martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

2-5. El Poio Pescamar se lleva el Derbi de la Ría

Dani Sousa defendida por Gaby en el encuentro de este sábado en A Raña. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Dani Sousa defendida por Gaby en el encuentro de este sábado en A Raña. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
La mayor profundidad de banquillo y el acierto en momentos claves condujeron a la victoria a las rojillas ante un buen equipo local

El poso competitivo es un intangible difícil de definir y de cuantificar. Y sin embargo, gana partidos. Porque de eso tiró ayer el Poio Pescamar para imponerse al Ence Marín en los cuartos de final de la Copa Galicia. Las locales, recién ascendidas, plantearon un acertijo complejo de descifrar para el cuadro rojillo, que no fue capaz de dar con la llave del partido hasta que su mayor calidad y profundidad de plantilla ejercieron como llave para desatrancar la eliminatoria.

El choque, todavía de pretemporada, tuvo más de serio que de amistoso. La competición era oficial y así se la tomaron ambos contendientes. La primera edición del ‘Derbi de la Ría’ no defraudó en cuanto a emoción e intensidad e incluso las imprecisiones propias de estas alturas de calendario le dieron un toque descontrolado al choque en una segunda mitad que cayó del lado visitante por pura inercia, pero podría haberse cerrado con color local.

Y es que el Ence Marín comenzó mandando en el marcador gracias a Ceci. La exrrojilla aprovechó un despeje defectuoso de Jane tras un pase de Gaby para plantarse sola ante Caridad y encontrar hueco entre sus piernas. El infortunio castigaba al Poio, hasta entonces superior gracias a una presión adelantada que ahogaba a su rival.

El partido se convirtió entonces en un monólogo de un rojo todavía más evidente. Pero las conserveras desaprovecharon dos buenas ocasiones de Escribano. Y justo cuando empezaban a bajar enteros porque el físico ya no les permitía mandar, las de Cossío encontraron el premio. Luci sirvió un balón profundo hacia un nuevo esfuerzo de Dupuy, que se revolvió en línea de fondo y sirvió un gran balón al área para Irene. La vallisoletana logró impactar con el esférico y el balón, casi llorando, entró en la meta de una Silvia Aguete hasta entonces infranqueable.

Con 1-1 llegó el partido al descanso, aunque en un último coletazo final, tanto Caridad como Aguete -hasta hace unas semanas compañeras- demostraron por qué están en la órbita de la selección. Primero, la andaluza repelió un chutazo de Mayán. En la contra, la guardameta pontevedresa achicó bien el espacio a Rivera.

Esas dos ocasiones fueron el preludio de una segunda mitad muy abierta. Los errores llegaron por ambos equipos y cada pérdida era un ataque casi definitivo para el rival. Acertó primero Café, tras robar en medio campo y abrir el juego hacia Ceci. Pero justo en la siguiente acción, el Poio encontró una igualada tranquilizadora. Rivera puso el balón desde la izquierda y Dani se sacó de la chistera un inesperado remate de tacón.

El cansancio empezó a pesar entonces al Marín, más corto de jugadoras. Y aunque el Pescamar no encontraba caminos fáciles hacia Aguete, aprovechó un potente chut de Jane en una falta lejana para ponerse por delante. El Marín pasó a jugar de cinco y rondó el empate, pero lo que llegaron fueron dos goles postreros del Poio para redondear un resultado más abultado que la diferencia futbolística entre las vecinas.

2-5. El Poio Pescamar se lleva el Derbi de la Ría
Comentarios
ç