miércoles. 01.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 01.04.2020
El tiempo

3-1. El Poio Pescamar avanza a cuartos de final de la Copa de la Reina

Celebración de las jugadoras del Poio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Celebración de las jugadoras del Poio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Las rojillas se impusieron al Ourense Envialia en A Seca

Entre idas y venidas de los Reyes Magos, el Poio Pescamar también tenía reservado un regalo para su gente en forma de pase a los cuartos de final de la Copa de la Reina. El conjunto conservero, todavía con las vacaciones de Navidad en el retrovisor, se pidió para la previa del Día de Reyes gramos de puntería, ambición y solidaridad y puso en la pista de A Seca todo ese mejunje para derrotar al Ourense Envialia en el primer partido del 2020 y avanzar una ronda más en la Copa de la Reina.

La clave para que Poio encarase el festivo con todavía más alegría fue la efectividad primero y la solidez después. No le pesó al equipo de Raúl Jiménez el parón navideño y salió con una intensidad que barrió al Ourense de la pista en los primeros minutos. Tanto como para ponerse rápidamente 2-0. A partir de ahí, el guión cambió. La agresividad para ir hacia delante dio un giro y el Poio empezó a emplearla para mirar hacia detrás y defender la portería de una Silvia que ejerció de bombera cuando sus compañeras llegaron. Y así, amarrar en casa una victoria que le permite ver el título todavía lejos, pero ya a solo tres partidos.

El bloque rojillo comenzó el año disparando sin preguntar. En una de las primeras acciones del choque, Irene García encontró desde el saque de esquina a Carol. Libre de marca por las distracciones de sus compañeras, la de Combarro voleó con violencia para hacer madrugar al marcador. Era el minuto dos.

El cuadro poiense fue eficaz en el primer tramo del partido y supo defender sólidamente su ventaja durante el resto del encuentro

Pudo pronto devolver la igualada al choque el Ourense, pero el jugadón de Chiky se topó con un frontón llamado Silvia Aguete, que comenzó ahí su recital de paradas. Y de lo que pudo ser el tanto del empate, al 2-0. Después de que Dani se topase a la media vuelta, muy forzada, con Leti Rojo, el bloque conservero elevó de nuevo su porcentaje de efectividad. Fue en una bella jugada que penalizó la presión alta de las de Morenín. Iria Saeta recibió en el centro del campo y filtró un pase alto diagonal magistral hacia Clara, que recortó a su par hacia dentro y, con la izquierda, encontró el túnel ofrecido por Leti Rojo para doblar la ventaja local.

Con el 2-0, el Pescamar rebajó sus líneas. El botín era tan valioso que el momento exigía que fuese el Ourense quien propusiese y el Poio el que tratase de aprovechar un fallo visitante para matar la eliminatoria. Lo pudo hacer Andrea Feijoo en una jugada calcada a la del segundo gol. Carol ejerció de habilitadora, pero la ex del Majadahonda apostó por la electricidad en vez de la pausa y conectó un chut a bote pronto que se marchó alto por poco.

CAMBIO DE TENDENCIA. Morenín vio grogui a las suyas y pidió entonces tiempo. Ni siquiera se había llegado al ecuador del primer acto, pero el Ourense necesitaba reanimación. Y la encontró tras el parón. Pese a que Feijoo pudo anotar el 3-0, lo que acabó llegando fue el 2-1. Iraia fue capaz de hacerse fuerte en el área y, a la media vuelta, probar a Aguete. La portera evitó el tanto, pero la visitante se quedó con el rechace. Carol le metió la pierna y la derribó. Penalti de manual. Laura Uña hizo honor a su apellido y, con un potente chut, engañó a Silvia por primera y única vez en toda la mañana.

El conjunto poiense supo defender muy bien a media pista y apenas concedió

El Ourense encontraba el premio a su mayor dominio y el choque volvía a estar muy abierto. Pero casi sin tiempo para que unas y otras se mentalizasen del nuevo contexto, el Poio golpeó de nuevo. Clara ganó un balón dividido por pundonor. Carol ganó tiempo hasta la llegada de compañeras y Ana Rivera apareció desde atrás en velocidad para quitarle las pegatinas a Sara Moreno y reventar el esférico de primeras. Era el 3-1.

El gol dejó tocado al Envialia y reforzó el plan del Poio tras el descanso. Tocaba parapetrarse atrás y tener la pelota para aprovechar la desesperación de su vecino. La primera parte del plan salió a la perfección. De la segunda se quedó muy lejos el bloque de Raúl Jiménez.

Todo pudo cambiar de no ser por Silvia Aguete, salvadora una y otra vez cada vez que las piernas de sus compañeras no llegaban a tapar los huecos. Tras una gran parada de la pontevedresa a Laura, Judith se topó con el palo. Luego llegó la salida de Uña como portera-jugadora. Pero el Poio demostró que también sabía defender a cinco rivales y acabó desesperando a un Ourense sin ideas, que llegó más por corazón y por superioridad que por ideas, pero su topó con un muro infranqueable. El equipo poiense, más equipo con mayúsculas que nunca, sueña por Reyes con la Copa.

Ficha técnica
3. - Poio Pescamar: Silvia; Cárol, Irene, Clara y Daniela Sousa (cinco inicial). También jugaron, Andrea, Iria, Saeta, Ana Rivera, Mirian y Anna Escribano.
1. - Ourense Envialia: Leti Rojo; Leti, Chiqui, Candela, Judith y Sara Santos (cinco inicial). También jugaron, Sara Moreno, Laura Uña, Lau doce, Marta, Iraia y Vane Barberá (segunda portera).
Goles: 1-0, min 2: Cárol. 2-0, min 5: Clara. 2-1, min. 15. Laura Uña (p). 3-1, min. 17 Ana Rivera.

3-1. El Poio Pescamar avanza a cuartos de final de la Copa de la Reina
Comentarios