Pontevedra, cuna de medallas internacionales en balonmano

El oro conseguido por la selección juvenil que dirige Jabato aumenta el palmarés internacional de los balonmanistas locales con el combinado nacional ► Nombres como los de Tomás Fontán, David Chapela o Carlos Álvarez ya forman parte de la historia
Jabato, Carlos Álvarez, Virulegio y Pablo González. DP
photo_camera Jabato, Carlos Álvarez, Virulegio y Pablo González. DP

En un año que está siendo idílico para el balonmano nacional con seis medallas de oro, lo que ya es un récord histórico, la presencia en las categorías de base de pontevedreses -de nacimiento o de adopción- refrendan el hecho de que Pontevedra es una cuna de medallas internacionales en las categoría de base.

El entrenador Javier Fernández 'Jabato' -actual miembro de la dirección deportiva del Cisne y el técnico que consiguió los dos ascensos a Asobal- se añade a una lista en la que su nombre ya aparecía y en la que se pueden encontrar otros como los de Carlos Álvarez, Daniel Virulegio, Pablo González, David Chapela o Tomás Fontán. Nombres que llevan Pontevedra por bandera y que con la camiseta de la selección española lograron colgarse una medalla al cuello en un Europeo o Mundial.

En el año 1995, tan solo cuatro después de que Juan Domínguez rozase el bronce en el Mundial Júnior de Grecia, Tomás Fontán regresó de Argentina con una medalla de plata colgada al cuello. El por aquel entonces jugador del Teucro, logró el tercer metal de la historia para el combinado júnior nacional.

Pero cuando se habla de generaciones doradas del balonmano nacional siempre se nombra a aquella de los Aitor Ariño, Ferrán Solé o Álex Dujshebaev. Esa generación que se denominó 'Los Júniors de Oro', que hizo historia. Un grupo en el que se encontraba el pontevedrés David Chapela. El exjugador finalizó su etapa de base con tres metales mundiales: la plata de Mar de Plata, el oro de Turquía y la plata de Bosnia Herzegovina en 2013. Una generación en la que Chapela también compartió pista y vestuario con el lalinense Pablo Cacheda que fue uno de los grandes nombres del balonmano nacional hasta que su rodilla le hizo retirarse.

Pero si hay que hablar de generaciones con un importante peso local esa es la de los Hispanos Juveniles del pasado verano, aquella que dirigía Jabato y de la cual formaban parte Pablo González, Daniel Virulegio y Carlos Álvarez. Cuatro piezas fundamentales en el club pontevedrés que en el Campeonato de Europa de Croacia se colgaron la medalla de bronce.

De los cuatro protagonistas, dos lo volvieron a ser este año. Hace unas semanas fue Carlos Álvarez quien firmaba un nuevo éxito con los Hispanos Júnior al levantar el título de campeones de Europa en Portugal. Y el pasado fin de semana fue su extécnico y seleccionador Jabato quien añadió una nueva fecha al idilio pontevedrés con las medallas internacionales en el Campeonato de Europa de Montenegro.

Mención necesaria la del guardameta lalinense Xoan Ledo que en su haber cuenta con dos oros: el primero en el Europeo Júnior de 2016 y en el Mundial Júnior de 2017.

Los éxitos del balonmano nacional tocan de cerca a Pontevedra que se ha convertido en una cuna de medallas internacionales.

 

Comentarios