3-1. El Pontevedra obra la remontada para seguir en la pelea por el ascenso

El conjunto granate da la  vuelta a la eliminatoria ante el Deportivo Aragón con dos goles de Toño Calvo, que entró como revulsivo, y uno de Yelko 

El Pontevedra Club de Fútbol sigue vivo en la pelea por el ascenso a Primera Federación después de lograr la remontada ante el Deportivo Aragón en un Pasarón atestado de aficionados granates, que animaron al equipo desde el primer minuto, en un partido marcado por la intensidad y en el que Yago Iglesias acabó expulsado.

El cuadro lerezano dominó el encuentro aunque tuvo que sufrir después de que el filial se adelantara en el marcador con un gol que nació de una polémica acción en la que el Pontevedra protestó falta sobre Samu Mayo. Pau Sans fue el encargado de inaugurar el luminoso y Yelko, con un extraordinario disparo, de poner el empate antes del descanso. Tras el paso por vestuarios Toño Calvo se erigiría como el héroe de la eliminatoria al anotar los dos goles que dieron el pase al equipo, el segundo de ellos ya en los minutos de descuento.

Saltó con intensidad el Pontevedra consciente de que solo le valía la victoria ante el filial blanquillo. No había transcurrido siquiera un minuto de juego cuando Ángel Bastos avanzó en velocidad por banda derecha para construir una acción que estuvo cerca de rematar Charly. Repetiría combinación el cuadro granate a los cinco minutos, con una jugada trenzada del de Mos que acabó centrando Álex González desde banda contraria para que Charly cabeceara en el área aunque no logró 'colar' el esférico en la portería defendida por Acín. Pero la ambición del Pontevedra se vio frustrada a los pocos minutos de juego en una polémica acción. Juan López fue en plancha a robar el esférico a Samu Mayo, que cayó derribado por la falta aunque el colegiado entendió que no había nada. Avanzó el Deportivo Aragón con el balón en los pies de Pau Sans, quien llegó al borde del área y cruzó el disparo raso para batir a la defensa granate y a Edu Sousa y abrir el marcador en Pasarón. El conjunto de Emilio Larraz se ponía con dos goles de ventaja en el resultado general.

El gol no frenó los intereses del Pontevedra, que se mantuvo especialmente activo por la banda izquierda con Chiqui y un Álex González que poco a poco fue entrando más en juego. El cuadro lerezano merodeaba el área rival con constante sensación de peligro, con intentos a disparo lejano de Dalisson o Yelko y acciones trenzadas entre Chiqui y Álex González por la banda. Precisamente el capitán, que regresaba al once inicial después de estar unas semanas en segundo plano por su pubalgia, fue quien condujo el balón con soberbia por banda izquierda para poner un magnífico centro raso al que no llegó por poco Ángel Bastos en el segundo palo.

El Deportivo Aragón, aprovechando la ventaja en el marcador, mantuvo su idea y se ancló a acciones rápidas en transiciones. Así llegó una de las oportunidades más sonadas del primer tiempo. Acín despejó con los puños desde su portería, el esférico cayó en el centro del campo y los blanquillos lo mandaron en largo. Conte ganó la espalda a Churre y tuvo que salir Edu Sousa del área para despejar el balón, pero este cayó en los pies de un Paus Sans que golpeó y el central marinense rozó el esférico para desviarlo lo justo y que fuera a córner, lamiendo el palo izquierdo.

Siguió presionando el Pontevedra con un Álex González muy enchufado que volvió a irse él solo por la banda izquierda y cruzó un potente disparo que se perdió por el lateral de la portería de Acín. En la siguiente oportunidad desde la esquina de córner, Dalisson puso el balón cerrado que rozó el palo y al despeje del arquero blanquillo el esférico cayó en el área donde Juan López derribó a Yelko pero el árbitro no vio nada en la acción.  Álex González volvió a ser protagonista de una de las acciones de peligro más claras del primer tiempo. El cántabro puso un centro perfecto al área que Charly cazó pero su remate se fue por encima del larguero. Apenas unos minutos después Yelko volvería a internarse en el área, pero esta vez para desequilibrar la eliminatoria.

Álex González se fue en carrera, combinó con Chiqui por banda izquierda, este se la cedió a Yelko y el vigués se fue de tres defensas, definió con precisión y batió a Acín para poner las tabals en el marcador. Se volcó en ataque el Pontevedra para mantener el balón de medio del campo hacia arriba y seguir controlando tanto el ritmo como el juego. Los granates probaron incluso a cambiarse de bandas por minutos, con Chiqui muy activo en todo el área de ataque. Ya en el descuento del primer tiempo, el Pontevedra elaboró una buena jugada trenzada que terminó con el centro de Garay desde la derecha para que cabeceara Charly en el área. El balón fue hacia atrás y cayó en los pies de un atento Álex González, que se dio la vuelta y volvió a amenazar el área rival con un buen disparo que se fue por el palo izquierdo de la portería de Acín. Con estas sensaciones se fueron blanquillos y granates a vestuarios para el intermedio.

