2-0. El Pontevedra da un paso de gigante

El conjunto lerezano consigue un trabajado triunfo ante el Covadonga y afianza el liderato con dos puntos de ventaja sobre el Ourense CF ► Charly y Dalisson fueron los goleadores , desequilibrando un partido en el que los asturianos gozaron de buenas ocasiones

Celebración del primer gol. JAVIER CERVERA.
photo_camera Celebración del primer gol. JAVIER CERVERA.

No dejó pasar la oportunidad. El Pontevedra cumplió con trabajo y sacrificio ante el Covadonga para dejar los tres puntos en Pasarón y afianzarse en el liderato. Charly y Dalisson fueron los goleadores antes y después del descanso, en unos minutos clave para que los granates desequilibraran un partido en el que los asturianos se habían encontrado cómodos. Y es que el guion se inclinó del lado de los azules en el primer tiempo, con una defensa muy replegada e importantes acciones al contraataque que pusieron en apuros a una floja defensa local. Pero la diana de Charly, a pase de Dalisson, y el gol de este último al reanudarse el encuentro fueron decisivos para que el Pontevedra jugara con calma y se aferrara a tres valiosos puntos. Los pupilos de Yago Iglesias mantienen el liderato con una ventaja de dos puntos sobre su inmediato perseguidor, el Ourense CF, cuando restan cuatro partidos por disputarse.

Entraron a los primeros minutos del duelo muy activos los jugadores del Covadonga. Tanteó el Pontevedra el área rival en los instantes iniciales de juego, pero también lo hicieron los asturianos, con una llegada peligrosa por banda izquierda en la que aprovecharon las imprecisiones con balón de Ángel Bastos, pero Mario Gómez salió al corte y despejó el esférico. Con solo cinco minutos en el 'verde', Churre vio la tarjeta amarilla por una falta cometida en la frontal del área que supuso la primera acción a balón parado de los de David González, pero despejó la barrera local.

Trató de volcarse en ataque el Pontevedra, moviendo el balón con velocidad. De las botas de Eneko Zabaleta, con poca presencia en la primera mitad de juego, brotó un disparo que se fue alto. La banda derecha fue el camino principal de los granates hacia la portería defendida por Aramburu. Filtró un buen pase Dalisson a Yelko dentro del área, pero el vigués trató de combinar el balón de tacón y no encontró compañero. Una de las mejores acciones llegó cerca del cuarto de hora de juego, cuando Guèye se fue de Álex Menéndez y puso un potente centro que despejó la defensa asturiana al borde de la portería.

Replicó el Covadonga, al que le estaba saliendo el guion del partido según lo más claro. En el 15 de juego, los azules recuperaron el esférico en la banda tras una mal pase de Ángel Bastos, el balón acabó en los pies de un Ariel Herrero que se plantó solo en el área y este disparó directo al palo. Volvió a llegar el cuadro de David González apenas unos minutos después tras un mal control de Borja Domínguez en el centro del campo. Adrián Turmo ganó en velocidad a Bastos y el disparo del visitante se fue a saque de esquina.

Botaron dos acciones a balón parado los azules desde el punto de córner, pero Chiqui estuvo atento en el segundo para iniciar un contraataque que acabó en una falta en el lateral del área visitante. El disparo de Yelko se fue directo a la barrera. Superados los 20 minutos de partido, de nuevo Libasse Guèye tuvo la oportunidad de abrir el marcador con una buena acción individual en la que el disparo se fue fuera.

El Pontevedra buscaba trenzar sus acciones con paciencia, pero el Covadonga logró aún sin balón imponer un fuerte ritmo con una importante presión y una defensa replegada en la que a los granates les costaba mucho penetrar. El primer disparo entre los tres palos llegó en el minuto 30, cuando Charly recibió un balón filtrado de Dalisson y disparo sin fuerza ante Aramburu, que no tuvo problemas en atrapar el esférico. Se mantuvo el ida y vuelta en el partido. Cerca del 40 de juego, el Covadonga trenzó una buena acción en el medio del campo, Churre trató de despejar pero se equivocó en el disparo y cedió de nuevo el balón a los visitantes, que aprovecharon para disparar de nuevo a portería a través de las botas de un Ariel Herrero que no pudo batir a Edu Sousa.

