cuatro primeros puestos. Y sus cábalas pasan por que el conjunto granate logre 21 puntos más.

Así lo reconoció este miércoles el técnico en rueda de prensa, después de admitir que tiene tiempo para preparar el próximo partido, pero también para poner a funcionar la calculadora. ¿Se hacen cuentas internamente? "Yo sí las hago", apuntó Areda, que acabó dejando caer entre risas que una cantidad que aproximaría el objetivo del play-off de ascenso sería alcanzar los 65. Es decir, lograr 21 de los 30 puntos posibles. "Pero no lo sé, es un decir", recalcó.

"Realmente lo que importa es lo del domingo para, ya esa noche, volver a hacer cuentas"

"Yo calculo porque al final tienes que hacer cuentas cada semana, viendo cómo va la cosa. Pero realmente lo que importa es lo del domingo para, ya esa noche, volver a hacer cuentas", destacó el preparador vigués, que no quiere desviar la atención del partido a partido. "Es que es lo único que vale. A Salamanca sabemos que tenemos que ir a ganar y a partir de ahí ver cómo se va configurando la clasificación".

Sobre el choque del próximo domingo en El Helmántico, Luismi señaló que tendrán enfrente a "un buen rival" con "un buen campo en el que se puede jugar bien al fútbol". "Cada vez quedan menos jornadas y, por tanto, menos margen de error. Si queremos estar entre los cuatro primeros sabemos que hay que ir a Salamanca a ganar", aseguró.

"Ganar" es la palabra que más repitió el preparador tras el entrenamiento del miércoles. El técnico pronunció el infinitivo como un mantra pues sabe que no consolidarlo en el marcador supondría "otro paso atrás".

Pese a ello, Areda quiso apelar a la "tranquilidad" porque si su equipo no fuese capaz de vencer "seguirían quedando opciones". "Las matemáticas dan. Sería más difícil pero no imposible. ¿Quién te dice que no puedes hacer muchos puntos luego?", expresó el técnico, seguramente con la cabeza puesta en el buen rendimiento que su equipo tuvo en este tramo final de calendario durante la primera vuelta.

Las cuentas dan. La media del cuarto del Grupo I está en 63,1 puntos
El Pontevedra tiene muchos motivos para confiar en que acabará siendo uno de los cuatro equipos que se meta entre los cuatro primeros clasificados. Pese a que Luismi apunta al ambicioso objetivo de conseguir 21 puntos más y cerrar la temporada regular con 65, la historia de la última década coloca la frontera en menos de 64 puntos. Concretamente, los diez últimos cuartos clasificados del Grupo I terminaron con una media de 63,1 puntos.

El pasado curso, el Celta B cumplió este promedio a rajatabla: firmó justo 63. Mientras, hace dos temporadas, al Pontevedra solo le hicieron falta 60 para colarse en los puestos de promoción de ascenso. En los años 2015 y 2016, el Logroñés logró ser cuarto con 66 puntos.

Por otro lado, en las campañas 2013-2014 y 2012-2013, el Guijuelo y el Caudal registraron 60 puntos, récord más bajo en la última década. Un año antes, en 2012, el Albacete se metió en la fase con 63, los mismos que registró el PCF en 2010, cuando venció en Medizorroza y se coló en la última jornada.

El récord de puntuación más alta para un cuarto clasificado en esta última década lo ostenta el Leganés, con 69 puntos en la campaña 2010-2011. Por último, cierra este repaso pretérito de diez años el Zamora, que consiguió disputar la fase del 2009 con 61 puntos.

Asimismo, el promedio de puntuación de los quintos clasificados en esta serie histórica fue de 59,1, lo que significa que para acabar por delante y ser cuarto tan solo serían necesarios, de media, 60 puntos. En 2018, por ejemplo, el quinto y el sexto hicieron 61.

Objetivo: 21 puntos más
Comentarios