3-0. Golpe de autoridad del Pontevedra

El Pontevedra logró una victoria clave ante un Compostela que acabó el partido con nueve jugadores ► Rufo puso las dos dianas iniciales del cuadro granate desde los once metros, que Charly redondeó con el tercero en el tramo final

Rufo fue el protagonista del encuentro gracias a sus dos dianas desde los 11 metros. JAVIER CERVERA.JPG
photo_camera Rufo fue el protagonista del encuentro gracias a sus dos dianas desde los 11 metros. JAVIER CERVERA.JPG

Intensidad y emoción fueron los ingredientes que saborearon los asistentes a Pasarón en un enfrentamiento que cayó del lado del Pontevedra, que en los pies de Rufo no desaprovechó los dos penaltis para llevarse el partido ante el Compostela. Charly puso la guinda al partido con un gol en los minutos finales. El cuadro que dirige Míchel Alonso acabó con nueve jugadores sobre el 'verde', después de la expulsión de Pato Guillén por apartar a Churre en una acción que el árbitro consideró de roja y la de Álvaro Casas por doble tarjeta amarilla. Tres puntos fundamentales para un Pontevedra que no desaprovechó la ocasión de dar un golpe sobre la mesa después de las derrotas sufridas por Ourense y Zamora esta jornada. 

Los primeros compases del partido devolvieron la igualdad esperada entre dos conjuntos llamados a protagonizar el duelo de la jornada en el Grupo 1. La primera ocasión clara la tuvo Juampa en sus pies, pese a estar en un fuera de juego que el asistente no acertó a ver, pero en el mano a mano Edu Sousa despejó el esférico. El Pontevedra empezó a encontrar salida a sus acciones ofensivas, con un buen centro de Álex González después de irse de Álvaro Casas que quedó en una ocasión vacía. Con todo, lo siguió intentando el cántabro con dos disparos potentes, el primero de ellos repelido por Pato Guillén para mandar el balón a córner.

El 'tú a tú' esperado se cumplió sobre el césped de Pasarón. Volvió a estar en los pies del capitán granate otra de las ocasiones más claras para adelantarse en el marcador. Desde la medular del campo, Yelko puso un balón a Álex González, que en carrera venció a la defensa y propuso un disparo cruzado que se fue rozando el palo izquierdo de la portería del Compostela. Movió el banquillo Míchel Alonso, obligado por la lesión de Pablo Antas, dando entrada a Fer Beltrán. Se asentó el Pontevedra con el balón, logrando monopolizar el juego en el campo rival.

Pero el peligro no encontró recompensa para los lerezanos y el duelo fue equilibrándose. Combinando ritmos, el partido se estancó en juego en el centro del campo con las líneas defensivas de ambas escuadras muy adelantadas. Gozó de una buena oportunidad Rufo ante el resbalón de Euse, pero el pase del madrileño filtrado al área no encontró destinatario. Logró encontrar salida desde la medular a alguna de sus acciones la escuadra albiceleste, con un buen disparo a la media vuelta de Fer Beltrán, que a punto estuvo de abrir el marcador pero un gran Edu Sousa despejó el balón enfocado a la escuadra.

Buscó recuperar presencia en área contraria el cuadro que dirige Yago Iglesias, pero el esférico no llegó a crear peligro real para los visitantes. Apretó en los minutos finales del primer tiempo el Pontevedra con un buen centro de Ángel Bastos que acertó a despejar la defensa compostelana, evitando la llegada de Rufo. Pese a haber contado con las ocasiones más claras del primer tiempo, ante un Compostela que ofreció ciertas concesiones en defensas y no logró combinar con éxito sus ataques, los granates tuvieron que conformarse con el empate a ceros en el marcador camino de vestuarios.

Locura con premio

El regreso al 'verde' tras el descanso no pudo ser más dulce para los de Yago Iglesias. En la primera acción de la segunda mitad, Ángel Bastos condujo el balón y se lo concedió a Yelko Pino, que llegó a rematar pero fue derribado por Pep Caballé dentro del área en una acción muy disputada entre ambos jugadores y que suscitó las quejas de los compostelanos. El colegiado del encuentro indicó penalti y Rufo no falló desde los once metros para adelantar al Pontevedra en el marcador. Apenas tardó cinco minutos en volver a situarse sobre el punto de penalti el delantero madrileño.

