sábado. 22.01.2022 |
El tiempo
sábado. 22.01.2022
El tiempo

El Pontevedra más atascado

Sergio García encara a Aitor Núñez en el encuentro en el Ruta. ZAMORA CF
Sergio García encara a Aitor Núñez en el encuentro en el Ruta. ZAMORA CF
El conjunto granate acumuló más posesión ante el Zamora que en ningún otro encuentro, pero registró tantos chuts y presencias en el área como en Ferrol, cuando se dedicó a defender

Tener que llevar la iniciativa sentó mal al Pontevedra Club de Fútbol. El conjunto de la Boa Vila se encontró en Zamora con prácticamente una hora de juego para gestionar su superioridad numérica fruto de la expulsión de Piña, pero sin espacios, le costó generar. Tanto que, pese a jugar contra diez, se atascó más que nunca en este primer mes de temporada.

Más allá de la evidente polémica arbitral –el colegiado anuló dos tantos que parecieron legales–, los pupilos dirigidos por Jesús Ramos se quedaron por primera vez esta temporada sin ver puerta. El hasta ahora conjunto más goleador del Subgrupo 1A, no encontró la portería a pesar de su superioridad numérica. Y es que el equipo granate firmó, en algunos registros estadísticos, unas cifras similares a las que cosechó en A Malata. La diferencia fue que contra el Racing de Ferrol se puso en ventaja muy pronto y a partir de entonces se dedicó durante buena parte del encuentro a defenderla.

Con unos registros defensivos óptimos, el PCF tuvo muchos problemas en la faceta ofensiva. Según datos de la plataforma Wyscout, durante la primera mitad el equipo tan solo completó un contraataque, aunque sin remate –más allá del gol anulado a Álex González, que no computa–. Cuando debió mandar, el PCF aglutinó la posesión (62,7%), pero eso no se tradujo en grandes opciones de gol. Y es que la métrica xG (se calcula en función de la claridad de las ocasiones) da al Pontevedra un 0,57 de goles esperados en el duelo en el Ruta de la Plata (al Zamora un 0,08). Por poner el dato en contexto, ante Unionistas el equipo de Ramos llegó a 1,87 goles esperados (marcó uno), frente al Celta 1,57 (marcó dos) y contra el Racing, a 0,93 (marcó tres).

Esta métrica es coherente sobre todo cuando se cruza con los chuts realizados. Y es que el conjunto granate firmó tan solo nueve lanzamientos, de los que cuatro fueron entre los palos. Así, consiguió tan solo un disparo más que en Ferrol (ocho, también cuatro a puerta). Ante Unionistas y Celta B, por ejemplo, logró 12. Asimismo, a pesar de rondar mucho el área, el conjunto pontevedrés tan solo probó el disparo tres veces desde fuera del área.

Y es que en ocasiones, un equipo puede acumular pases y posesión en campo rival, pero no generar un peligro consecuente. Fue el caso del PCF, que tan solo fue capaz de completar un pase en profundidad, cuando suele ser una de sus máximas (hasta ahora promediaba unos nueve). Ante el repliegue enemigo, el equipo no encontró espacios para progresar.

Por último, la escuadra lerezana tan solo entró 23 veces en el área con conducciones o pases. El dato es casi idéntico al cosechado en A Malata (22), pero muy inferior al del duelo contra Unionistas, en el que también asedió al rival.

Individual. Los delanteros, poco presentes
A pesar de que Rufo generó las ocasiones de más peligro y con su movilidad dio la sensación de poder desatascar al Pontevedra en la segunda parte –tuvo dos ocasiones y provocó un gol en propia meta anulado–, los datos dicen que tanto el madrileño como Charles vivieron su peor partido en cuanto a acierto en las acciones de juego.

Y es que entre duelos, pases, regates o entradas, Rufo intentó intervenir directamente 61 veces (solo menos contra Unionistas), pero tan solo acertó en 18 ocasiones. Su porcentaje de éxito (en torno al 33%) es el más bajo hasta la fecha en esta temporada. Además, llama la atención que tan solo pudo ganar siete de los 32 duelos (acciones con el balón sin dueño) que disputó.

Tres cuartos de lo mismo sucedió con Charles. El brasileño participó en 46 ocasiones (su cifra más baja hasta la fecha), de las que ganó algo más de la mitad. Perdió 14 balones (Rufo 16) y aunque estuvo bien en los registros de pase y regate, no logró disparar ni una sola vez.

Estos datos ofrecen como una de sus múltiples lecturas que el PCF fue incapaz de producir un juego suficientemente efectivo como para generar ventajas a sus puntas, que en la mayoría de ocasiones recibieron balones incómodos.

El Pontevedra más atascado
Comentarios