miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

La odisea del toque de queda

Los desplazamientos en autobús son habituales entre los equipos. PONTEVEDRACF.COM
Los desplazamientos en autobús son habituales entre los equipos. PONTEVEDRACF.COM
Los clubes de competiciones no profesionales empiezan a tener problemas para organizar sus viajes  Las federaciones están dando permisos de movilidad especial

Los clubes de Pontevedra que militan en competiciones no profesionales comienzan a adentrarse en verdaderas odiseas para preparar sus encuentros a domicilio, sobre todo aquellos que suponen desplazamientos nocturnos o entre comunidades que están sufriendo cierres o nuevos confinamientos.

Este fin de semana eran dos los equipos de la Boa Vila que tenían que desplazarse para disputar sus respectivas competiciones: el Arxil, cuyo partido finalmente fue aplazado por un positivo en el conjunto rival, debía viajar al País Vasco para disputar la quinta jornada de liga y el Teucro, de División de Honor Plata, viajará a Cataluña para enfrentarse al Barça B. Ambos ya saben todo el esfuerzo que supone organizar un viaje en tiempos de Estado de Alarma y aseguran que no es nada sencillo.

El CSD afirmó el pasado miércoles que se encuentra trabajando para que los deportes federados no profesionales puedan no atenerse al toque de queda y circular en los horarios restringidos, esto afectaría al Pontevedra CF, al Cisne, al Teucro, Arxil y Poio Pescamar, entre otros de la provincia, ya que se encuentra en competiciones consideradas no profesionales. En caso de llevarse adelante sería un gran alivio para todos los equipos de categorías no profesionales ya que se evitarían un gran número de gestiones para poder viajar e incluso cambios de horarios en los encuentros, como le sucede al Teucro que ha tenido que adelantar su partido debido a las restricciones en Cataluña que impedirían a los jugadores locales llegar a tiempo a sus domicilios.

En el caso de este fin de semana el Arxil, pese a que finalmente no se disputará el encuentro, el club verde ya tenía todo el viaje preparado y tuvo que pedir "un permiso especial de circulación a la Federación Española de Baloncesto para poder circular de noche" y realizar el viaje de vuelta a casa. Lino Vázquez, Director Deportivo del Arxil aseguró que "nosotros viajamos en el mismo día salvo que sea un encuentro muy importante. Entonces saldríamos por la mañana, nos llevaríamos la comida de aquí para evitar situaciones de posible contagio y después de jugar nos volveríamos", una situación por la cual tuvieron que pedir un permiso que "la Federación nos ha concedido" y que, hasta que la situación cambie "tendremos que pedir cada vez que nos desplacemos, ya que este solo nos serviría para este viaje". 

Tuvimos que pedir un permiso a la Federación para poder viajar después del partido y nos lo han concedido

PEORES RESTRICCIONES. Un permiso especial de desplazamiento nocturno también ha solicitado el Teucro que mañana se enfrentará al Barça B y que ya tuvo que realizar gestiones en su última salida lejos de la Boa Vila, debido a que la situación en Cataluña mantiene la hostelería cerrada y se ha vuelto casi imposible conseguir un lugar para comer y cenar en los viajes.

En esta ocasión "viajaremos en el mismo día saliendo muy pronto desde Santiago", afirma Javier Domínguez, delegado del equipo. Una vez allí el club ha gestionado un hotel "para poder descansar antes del partido y para dormir después de él, antes de ir al aeropuerto". En su anterior viaje a tierras catalanas la entidad pontevedresa, después de cenar, se había dirigido al aeropuerto directamente debido al horario del vuelo, una acción que "en estos momentos es imposible debido a las restricciones nocturnas". 

Es por el mencionado toque de queda que el club solicitó un permiso de la Federación por el cual se les asegura que podrán desplazarse desde el hotel hasta el aeropuerto (en el que deben estar alrededor de las 05.00 de la madrugada) y evitar tener algún problema con las autoridades.

De la misma forma que contra el Bordils, el club ha gestionado "una comida caliente para los jugadores debido a que el restaurante del hotel solo ofrece desayunos". Esta gestión se ha realizado directamente con el hospedaje, pero "en caso de que no puedan conseguirnos nada, recurriremos al Barça, que ya nos han ofrecido su ayuda si fuese necesario, de la misma manera que nos la gestionó el Bordils hace unas semanas". 

Contra el Bordils. subimos al aeropuerto después de cenar y descansamos allí. Ahora eso es imposible

EL POIO, EN CASA. A priori el equipo que menos problemas tendrá con este Estado de Alarma será el Poio Pescamar. El conjunto rojillo jugará este fin de semana en casa y, hasta dentro de tres semanas, no tendrá que desplazarse fuera de la comunidad gallega, aunque sí tendrá que hacerlo hasta A Coruña para jugar ante el Viaxes Amarelle.

El presidente del club conservera, Juanjo García, aseguró que "en caso de que tengamos que desplazarnos fuera del horario permitido tendríamos que pedir un permiso a la Federación Española", un hecho que el ente federativo ya le comunicó a los clubes como medida provisional mientras no se solucione la situación.

El mandatario rojillo afirmó que, desde el club "ya estamos dando justificantes a las jugadoras y trabajadores que viven más lejos", como es el caso del técnico Manu Cossío que, tras las sesiones de entrenamiento y partidos, tiene que desplazarse hasta su vivienda y "suele llegar más tarde de las 23.00 horas, por lo que hemos tenido que aportarle un permiso". 

Las nuevas medidas y restricciones están comenzando a afectar, todavía más si cabe, a la rutina del deporte. Además de lidiar con aplazamientos de partidos y confinamientos, los clubes se encuentran ahora ante una situación compleja a la hora de concretar viajes y desplazamientos.

Permisos especiales, problemas con la hostelería e incluso con las aerolíneas convierten la organización de los viajes en una auténtica odisea. Los clubes comienzan con la planificación con tiempo y, aún así, se arriesgan a que llegado el día aparezcan nuevos inconvenientes o restricciones.

La odisea del toque de queda
Comentarios