Octubre, mes de regresos en el Cisne

El equipo pontevedrés espera vaciar la enfermería en la séptima jornada, tras el parón ►Bruno Vázquez confía en estar contra el Huesca pese a que cree que tardará dos semanas más de lo previsto en volver
Marko Ojeda, uno de los lesionados, en el duelo ante el Atlético Novás. RAFA FARIÑA
photo_camera Marko Ojeda, uno de los lesionados, en el duelo ante el Atlético Novás. RAFA FARIÑA

Agosto se convirtió en el mes de la pesadilla para la enfermería del Cisne. El conjunto blanco vio como en unas semanas las lesiones se le iban acumulando y, pese a que en un principio ninguna era de excesiva gravedad, lo cierto es que los de Javier Márquez están afrontando el primer mes de competición sin varios de sus hombres y todo hace indicar que la segunda mitad de octubre será el momento de los regresos, la época que marque la vuelta de todos aquellos que en agosto cayeron lesionados.

Una de las ausencias más destacadas es la de Bruno Vázquez. El primera línea fue uno de los jugadores más determinantes de la pasada campaña y su inicio de temporada se vio marcado por una lesión de rodilla que si bien no fue tan grave como cabría pensar al principio, le obligaría a alejarse de las pistas entre seis y ocho semanas. Ahora el propio cisneísta cree que "va a ser finalmente entre ocho y diez".

Y es que lo cierto es que el lateral contaba con estar "seis semanas de reposo absoluto y comenzar a hacer impacto a partir de ese tiempo", pero sus sensaciones le hacen pensar que esto no va a ser posible. "Me sorprendería que la semana que viene pudiese hacer ejercicios de impacto ya que, pese a que noto mejoría, es muy lenta".

Será el médico el que decida, en la cita del próximo miércoles, si el cisneísta tendrá que continuar guardando reposo para terminar de recuperarse. "Visualmente la rodilla está bien, no tengo inflamación, pero el problema es el edema que se tiene que reabsorber y para eso no puedo hacer mucho, salvo reposo y rehabilitación".

Sesiones que realiza tres días por semana con "maderoterapìa, corrientes, masajes, indiba...". Una dosis completa de ayuda para poder recuperar las buenas sensaciones y pese a que "creo que el médico me dirá que siga con reposo un par de semanas más" poder marcar finales de octubre como la fecha para reaparecer.

"Puente Genil es el último partido de octubre y me gustaría jugarlo porque es un partido importante. Lo cierto es que, por suerte, tengo el parón de una semana por selecciones y si todo va fantásticamente bien durante las próximas semanas, igual podría estar para el partido del 22 frente al Huesca", explica Bruno que no se mete prisa y sabe que debe "tener paciencia para curarlo del todo", ya piensa en el regreso.

ARBOLEYA. Octubre también es la fecha que maneja Román Arboleya para su regreso a las pistas tras la fractura en la falange proximal del cuarto dedo de la mano izquierda. El pivote, que todavía no puede hacer ejercicios con bajón, comenzó esta misma semana una rehabilitación de "14 sesiones".

Arboleya ya cuenta con libertad en la mano y tan solo queda "que la cicatriz se cure y rehabilitar la zona operada". El pivote tiene "cita con la doctora el siete de octubre para realizar una radiografía y ver si la fractura ya está resuelta de todo" y espera que ese día pueda recibir el alta para incorporarse al equipo.

Es por ello que la fecha que maneja el pontevedrés, si todo va bien, concuerda con la de Vázquez y ambos podrían reincorporarse para el partido del Huesca o el del Puente Genil.

También el regreso de la competición tras el parón de selecciones es la que maneja el primera línea Gualther Furtado que como ya contó este medio la pasada semana estará un mes más de baja por una lesión de tobillo.

El cuarto lesionado es Marko Ojeda que esta misma semana realizará una nueva resonancia para conocer como evoluciona su lesión, ya que por el momento continúa con la férula y será la prueba médica la que marque el plazo de recuperación que le queda.

Tras un agosto oscuro el Cisne comienza a ver el final del túnel en cuanto a la recuperación de sus lesionados.

Sergio Rey. El mejor aliado para la vuelta
Tanto Vázquez como Arboleya no han parado en ningún momento ya que acuden a los entrenamientos del equipos para trabajar al margen con Sergio Rey, el preparador físico blanco.

Pese a tener que limitar el trabajo en las zonas lesionadas, Rey continúa "trabajando el resto del cuerpo y haciendo ejercicios para no perder la forma física y retrasar la vuelta" con los jugadores que se encuentran de baja.

El preparador es ahora mismo el mejor aliado de una enfermería que quiere vaciarse con la seguridad de que al volver pareciese que el tiempo parados no afectó a la forma física.

Comentarios