miércoles. 25.05.2022 |
El tiempo
miércoles. 25.05.2022
El tiempo

El Pontevedra empata y con la derrota del Adarve ya es, virtualmente, de Primera RFEF

El conjunto granate deberá mantener en la última jornada un goalaverage de +15 para certificar su ascenso matemático

A falta de que las matemáticas lo confirmen, el Pontevedra está de vuelta. El conjunto granate jugará el próximo curso en la tercera categoría del balompié nacional. Se estrenará, por tanto, con un año de retraso en Primera RFEF. Y es que el equipo pontevedrés logró ayer que se concretase una de las dos combinaciones que le permitían dar el salto de división: un empate en Pasarón ante el Salamanca CF UDS unido a una derrota del Unión Adarve en Luanco.

De este modo, el conjunto pontevedrés se situó con tres puntos de ventaja sobre el cuadro madrileño. Algo que, a falta de un partido, provoca que el equipo dirigido por Diego Nogales únicamente pueda igualarle en la clasificación. Para ello, el Adarve debería ganar al Llanera y el PCF perder en Palencia. Pero, con el goalaverage particular igualado, es el general el factor de desempate. Y en esa faceta, el cuadro de la ciudad del Lérez manda con solvencia. Porque el Pontevedra llegará al partido definitivo con una diferencia de goles de +31 (ha marcado 65 y encajado 34), mientras que el Adarve tiene +16, tras perder ayer 2-0 (suma 51 a favor y 35 en contra).

Por lo tanto, solo una hecatombe en el partido final permitiría al Adarve arrebatarle un primer puesto que ya es, de facto, del PCF. Porque la victoria del conjunto madrileño y la derrota del lerezano deberían sumar deberían alcanzar, entre ellas, los 16 goles de diferencia. Es decir, el Adarve debería ganar 10-0 y el Pontevedra perder 0-6, por ejemplo. Y es que incluso una diferencia de 15 tantos provocaría que el goalaverage se igualase. Pero al haber marcado el Pontevedra más goles, seguiría por delante. De este modo, para que la diferencia de 15 sirviese al conjunto rojinegro, este debería marcarle al Llanera 16 y esperar que el Pontevedra no sumase. Como ven, un milagro.

Así, el Pontevedra regresará al tercer escalón del fútbol nacional. Una instancia en la que se había prácticamente cronificado en los últimos 40 años, salvo las dos excepciones de su etapa en Tercera y el año en Segunda División. Y una nueva categoría que ahora valora, pues con solo 40 equipos, genera bastante más interés que la antigua Segunda B.

Cumplirá, por tanto, el objetivo que se había marcado el PCF al principio de la temporada. El equipo granate arrancó el 26 de julio pensando únicamente en arreglar el desaguisado del pasado curso, en el que cayó a la cuarta categoría movido por un mal rendimiento en una liga corta y la reestructuración que la RFEF se inventó en medio de una pandemia.

Los jugadores muestran su felicidad en Pasarón.
Los jugadores muestran su felicidad en Pasarón. J. CERVERA

CAMINO DURO. No ha sido para el bloque de la Boa Vila un camino de rosas su travesía por la Segunda RFEF. Y es que el club se reinició con un nuevo director deportivo, un entrenador y una decena de fichajes para complementar una plantilla que ya de por sí tenía buenos nombres en la antigua Segunda B. Pero nadie gana exhibiendo el currículum ni el escudo. Y el cuadro granate empezó con el pie cambiado. Demostró el equipo pontevedrés en las primeras jornadas una fragilidad atrás que, en parte, ha logrado subsanar durante el resto de la temporada. Pero no del todo, ya que su marcado carácter ofensivo le ha jugado malas pasadas cada vez que la pegada, que debería darse por supuesta, le abandonaba.

El PCF se repuso a un mal inicio de cinco jornadas sin ganar ajustando atrás para evitar errores infantiles. Y desde la solvencia defensiva el conjunto de Pasarón empezó a crecer. Pese a ello, en su mejor racha, allá por el invierno, el Unión Adarve no cedió. La lucha por el liderato pasó a ser únicamente de dos, salvo momentos puntuales en los que el Navalcarnero quiso asomarse. Pero no fue hasta la segunda vuelta cuando el bajón del Adarve y la regularidad granate le dieron el empujón definitivo para asaltar el liderato. Todo gracias a su enorme capacidad para remontar situaciones complicadas en un último tramo en el que la afición ejerció de jugador número 12 para lograr, de manera virtual, el regreso. El Pontevedra está de vuelta.

El Pontevedra empata y con la derrota del Adarve ya es,...
Comentarios