Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

Y la afición granate conquistó Madrid

Rafa Córdoba fue uno de los aficionados que no se perdió el desplazamiento a Madrid. ADG MEDIA
Rafa Córdoba fue uno de los aficionados que no se perdió el desplazamiento a Madrid. ADG MEDIA

Tensión, nervios y felicidad fueron los tres sentimientos presentes entre los seguidores del club pontevedrés que el domingo tiñeron de granate la cancha del Atlético B en Majadahonda

Los aficionados del Pontevedra CF tiñeron de granate las gradas del Cerro del Espino en la ciudad deportiva del Atlético de Madrid en Majadahonda para disfrutar del encuentro ante el filial rojiblanco.

Aficionados del Pontevedra durante el partido ante el Atlético de Madrid B. ADG MEDIAEl partido comenzó con nervios. Era vida o muerte. La mayoría intentaban seguir por redes sociales o por la radio los partidos de sus rivales directos por la permanencia. Dos autobuses repletos de aficionados habían llegado a Majadahonda con alrededor de 100 seguidores, a los que hay que sumar a todos los pontevedreses que acudieron a Madrid en avión y en coches particulares.

Pasaban los minutos y el Pontevedra CF no anotaba. Sin embargo, los seguidores no dejaron de animar hasta que su equipo consiguió su premio. Había pasado media hora de juego y Álex González conseguía el primer tanto de la tarde.

El Pontevedra CF dependía de sí mismo. Los jugadores lo sabían y la afición también. Sin embargo, no valía otra cosa más que el triunfo para asegurarse la salvación. Con el paso de los minutos, veían que su rival no hacía demasiado daño y eso les daba un plus de tranquilidad.

Hubo que esperar a la segunda parte para que David Añón certificase la salvación con otro gol. Sin embargo, los nervios siguieron hasta que el colegiado pitó el final y el estadio saltó de júbilo.

Y la afición granate conquistó Madrid
Comentarios