lunes. 19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo

El Peixegalego busca un pívot dominante y un base escolta

Gradas durante un partido del Peixegalego la pasada temporada. DP
Gradas durante un partido del Peixegalego la pasada temporada. DP
Vashil Fernández y Jorge Romero no siguen

Un pívot que sea referencia en el juego ofensivo del equipo y un combo, con capacidad para dirigir y anotar: esas son las necesidades que el Marín Peixegalego intenta saciar en el mercado para cerrar su plantilla de la temporada 2019-20.

El cuadro marinense dispone de ocho hombres en el colectivo que afrontará la segunda temporada en LEB Oro en la historia de la entidad. Los responsables deportivos del club esperan poder elaborar un conjunto formado por diez u once jugadores (el tope de licencias es de 12), en función de las opciones que ofrezca el mercado y siempre dentro de las posibilidades económicas del club de Marín, que es el que maneja el presupuesto más limitado de la máxima competición FEB.

El Peixe afronta una práctica reestructuración del colectivo que logró el salto de categoría. A pesar del interés por renovar a una gran parte de los jugadores que lo llevaron a Oro, la aparición de otros proyectos más jugosos para sus baloncestistas acabaron frustrando sus intereses. Así, Vashil Fernández maneja propuestas más atractivas para él y rechazó la oferta de renovación que realizó la entidad marinense.

Además, uno de los jugadores de referencia del equipo en las últimas tres temporadas, Jorge Romero, ha encontrado destino en el extranjero, con una suculenta oferta a la que el Peixegalego no se podía aproximar ni de lejos.

El club de Marín tampoco podía competir con el ambicioso proyecto deportivo y económico que maneja el Girona, club detrás del que se encuentra Marc Gasol, y que tiene como objetivo ascender a ACB en las próximas campañas. La contratación de Gerard Sevillano, el hombre más regular del Peixegalego en el tramo final del curso pasado, o el fichaje del base del Monbús Obradoiro Albert Sàbat son prueba de la capacidad adquisitiva de la escuadra gerundense.

HUMILDE. El Peixegalego partirá en LEB Oro con el presupuesto más modesto de todos los participantes. El club solo ha sido capaz de retener a Juanchi Orellano y a Taiwo Badmus. Hasta el momento, ha incorporado a seis jugadores: Carlos Noguerol (base), Joel Hernández (escolta), Rodrigo Seoane (alero), Alex Mazaira (ala-pívot), Jacobo Díaz (ala-pívot) y Shaquille Doorson (pívot).

La apuesta del club es de jugadores jóvenes, con proyección y margen de mejora, que puedan encontrar en el equipo que dirige Javi Llorente un trampolín para sus carreras deportivas y al mismo tiempo ofrezcan el plus competitivo propio de los jugadores con ambición por progresar.

El Peixegalego busca un pívot dominante y un base escolta
Comentarios