Apuesta por la juventud

Tras la renuncia de Cruz a seguir esperando, el Pontevedra ya solo tiene pendientes las renovaciones de Álvaro Cortés, Santi Figueroa y Martín Diz ► El meta interesa pese a la llegada de Pablo Cacharrón

Álvaro Cortés, durante un entrenamiento con el Pontevedra la pasada pretemporada. GONZALO GARCÍA
photo_camera Álvaro Cortés, durante un entrenamiento con el Pontevedra la pasada pretemporada. GONZALO GARCÍA

La apuesta de Toni Otero por la juventud de cara al próximo curso es real. Así lo anunció el director deportivo en la rueda de prensa de finales de junio y así lo está gestionando en las oficinas de Pasarón. Y es que casi siete semanas después de que la competición llegase a su fin y con el máximo responsable de la parcela deportiva trabajando desde hace tres semanas, la entidad de la Boa Vila ya mantiene tan solo abiertas las negociaciones con tres futbolistas de la pasada campaña: Álvaro Cortés, Santi Figueroa y Martín Diz.

Este trío de jugadores tienen el denominador común de la juventud y dentro del club son considerados como valores de presente y de futuro. De hecho, tanto Santi Figueroa como Martín Diz seguirán siendo sub-23 el próximo curso, por lo que representan activos de interés para el primer equipo, ya que la temporada que viene, en Segunda RFEF seguirá teniendo validez la estructura de 16 fichas sénior más seis para menores de 23 que imperaba en Segunda B.

Por un lado, la negociación con el lateral pontevedrés parece muy encarrilada. El canterano acumula ya dos temporadas con el primer equipo y su presencia en cuanto a minutos ha ido in crescendo. Desde la entidad se le reconoció su buena campaña -consiguió arrebatarle hasta dos veces el puesto a un Aitor Núñez que defraudó- y todo hace indicar que seguirá vistiendo la elástica granate una temporada más.

Algo similar ocurre con Martín Diz. El vilagarcián formado en el Celta llegó hace dos temporadas para el filial, pero Pouso le hizo debutar en el primer equipo. El pasado verano el club le dio ficha con la primera plantilla y aunque no dispuso de muchos minutos, sí ofreció un nivel óptimo cuando contó con oportunidades. Especialmente reseñable fue su presencia en el campo en el último partido del curso, ante el Oviedo Vetusta. Su entrada ayudó a revolucionar el choque y a que el PCF venciese para salvar la categoría.

Un caso distinto al de los dos jugadores que pasaron por la base granate es el de Álvaro Cortés. El meta madrileño llegó como portero sub-23 la temporada pasada. En principio partió como suplente de Mario Fernández, pero Luisito acabó dándole la titularidad. Su rendimiento tanto en Copa como en el tramo final de liga fue una de las pocas notas positivas de la temporada. Y eso ha hecho que el club pretenda seguir manteniéndolo en su plantilla.

Así, pese a la llegada de Pablo Cacharrón, el Pontevedra sigue negociando con el exportero del Sanse para que siga vinculado al club al menos una temporada más. Y todo ello pese a que el próximo curso dejará de tener ficha sub-23. Así, de concretar su continuidad, el PCF tendría a dos porteros de garantías en Segunda RFEF, pero ocuparía dos de las 16 fichas sénior en porteros.

Más jóvenes. El futuro de Samu Vilariño, en 'stand-by'
Álvaro Cortés, Santi Figueroa y Martín Diz no son los únicos jóvenes con los que el Pontevedra debe tratar su continuidad. Y es que la entidad lerezana tiene en cartera a muchos futbolistas salidos de la base con posibilidades de permanecer en el primer equipo. Uno de ellos es Samu Vilariño. El delantero centro fue el elegido -junto a Martín Diz- por la entidad el pasado verano para ascender del filial y tener ficha sub-23 en la plantilla dirigida por Jesús Ramos. Pero la falta de oportunidades le hizo salir en invierno a préstamo al Alondras de Tercera División.

El punta vigués fue creciendo en peso específico en los planes de Jorge Otero a medida que pasaban las jornadas y acabó teniendo minutos en partidos decisivos.

El delantero no seguirá en el Alondras y ahora, con un año más de contrato con el Pontevedra, deberá aclarar su futuro con el club. Por el momento, el delantero no ha recibido novedades y espera a una reunión prevista, en principio, para la próxima semana. Quizá con el entrenador del primer equipo cerrado, será entonces cuando la entidad valore el futuro de Vilariño y el de otros jóvenes con papeletas para jugar en el primera plantilla, como Iñaki Martínez.

Comentarios