El Poio luchará por el título

El conjunto conservero se llevó la victoria en el derbi y se clasifica por segundo año consecutivo para el play-off ► El Marín se jugará la salvación en la última jornada, en la que depende de sí mismo tras el empate del Viaxes Amarelle
La plantilla del Poio Pescamar celebrando con los aficionados la clasificación. GONZALO GARCÍA.
photo_camera La plantilla del Poio Pescamar celebrando con los aficionados la clasificación. GONZALO GARCÍA.

El derbi provincial se saldó, como en los precedentes, con el triunfo de un Poio Pescamar que selló su billete para competir por el título después de un tramo final de campeonato casi inmaculado. Los tantos al inicio de cada tiempo de Irene García y Laura Uña quebraron la resistencia de un valiente Marín Futsal, cuyas mejores ocasiones, en las botas de Gi Portes y Débora Lavrador, acabaron en los palos. Pese a la derrota, el conjunto de Ramiro Díaz, que parte igualado a puntos con el Viaxes Amarelle en la jornada final, depende de sí mismo para amarrar la permanencia.

Salió con más determinación el conjunto rojillo. En minuto y medio ya había amenazado la meta de Patri Arruti con dos buenas ocasiones. En la primera, una volea de Ale de Paz, en un envío de estrategia de Rocío, obligó a la cancerbera del conjunto blanquiazul a desviar la pelota a córner. Tras el saque del mismo, Laura Uña, libre de marcaje, remató fuera.

La buena presión del conjunto de Luis López-Tulla maniataba a un Marín Futsal que sufría para sacar la pelota de su campo y al que le duraba poco el cuero. Ni las primeras rotaciones cambiaron el panorama y el conjunto conservero pronto se vio por delante en el marcador. Lo hizo con una diana de Irene García, que recogió el balón rebotado en Gi Portes tras un trallazo de Ale de Paz. Lara Balseiro, con un chut lejano, originado en el saque de una falta, pudo ampliar la ventaja del conjunto poiense, ya que la pelota no salió muy lejos del larguero.

Se dejó ver el Marín Futsal en ataque por primera vez con un disparo cruzado de Gi Portes que despejó Elena con el pie. Una volea de Carolina Bravo camino del ecuador del primer acto confirmó la mejoría del conjunto de Ramiro Díaz, cada vez con más actividad en campo ajeno.

Patri Arruti salvó a su equipo del 2-0 al desviar el disparo raso de Laura Uña, habilitada por Irene García, después de una jugada de tiralíneas de las pupilas de López-Tulla. También Rocío, en un lanzamiento de falta, volvió a llevar peligro a la portería del cuadro marinense. Y la réplica del Marín Futsal acabó en el palo tras un disparo de Gi Portes pese a la oposición de Ale de Paz.

Los tiempos muertos ordenados por cada técnico no alteraron el guion del encuentro y el Marín Futsal, que había equilibrado el partido, siguió generando peligro ante Elena, auxiliada por Martita, que impidió un posible remate franco de Giba. La cancerbera del Poio sí tuvo que intervenir para detener un chut centrado de Carolina Pedreira.

Laura Uña, con otro disparo después de un buen movimiento de Elena Aragón, avisó al elenco de Ramiro Díaz, que dispuso de dos buenas opciones para marcar en los 75 segundos finales del primer acto. En la primera, Elena se estiró a su izquierda para repeler un remate de Giba. Y ya en el minuto final, Débora Lavrador acabó culminando con un disparo fuera una transición en la que Café se quedó sin opciones de lanzamiento.

Laura Uña anotó el 2-0

Aunque la primera oportunidad del segundo acto fue de Carolina Bravo, quien atinó de nuevo con la portería fue la escuadra rojilla. En un saque de esquina lanzado por Rocío, Café tardó en salir a tapar el remate de Laura Uña, cuyo golpeo raso y centrado supuso el 2-0.

Débora Lavrador pudo animar un encuentro que tuvo su mejor parada en una intervención soberbia de Patri Arruti ante Lara Balseiro. Gi Portes, a continuación, no le dio la dirección correcta a su disparo. Lo siguieron intentando la propia Gi Portes y Adri con lanzamientos que no encontraron la portería de Elena. Tampoco Débora Lavrador tras una excelsa jugada a la media vuelta.

A renglón seguido, la propia jugadora portuguesa, en una buena triangulación del cuadro blanquiazul, acabó pisando la pelota en lugar de rematarla. Y en su tercera acción seguida como protagonista, Débora Lavrador tampoco acertó en un potente punterazo que se perdió a la derecha de Elena después de tocar en el poste.

Con menos de siete minutos en el cronómetro, el Marín Futsal situó a la propia Débora Lavrador como portera-jugadora. El equipo de Ramiro Díaz, con todo perdido, buscó quemar las naves y tuvo una buena ocasión para hacer el 2-1 en un remate de Carolina Pedreira que Elena sacó a córner.

Pudo matar el partido el Poio Pescamar en un envío de Elena para Laura Uña, que controló con precisión quirúrgica y cedió la pelota a Ale de Paz. Su remate en boca de gol lo sacó Patri Arruti con una parada prodigiosa.

Con Giba con camiseta de portera, el conjunto blanquiazul gozó de una doble ocasión: Elena repelió un golpeo de Carolina Pedreira y el tiro posterior de Giba salió desviado.

Pese a algunas buenas circulaciones del Marín Futsal, el Poio Pescamar supo proteger bien su portería y amarrar un triunfo que le permite asegurar la cuarta plaza y certificar su presencia en el playoff por el título de liga, en el que se medirá en primera instancia al Pescados Rubén Burela. Al equipo de Ramiro Díaz le queda confirmar su objetivo, en la jornada final, ante el Ourense Ontime.

Comentarios