martes. 24.05.2022 |
El tiempo
martes. 24.05.2022
El tiempo

Un Pontevedra de buen compás a pesar del atasco en algunos partidos

Abelenda, con el balón durante un partido de este curso, RAFA FARIÑA
Abelenda, con el balón durante un partido de este curso, RAFA FARIÑA
El conjunto granate presenta el segundo mayor ritmo de juego de su grupo ► La escuadra de Ángel Rodríguez es profunda y juega más en el área que 88 de los 89 equipos de la categoría

Tropezó en Santiago. Pero ese empate que debió ser victoria no empaña ni la buena dinámica, ni las buenas sensaciones de un Pontevedra que ha crecido conforme ha ido avanzando la competición. Y es que el conjunto granate ha pasado por varias fases.

De firmar un inicio en el que los resultados empañaban un juego de aprobado, a ir encontrando marcadores sin ofrecer una imagen del todo brillante, hasta alcanzar una regularidad muy positiva aunando resultados y momentos de buen fútbol.

La escuadra dirigida por Ángel Rodríguez vive su momento más dulce del curso, únicamente empañado por un Unión Adarve que le hace sombra y le obliga a ir contrarreloj en su carrera hacia el liderato. Y lo hace vistiendo un traje característico, que le va como anillo al dedo y que funciona para destacar sea donde sea el evento.

Y es que el equipo granate destaca en casi todas las facetas del fútbol en las que brillar acerca a la victoria. En parte, basado en su ritmo de juego. Es decir, la capacidad que tiene el equipo de generar situaciones ventajosas para progresar y finalizar jugadas a través del pase, las conducciones, los regates y las movilidades.

Así, aunque el conjunto lerezano ha sufrido para descifrar cómo penetrar ante defensas muy cerradas como las que le han planteado el Arosa, el Ceares o el Navalcarnero en Pasarón, el bloque de la Boa Vila destaca en varios parámetros con pelota que indican que su compás es de los mejores de la categoría.

Progresión asegurada


El PCF es, siempre según datos ofrecidos por el proveedor Wyscout, es el sexto equipo de toda la Segunda RFEF con un ritmo de circulación más alto.

En la estadística, que se calcula midiendo los pases que cada equipo da por minuto de posesión, el bloque granate alcanza los 13,8 pases por posesión de media por partido y supera en casi dos el promedio de los 90 equipos de la categoría. Dentro del Grupo 1, tan solo el Navalcarnero pasa a un ritmo mayor que el equipo pontevedrés: 14,3 pases por minuto de posesión.

De hecho, la escuadra madrileña -perseguidora del Pontevedra en la cuarta plaza- es el mejor equipo del cuarto escalón del fútbol nacional en este apartado. Mientras, el Coruxo iguala a su vecino del norte (13,8) y los cuartos en discordia son otros dos gallegos: Bergantiños y Compostela (13,1).

Pero el pasar por pasar no vale de nada si no se generan ventajas y el bloque no progresa. Algo que el PCF sí logra. Y es que los pupilos de Rodríguez firman 73,7 pases progresivos -verticales de al menos 10 metros de distancia recorrida-. El cuadro de Pasarón es 18º de la categoría en una estadística en la que destacan no solo los equipos más combinativos, sino aquellos que apuestan por fútbol directo (y por tanto buscan más pases verticales). La media en Segunda RFEF es de 68,2 y en el Grupo 1, tan solo Coruxo (78,2), Bergantiños (77,8) y Arosa (73,9) le superan.

Pero, ¿por qué no saca demasiado la cabeza el PCF en esta faceta si su ritmo es bueno? Pues quizá porque es el segundo equipo de toda la categoría al que más esperan. Así lo apunta la estadística avanzada OPPDA. O, lo que es lo mismo, pases que el contrario permite por acción defensiva. Esta variable cuantifica la "actitud" sin balón del rival en su propio campo. Y al Pontevedra, con 12,31 pases permitidos por acción defensiva, es al equipo del Grupo 1 al que más "temporizan": los rivales no entran a los granates para no desestructurarse. En toda la Segunda RFEF, tan solo el Córdoba maneja un OPPDA más alto.

En situaciones de peligro


Pero no solo la cadencia de pases define el ritmo de un equipo con balón. Son necesarios otros elementos técnico-tácticos que, normalmente, se dan en la zona de finalización. Uno de ellos son los regates, un elemento individual del juego que también es habitual en la dinámica de los partidos del PCF. Así, la escuadra granate es la octava que más veces intenta el uno contra uno por cada 90 minutos de juego: una media de 29,5.

Esa capacidad de desborde -Álex González es uno de los futbolistas con más éxito- le permite obtener ventajas. Y así, poder centrar o filtrar pases a zonas de máximo peligro, dos facetas en las que el Pontevedra también sobresale. Y es que los granates son el segundo equipo que más centra de toda la Segunda RFEF. Promedia el primer equipo de la entidad de Pasarón 21 centros, casi ocho más que la media de la competición (13,5). Solo un equipo muy directo como el Sestao River supera en esta estadística al bloque de las Rías Baixas, mucho más productor en este ámbito que el resto de conjuntos de su grupo.

También es segundo a nivel global el PCF en pases en profundidad -aquellos envíos rasos a los últimos 20 metros del campo-. Logran los granates 8,1 pases de ese estilo cada 90 minutos, por los 7,9 del Coruxo y los 5,9 del Unión Adarve. La media de los 90 equipos, de 4,3, se queda prácticamente a la mitad de la producción granate.

Todo esto cristaliza en la finalización. Y es que el equipo de Ángel Rodríguez es, de largo, el que más toques en el área logra (21,3 por los 19 del Sestao, segundo, y los 12 de media en la categoría). Y, por ende, también remata mucho y bien. Porque el Pontevedra marca casi dos goles por partido (35 en 18), pero chuta de media en 12,8 ocasiones. Solo Córdoba y Osasuna B amenazan más a los porteros.

También en defensa


Pero no solo con balón demuestra el PCF capacidad para dotar de ritmo y amenaza su juego. Y es que el conjunto granate también está siendo capaz de liquidar muchos de los ataques de sus rivales. La consecuencia es que el equipo granate es el que menos chuts concede de toda la categoría.

Las causas, sobre todo su agresividad defensiva en campo propio: el PCF concede tan solo 6,7 pases por acción defensiva propia (PPDA). Y aunque no sobresale en el éxito de sus duelos defensivos, sí está por encima de la media en interceptaciones y en intensidad de duelo (duelos entradas e interceptaciones por minuto de posesión rival).

estadísticas 90 min

Un Pontevedra de buen compás a pesar del atasco en algunos partidos
Comentarios