Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Pasión, superación y éxito

Eloy Iglesias junto a su guía Ricardo Romay. CEDIDA
Eloy Iglesias junto a su guía Ricardo Romay. CEDIDA

Eloy Iglesias, vecino de Valga, perdió la vista con doce años. Decidió apostar por el deporte y ahora, a los 53, correr es una de sus pasiones

"El recorrido fue precioso, corrías todo el rato escuchando y sintiendo el mar. Voy a repetir", así relata Eloy Iglesias, un vecino de Valga de 53 años, su primera Vig-Bay. "La media maratón que une Vigo y Bayona no es fácil y, menos aún si no puedes ver el recorrido".

Eloy Iglesias perdió la visión cuando tenía doce años, pero también una de sus manos al manipular unas bengalas caducadas (habían caducado exactamente el año de su nacimiento, 1965). En ese momento tenía dos alternativas: lamentarse o levantarse y seguir. Apostó por la segunda opción y, pese a que él mismo reconoce que de pequeño lloró muchas veces, decidió que debía tirar hacia adelante porque "la vida sigue, estés bien o mal".

Eloy Iglesias disfrutó de la Vig-Bay superando todas las barreras que se le pusieron por el camino, tal y como hizo en su vida

 

Eloy Iglesias hizo deporte durante toda su vida. De hecho, compitió en ciclismo en tándem y llegó a participar en pruebas internacionales. La bicicleta, la pesca y correr son sus grandes pasiones. Sin embargo, la vida no fue fácil para este vecino de Valga, que pese a los golpes recibidos siempre ha sabido levantarse. Hace poco dejó aparcada la pesca porque uno de sus amigos que le acompañaba en esas aventuras por el mar fallecía por cáncer de pulmón. Tampoco fue a la media maratón de A Coruña por el fallecimiento de su padre, aunque también admite que no estaba realmente en su calendario.

Al dejar el ciclismo, Eloy Iglesias apostó por correr más en serio. Una de las culpables fue su mujer, que además es profesora de pilates. Ella le animó a probar y ahí está, acompañado en muchas ocasiones por su cuñado, que le ayuda a entrenar y le hace de guía en las pruebas.

El atleta de Valga se plantea hacer un maratón en algún momento. Por ahora, tiene claro que el próximo año repetirá la Vig-Bay

 

En su currículum deportivo ya cuenta con la 12k de Santiago de Compostela, el Medio Maratón de Vilagarcía de Arousa, la Sin Son y la Vig-Bay. Esta última, al menos, la va a repetir. Y, ¿un maratón? "¡Lo quiero hacer también!", dice emocionado. Y es que, no le dan miedo los más de 40 km que tendría que recorrer. "Si entrenas tus piernas para correr una hora, correrán una. Si las entrenas para correr tres, correrán tres. Es cuestión de prepararse", añade.

El medio maratón que une Vigo con Baiona era uno de los grandes retos que se había planteado Eloy Iglesias para este año. Sin embargo, la prueba no iba a ser fácil y estaría llena de barreras también para él. Esta vez no iba acompañado de su cuñado, sino de un guía de la plataforma Comparte tu energía. Sin embargo, su acompañante Ricardo Romay no tenía el mejor de sus días.

Desde el kilómetro doce, Romay iba sufriendo, le costaba correr y se le dormían las piernas. Había un problema: Sin guía, Eloy tampoco podía continuar y debía seguir el ritmo de su acompañante. Sin embargo, Ricardo no iba a impedir que Eloy cumpliese su sueño: paró a unos chicos de Santiago que justo iban detrás de ellos y les pidió que acompañasen a Iglesias hasta la meta. Así lo hicieron y él pudo completar el recorrido en una hora y 40 minutos, aproximadamente. El cree que todavía lo podía haber hecho más rápido, pero lo que tiene claro es que volverá a escuchar el mar en la cita del próximo año.

Pasión, superación y éxito
Comentarios