domingo. 05.04.2020 |
El tiempo
domingo. 05.04.2020
El tiempo

1-5. El Atlético B humilla al Pontevedra en Pasarón 

Javi Pazos, cabizbajo tras uno de los goles del Atlético de Madrid B. RAFA FARIÑA
Javi Pazos, cabizbajo tras uno de los goles del Atlético de Madrid B. RAFA FARIÑA
Los madrileños borran del mapa a un Pontevedra irreconocible, que encaja su segunda derrota seguida en casa

No fue solo la derrota, sino el cómo. El Pontevedra encajó una goleada histórica en Pasarón fruto de un partido en el que no pudo hacer nada peor. Ni queriendo. Porque los más de 90 minutos que el conjunto granate disputó este domingo en el otrora fortín a orillas del Lérez fueron un auténtico despropósito. A través de un cúmulo de errores individuales y colectivos que el Atlético de Madrid B penalizó, el equipo dirigido por Luismi acabó por cerrar una puesta en escena que fue más allá del bochorno. 

Nada en el Pontevedra se pareció este domingo al equipo sólido, agresivo y dinámico que acostumbra a ser al menos como local. La escuadra de la Boa Vila sabía que su rival era un conjunto técnico con el ADN cholista inculcado. Pero esperaba poder hacerle frente a base de su habitual empuje en casa. Sin embargo, con la baza de la intensidad igualada, al PCF no le quedó nada a lo que agarrarse. 

El Atlético de Madrid planteó un partido incomodísimo a los granates. Con las líneas muy juntas sin pelota, los colchoneros dejaban jugar al equipo pontevedrés hasta provocar su pérdida y salir como mastodontes al contragolpe. 

Tras un par de ataques infructuosos, la sensación de peligro letal se convirtió en realidad palpable. Manu Sánchez, el rey de Pasarón este domingo, profundizó por la izquierda y sirvió un balón al área para que Sanabria lo peinase y, ante la pasividad de toda la zaga, Darío Poveda llegase al primer palo para cambiar la trayectoria del esférico y colarlo en la portería con sorprendente facilidad. 

El PCF ya caía. Pintaba tormenta pese al calor otoñal. Pero entonces, Romay pudo cambiar el hilo de los acontecimientos. En el único error rojiblanco en todo el choque, Pazos robó en la salida de balón visitante y el esférico le cayó al de Malpica, que lo estampó ante un Diego rápido achicando. 

Una vez desperdiciada su única gran ocasión, fruto de una casualidad puntual, las esperanzas granates se acabaron. Porque tras dos oportunidades claras de Riquelme y Germán (paradón de Edu en esta última), llegó la segunda diana de la fatídica tarde. Sanabria, demasiado suelto en el costado derecho, puso el balón al área para la incorporación de Óscar Clemente. Y el mediapunta, desde atrás, sorprendió tanto a la estática zaga local como a un Edu que salió en falso para cabecear a placer. Era el 0-2. 

El equipo granate, impotente, recibió una goleada histórica fruto de errores colectivos e individuales de todo tipo

No había quien parase al Atlético. Los niños parecían hombres. Solo acciones como un pelotazo a la cara de Germán que le obligó a salir del partido enseñaban quién era quién. Porque el habilidoso extremo local tuvo que ser atendido al sangrar por la explosión de varios granos postadolescentes, que recordaron que enfrente había futbolistas todavía muy imberbes. 

Pero con el 0-2, la revolución juvenil todavía no había hecho sino comenzar. Y entre Manu Sánchez, Clemente y Poveda fabricaron el tercero a la media hora. El lateral se paseó por la frontal y firmó una pared con el mediapunta para ganar en el cuerpeo a Bueso y quedarse ante Edu. Ahí, decidió regalar el tanto a Poveda. 

Con las alarmas ya a todo volumen, Luismi introdujo a Adighibe en busca de un gol desesperado que le diese argumentos en la charla del descanso. Pero cada ataque era desarticulado por la zaga visitante, que permitió que el marcador no se moviese hasta el intermedio. 

Ya en el segundo acto, tras un amago de reacción granate, Edu pidió el cambio por molestias. Brian debutó con un paradón a Germán, pero a la siguiente no pudo con Clemente, que alejó del meta la maravillosa jugada previa del omnipresente Manu. 

Todo el pescado estaba vendido, pero aún quedaba tiempo para rizar el rizo. Al minuto, Jaén estampó un despeje en Poveda que acabó convirtiéndose agónicamente en el quinto tanto. 

El sonrojo era mayúsculo. Y ni siquiera el tanto de Javi López lo minimizó. El Pontevedra cayó, pero lo hizo donde más le duele y de una forma muy distinta a la de hace dos semanas. Tanto que superó la frontera del bochorno.

Ficha técnica
Pontevedra CF: Edu –Brian–, Santi, Churre, Pol, Álex González, Sana –Adighibe–, Mejía, Romay, Álvaro Bustos, Pedro Vázquez –Javi López– y Javi Pazos.

Atlético de Madrid B: Diego Conde, Solano, Mejías, Álvaro, Manu, Germán, Toni Moya, Riquelme, Sanabria, Darío Poveda y Óscar.

Goles: 0-1, min. 13: Darío Poveda. 0-2, min. 25: Óscar Clemente. 0-3, min. 30: Darío Poveda. 0-4, min. 54: Óscar Clemente. 0-5, min. 55: Darío Poveda. 1-5, min. 83: Javi López.

Árbitro: Fernando Román Román, del colegio castellanoleonés. Auxiliado en las bandas por los asistentes Rubén Díez Díez y Elena Peláez Arnillas.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 7 del Grupo I de Segunda División B, disputado en el Estadio Municipal de Pasarón.

1-5. El Atlético B humilla al Pontevedra en Pasarón 
Comentarios