El golpe definitivo del Pontevedra

La segunda mitad empezó con la misma intensidad que se había despedido la primera. Garay filtró un buen balón al área que cazó Charly, pero Barrachina lo derribó en una acción en la que el jugador blanquillo no llegó a tocar el balón pero en la que el colegiado no vio nada polémico. En el 50 de partido, Chiqui puso el balón al área, donde se paseó hasta llegar al borde y allí Álex González la cazó para profesar un extraordinario disparo que Acín detuvo con soberbia. También buscó ampliar su renta el Deportivo Aragón, que se acercó con más pausa que en el primer tiempo a la portería defendida por Edu Sousa, aunque sin tanta sensación de peligro como los locales.

Volvió a probar suerte Yelko en el 55 de partido con un buen disparo desde fuera del área que se marchó desviado por encima de la portería de Acín, cerca de entrar por la escuadra. Insistió el Pontevedra en ataque, aunque con un ritmo más pausado, buscando combinaciones entre Chiqui, Dalisson, Yelko y Álex González en el borde del área en busca del segundo tanto. En el 63, Yelko cambió el juego a banda izquierda, Chiqui combinó con Álex González y este se la devolvió para que el extremeño disparara a portería pero la defensa blanquilla logró despejar el balón. El premio para los lerezanos llegaría cinco minutos después.

Dalisson, que no estaba encontrando la precisión de estos días, dio con la jugada clave en el momento adecuado llevándose el esférico por banda derecha hasta el borde del área, desde donde colgó el balón a un centro que Charly remató y Acín logró despejar. Pero atento al rechace estaba un recién ingresado en el campo Toño Calvo, quien dio el toque justo al balón para superar al arquero y dar la superioridad en el marcador al Pontevedra. La diana bajó las revoluciones del partido, aunque no durante mucho tiempo, con un Deportivo Aragón que buscó elaborar más viendo que ahora el resultado no estaba en su favor. El colegiado del encuentro decidió expulsar con roja directa a Yago Iglesias, después de que protestara en la banda una falta sobre Álex González. El cuadro granate quiso aprovechar sus mejores opciones y cerca del 80 entró Rufo en lugar de un sobrecargado Charly.

Una de las acciones más claras del partido llegó precisamente en el tramo final, con un balón botado desde el córner por Dalisson que cabeceó Mario Gómez, pero el esférico se fue por encima de la portería rival. Al minuto volvió a generar peligro el cuadro lerezano en el área contraria, en una buena acción entre Toño Calvo, Dalisson y Chiqui, pero el primero de ellos mandó el disparo final desviado. El siguiente tiro del jugador madrileño tendría mejor destino. Y es que en el tiempo de descuento de la segunda mitad, Toño Calvo condujo el esférico y abrió el balón a la banda para Dalisson, quien centró para un Rufo que cabeceó y la pelota cayó de nuevo al área donde Toño no dudó en cazarla y profesar un potente disparo ante el que nada pudo hacer Acín. El Pontevedra se ponía con 3-1 en el marcador y la ventaja en la eliminatoria. Añadió un minuto más de descuento el colegiado y los ánimos se caldearon con un pase de ronda en juego. Moncho Martínez, entrenador de porteros del Pontevedra, vio la tarjeta amarilla por una acción en la banda con Jay.

El colegiado del encuentro llevó el partido hasta cinco minutos por encima de lo ya añadido y el Deportivo Aragón buscó con ansia la portería defendida por Edu Sousa. Pero el Pontevedra se mantuvo firme y solvente en trabajos defensivos, sobre todo en las últimas acciones a balón parado de las que dispuso el conjunto dirigido por Emilio Larraz. Esto le valió a los granates para obrar la remontada definitiva y lograr el pase a la siguiente eliminatoria del play-off. 

Ficha técnica
3.- Pontevedra: Edu Sousa; Garay, Mario Gómez, Churre, Álex González; Samu Mayo, Yelko, Dalisson; Bastos (Toño Calvo, m.61), Chiqui (Libasse Guèye, m.89) y Charly (Rufo, m.77).

1.- Deportivo Aragón: Acín; Jay, Cortés, Pau Sans, Conte (Johanner, m.64), Juan López (Diego Hernández, m.64), Aitor Mañas, Reda (Sola, m.44), Vacas, Sebastián, Barrachina (Pinilla, m.82).

Goles: 0-1, Pau Sans (m.9);  1-1, Yelko (m.38); 2-1, Toño Calvo (m.67); 3-1, Toño Calvo (m.91).

Árbitro: Crespo Puente (cántabro). Mostró cartón amarillo a Juan Sebastián, Vacas y Johanner por el Deportivo Aragón; y a Yago Iglesias, Álex González, Yelko y Moncho (entrenador de porteros) por el Pontevedra. Mostró tarjeta roja directa a Yago Iglesias, del Pontevedra.

Incidencias: Partido de vuelta de la primera eliminatoria del play-off de ascenso a Primera Federación, disputado en el Estadio Municipal de Pasarón ante 6.568 espectadores. En el descanso fueron homenajeados los equipos de la base que resultaron campeones de sus ligas, entre ellos el juvenil que ascendió a División de Honor.

Comentarios