El plan de partido no estaba saliendo a gusto del Pontevedra, pero los lerezanos demostraron por qué son los líderes del Grupo 1. Así, en el último minuto de la primera parte, llegó el gol local. Borja Domínguez cambió el juego a la banda izquierda, se acercó Chiqui al área y conectó con Dalisson, que colgó el centro para Charly y este en el mano a mano con el portero lo batió a sangre fría.

Una diana de calma

Saltó al terreno de juego tranquilo el Pontevedra tras el paso por vestuarios, en el que Yago Iglesias decidió mover ficha y sacar a Libasse Guèye para dar entrada a Rufo. La calma dio paso a la euforia en apenas tres minutos. Zabaleta puso el balón en largo, Charly jugó con Chiqui y el extremeño puso el balón en el punto exacto de penalti con un extraordinario centro al que entró Dalisson para con un ligero toque colar el esférico por toda la escuadra y ampliar la ventaja de los granates.

Trató de jugar con esa relativa calma el cuadro lerezano, aunque de nuevo algún exceso de confianza en la línea defensiva generó tensión. En el 55, Eneko Zabaleta, mucho más activo en ataque que en el primer tiempo, centró el balón para que Rufo le pegara con la derecha, pero Aramburu estuvo atento para detener el disparo. El ritmo del duelo bajó considerablemente con un Covadonga sin apenas protagonismo ante un Pontevedra que pudo jugar con sosiego y elaborar con más tranquilidad.

Dominaba la posesión el conjunto granate y también las ocasiones. Cerca del minuto 70, Chiqui -uno de los mejores en ataque- colgó un balón al área que los asturianos consiguieron despejar, pero Dalisson cazó el esférico y escorado profesó un disparo que cazó Aramburu. A un cuarto de hora del final del partido Chiqui pudo ampliar la renta. Le llegó un pase al área de Borja Domínguez, superó en carrera el extremeño a Alberto González, pero Aramburu detuvo el esférico y mandó el balón a córner.

Sin presión y sin riesgo, el Pontevedra se hizo dueño y señor del partido en el tramo final. De nuevo volcados en la banda izquierda, Charly combinó con Chiqui y este concedió dentro del área a un Yelko llegado de segunda línea y que se enredó en la finalización para que el balón acabara finalmente en manos de Aramburu. Reaccionó el Covadonga ante un relajado Pontevedra y amenazó Álex Menéndez con recortar distancias en una buena acción individual. A los pocos minutos los asturianos volvieron a generar peligro en una jugada en la que Alberto González finalizó mal y en la que Edu Sousa hizo una gran parada para evitar el 2-1.

La reacción del Pontevedra llegó ya sobre el tiempo reglamentario, con un mano a mano de Rufo que despejó bien Aramburu. Movió el banquillo Yago Iglesias ya sobre el tiempo de descuento, dando entrada a Toño Calvo y Barbeiro en lugar de Yelko Pino y Chiqui. Pudo ser más abultado el resultado final si Rufo hubiera acertado entre los tres palos en los últimos minutos de juego, con un disparo pegado a la línea que se fue alto.
 

Ficha técnica

2. - Pontevedra CF: Edu Sousa, Bastos, Churre, Mario Gómez, Borja Domínguez (Samu Mayo, m.76), Yelko (Toño, m.88), Chiqui (Barbeiro, m.88), Dalisson, Zabaleta, Charly y Libasse Guèye (Rufo, m.45).

0. - CD Covadonga: Carlos Aramburu, Alberto González, Álvaro García, Álex Menéndez, Emilio Morilla, Ariel Herrero, Asier Gomes (Omar Álvarez, m.62), Adrián Turmo (Carlos Figar, m.71), Adrián Trabanco, Pelayo Avanzini (Samu Pérez, m.80) e Iván Fernández (Bautista, m.80).

Árbitro: Omar Álvarez Rodríguez (Castilla y León). Mostró tarjeta amarilla a Churre y Guèye por los locales; y a Pelayo Avanzini, Adrián Turmo y Alberto González por los visitantes.

Goles: 1-0, Charly (m.45); 2-0, Dalisson (m.48).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada jornada 30 de liga en el Grupo I de Segunda RFEF disputado en el Estadio Municipal de Pasarón ante 2.756 espectadores.

Comentarios