Se dispuso a sacar de portería Pato Guillén cuando, con la presencia de Churre tratando de ofrecer presión al portero, el jugador blanquiazul apartó al marinense con el codo y este fue al suelo. La acción le costó la tarjeta roja directa y expulsión al guardameta, sin dudas del colegiado. Salió del terreno de juego Pep Caballé -que estaba amonestado- para dar entrada a Borja Rey, pero el portero recién ingresado al terreno de juego no logró frenar el disparo de Rufo desde los once metros para aumentar la renta granate.

Le tocaba remar a contracorriente al cuadro de Míchel Alonso, con más de media hora de juego por delante en Pasarón. Se acomodó el Pontevedra con el esférico, dándole algo de calma al juego con dos goles de ventaja en el luminoso. Buscó los espacios el cuadro granate aprovechando la necesidad del Compostela de abrirse al estar en inferioridad numérica. Una inferioridad que, superado el minuto 60 de partido, se hizo aún mayor. Álex González condujo el balón en carrera hacia el área rival, en una acción en la que Álvaro Casas buscó frenar al capitán granate derribándole y suponiéndole esto la segunda tarjeta amarilla y expulsión. Se quedó el Compostela con nueve jugadores sobre el 'verde' y dio Yago Iglesias entrada a Chiqui por el cántabro, que tenía una amarilla.

La intensidad se impuso sobre el partido, con los de Míchel Alonso tratando de minimizar daños frente al Pontevedra. Se cirnió también la lluvia sobre Pasarón y un fuerte viento. Pudo aumentar su ventaja el cuadro granate en el minuto 74, con un disparo de Yelko Pino a pase de Chiqui que se fue por el lateral de la portería defendida por Borja Rey. Movieron los banquillos ambos entrenadores, siendo más conservador Míchel Alonso ante la dificultad que presentaba ya el duelo; mientras que Yago Iglesias apostó por reforzar la medular con Toño y dar salida a Rufo para los minutos de Charly.

El marcador pudo ser incluso más amplio para los locales, que apretaron en los últimos minutos ante un Compostela resignado a resistir. Un potente disparo de Eneko Zabaleta puso sobre aviso al arquero del cuadro rival, que despejó el esférico en una gran parada. Pero en el mismo minuto, a la salida del saque de esquina, Charly no falló en el área para rematar el balón que quedó suelto y poner el tercero en el marcador. Saboreó nuevamente los tres puntos un Pontevedra que se mantiene en la tercera plaza, a uno del Zamora y dos del Ourense, al que visita la próxima semana.
 

Ficha técnica
3-. Pontevedra: Edu Sousa; Bastos (Víctor Casais, m.86), Churre, Mario Gómez, Álex González (Chiqui, m.66), Rufo (Charly, m.76), Yelko Pino (Borja Domínguez, m.86), Samu Mayo, Dalisson (Toño, m.76), Benjamín Garay, Eneko Zabaleta.
0.- Compostela: Pato Guillén; Samu Araújo, Álvaro Casas, Juampa (Hugo Matos, m.76), Jordan (Kike, m.76), Manu Barreiro (Landeira, m.76), Jaime Santos, Euse, Antón de Vicente, Pep Caballé (Borja Rey, m.54), Pablo Antas (Fer Beltrán, m.16).
Árbitro: Gao Aladro. Mostró cartón amarillo a Álex González (m.32); Pep Caballé (m.47), Jordan (m.47) y Manu Barreiro (m.53) y Juampa (m.69). Enseñó roja directa a Pato Guillén (m.52). Expulsó a Álvaro Casas por doble tarjeta amarilla (m.65).
Goles: 1-0, Rufo de penalti (m.47); 2-0, Rufo de penalti (m.55); 3-0, Charly (m.85).
Incidencias: Décimo cuarta jornada de competición en Segunda Federación. Partido disputado en el Estadio Municipal de Pasarón ante 2.896 espectadores.

Comentarios