El Pontevedra coge forma

Con la incorporación del central sevillano Mario Gómez, el club granate sigue completando una plantilla con cada vez menos incógnitas. Si no se producen más salidas, quedan siete fichas libres, de las que cuatro deben ser sub-23
Mario Gómez durante o partido contra o Pontevedra coa camiseta de Unionistas. GONZALO GARCÍA
photo_camera Mario Gómez durante o partido contra o Pontevedra coa camiseta de Unionistas. GONZALO GARCÍA

El Pontevedra CF ha entrado en un proceso de reconstrucción verdaderamente profundo este verano. La estrategia parece clara vistos los movimientos recientes del club: limpiar el vestuario, traer caras nuevas y transmitir ilusión con gente con experiencia de sobra contrastada en Primera y Segunda RFEF. Sin embargo, aunque cada vez son menos las incógnitas, todavía quedan algunos cabos por atar en la confección de la plantilla.

El primer punto a tener en cuenta en este sentido es si la operación salida se puede dar por terminada o si todavía habrá alguna baja más este verano. La situación de jugadores como Yelko Pino, cuya continuidad no está asegurada, es todavía un misterio.

Fueron doce las bajas que el club anunció en un mismo comunicado la semana pasada, al expirar sus contratos el día 30 de junio. Sin embargo, aunque los jugadores que quedan en nómina tienen un vínculo en vigor con el club, al menos, hasta 2024, la puerta de salida podría seguir abierta.

De continuar la temporada que viene en el equipo todos los futbolistas que actualmente tienen contrato, son quince las fichas que tiene el Pontevedra a estas alturas del mercado. De ellas, ocho pertenecen a jugadores que ya estaban el año pasado; una al portero del filial, Manu Vizoso, que esta temporada subirá con el primer equipo; una a Oier Calvillo, que regresa de su cesión en el Calahorra; y cinco a nuevas incorporaciones, siendo la más reciente la de Mario Gómez, central sevillano procedente del Hércules.

La plantilla tiene, a estas alturas, quince fichas ocupadas

De no producirse más salidas en lo que resta de mercado, son siete las fichas libres que tiene el club hasta llegar a las 22 reglamentarias. De esas siete, cuatro deben quedar reservadas a jugadores menores de 23 años para cubrir el cupo de seis que establece la normativa de la Real Federación Española de Fútbol. De momento, únicamente Manu Vizoso (20) y Libasse Gueye (19) cumplen este requisito.

El centro del campo necesita refuerzos. Los únicos centrocampistas en nómina son Yelko Pino y Borja Domínguez

VACANTES. El Pontevedra se ha reforzado con cinco futbolistas desde la llegada de Yago Iglesias al banquillo de Pasarón. Edu Sousa vendrá a ocupar la portería que Pablo Cacharrón, Álvaro Cortés y Viktor Nikolov dejaron libre; Mario Gómez ocupará el sitio de David Soto en el centro de la zaga; Eneko Zabaleta cubrirá la plaza de Samu Araújo en el lateral izquierdo; "Chiqui" llega para la posición de extremo zurdo; y "Charly" tratará de aportar los goles que ya no anotarán Charles o Brais Abelenda.

De esta forma, yendo línea por línea, en portería faltaría un tercer guardameta para respaldar a Sousa y Vizoso. La defensa está bastante equilibrada, con todos los perfiles cubiertos, aunque falta profundidad.

Es en el centro del campo donde falta más trabajo por hacer. La salida de Miguel Román, mejor jugador del equipo la pasada temporada según la puntuación del Diario de Pontevedra, deja un hueco en la posición de pivote todavía por cubrir. Los únicos centrocampistas en nómina son Yelko Pino y Borja Domínguez, y ninguno es un perfil defensivo.

La parcela ofensiva es la más completa, con las tres posiciones dobladas y con varios futbolistas que pueden ocupar diferentes puestos si es necesario.

Falta cada vez menos para conocer la plantilla al completo que, a las órdenes de Yago Iglesias, tratará de regresar a Primera RFEF.

Comentarios