Oier Calvillo y el Pontevedra separan sus caminos

El extremo, que había regresado de su cesión en el Calahorra, y el club han decidido poner fin a su relación contractual de mutuo acuerdo
Oier Calvillo en Pasarón. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Oier Calvillo en Pasarón. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El extremo Oier Calvillo y el Pontevedra CF separan sus caminos después de dos temporadas y media y se une a la lista de bajas del conjunto granate para esta temporada, una lista que asciende a 17 jugadores.

El jugador vasco, que llegó a la disciplina granate en la temporada 2020-2021, acababa de regresar de una cesión que le mantuvo desde el pasado mercado de invierno en el CD Calahorra. Antes de este hecho había renovado su vinculación con la entidad granate, un contrato que ahora ambas partes han decidido romper de mutuo acuerdo, dejando libre al extremo.

Calvillo llegó en 2020 a Pasarón como una de las grandes apuestas del mercado estival con un contrato de dos temporadas y, tras una primera temporada tanto en lo colectivo como en lo individual, el futbolista quiso cumplir su contrato y afrontó su segundo curso en la entidad granate con la intención de demostrar sus cualidades en una categoría inferior, pero tampoco terminó de ofrecer un rendimiento sostenido.

El de Arama empezó como titular, pero fue perdiendo protagonismo en beneficio de Alberto Rubio. El alicantino fue el futbolista más habitual en los planes de Ángel Rodríguez para la banda derecha, pues el técnico entendía que el 14 le ofrecía más capacidad para asociarse. Así, entre su pérdida de protagonismo, una lesión muscular y sus propios "miedos", Calvillo llegó al último tramo del curso siendo uno de los futbolistas más infrautilizados.

Pero entonces, la lesión de Seoane le abrió un hueco en el lateral derecho como solución de emergencia ofensiva. Y el vasco, que no jugaba en ese puesto desde el fútbol base, lo aprovechó. Oier acabó teniendo minutos de calidad en los últimos seis partidos de la competición, elevó las prestaciones y cerró el curso con un gol y cinco asistencias en 844 minutos. En total, en sus dos primeros cursos de granate, Calvillo ha jugado 2.000 minutos en liga, con cuatro dianas y once pases de gol. Un buen balance estadístico.

Y llegó la temporada 2022-2023, un curso en el que Oier arrancó como titular disputando los cuatro primeros encuentros de la temporada desde el inicio. Sin embargo esto cambió y el extremo comenzó a intercalar titularidades con encuentros en los que entró desde el banquillo contando con una media de 30 minutos. Finalmente en febrero se marchó cedido al Calahorra, donde jugó hasta el final de temporada.

Ahora Calvillo y el Pontevedra rompen su relación después de tres temporadas.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios