lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Los granates, con pena y sin gloria

Los jugadores del Pontevedra se lamentan ante el Arenteiro. DAVID FREIRE
Los jugadores del Pontevedra se lamentan ante el Arenteiro. DAVID FREIRE
El Pontevedra suma solo cuatro puntos en cinco jornadas y se mantiene en descenso

Afirma el dicho que "no hay mal que por bien no venga", pero parece que al Pontevedra de Ángel Rodríguez no le llegan los buenos resultados. El club granate todavía no conoce la victoria en un comienzo de temporada que se le está haciendo cuesta arriba. Cuatro empates y una derrota empañan el inicio liguero de los de Ángel Rodríguez. Si bien las sensaciones en el equipo no son tan negativas, lo cierto es que los resultados no están respondiendo.

Con el balance inicial, el Pontevedra solo suma cuatro puntos en cinco jornadas. Unas cifras que lo mantienen decimoquinto, en unos puestos de descenso en los que lleva ya estancado dos jornadas.

El técnico leonés y sus jugadores están convencidos de que el camino a seguir es el marcado en este inicio de liga, siempre y cuando se mejoren las fragilidades en defensa y los resultados empiecen a acompañar al equipo. Los granates quieren romper con eso de que un mal comienzo augura un mal final.

Los objetivos marcados en pretemporada resultan ahora demasiado ambiciosos. Más aún si se echa la vista atrás, después de que en la campaña 2020/2021 el equipo acabara sufriendo tras marcarse, también al inicio de liga, el objetivo de luchar por los puestos nobles de la clasificación. Algo que no hace perder la esperanza a Ángel Rodríguez, que quiso llamar la atención sobre la cantidad de jornadas que le restan a la temporada, asegurando que una vez el equipo consiga la victoria «va a ser peligroso, atrevido y ofensivo».

ANTECEDENTES. Hay que remontarse a la temporada 2017/2018 para encontrar un peor comienzo de liga de los granates en la última década. Por aquel entonces, el equipo al que dirigía Luisito venía de firmar un gran año en el que cerró la temporada ocupando el cuarto puesto en la tabla.

El mal comienzo de la nueva campaña ancló a los granates en la parte baja de la clasificación. Un solo punto en cinco jornadas, tras encadenar cuatro derrotas y un empate.

Fue en la sexta jornada cuando el conjunto del Lérez pareció resurgir de sus cenizas. Lo hizo con una victoria por 3-0 ante el Sanse, aunque las buenas sensaciones se diluyeron con el tiempo. Luisito acabó dimitiendo después de 13 jornadas, y el Pontevedra llegó a su último partido ante el Atlético de Madrid B jugándose una permanencia que logró a base de sufrimiento.

Espera no repetir la historia Ángel Rodríguez que, pese a las dudas, mantiene mejores estadísticas que las de aquel Pontevedra. Cuatro puntos en cinco jornadas que todavía mantienen la esperanza de aspirar a lo más alto. El próximo partido ante el Marino de Luanco resulta decisivo para un Pontevedra que, de ganar, se llevaría tres puntos que le permitirían respirar algo más tranquilo.

EL EQUIPO, UNA PIÑA. No ha sido un buen comienzo, pero Ángel Rodríguez afirmaba tras el empate por 2-2 ante el Arenteiro que lo único que le falta a este Pontevedra «es que de una vez por todas podamos sacar un partido adelante». Y es que el técnico leonés sigue convencido de que su planteamiento es el adecuado, simplemente deben cubrirse esos puntos flacos por culpa de los que el equipo ve cómo se escapan los tres puntos cada jornada.

El vestuario apoya también la propuesta del técnico granate. Víctor Vázquez, Churre, recalcó tras el último partido que "hay que ser positivos" y aseguró que el grupo "está al cien por cien con el cuerpo técnico y los compañeros", disipando a su vez las dudas de los posibles roces entre la directiva y el vestuario pontevedrés tras la mala racha de resultados.

El equipo al completo se ha cerrado en banda en torno a una idea de juego en la que confían al 100% y de la que únicamente esperan pulir las debilidades para lograr mejores resultados. La fragilidad defensiva es el principal lastre: "Si te tiran dos veces y te hacen dos goles, todo se pone cuesta arriba", aseguró Ángel Rodríguez. Pese a todo, el técnico tiene confianza plena en sus jugadores, como demostró en la rueda de prensa previa a la quinta jornada liguera: "Tenemos una buena defensa, pero con pocos errores los rivales nos penalizan de manera excesiva".

Nueve goles en cinco jornadas
Para lograr sus objetivos al Pontevedra no le queda otra que hacerse fuerte en defensa. Si bien Charles parece estar en un fantástico momento goleador que salva a los granates de irse sin puntos cada jornada, los fallos en defensa están condenando a un Pontevedra estancado en el empate.

El conjunto del Lérez ha recibido nueve goles en contra en lo que va de liga, tan sólo por debajo del CD Móstoles, que con diez goles en contra suma un punto más que el Pontevedra, gracias a una victoria que lo mantiene en la decimotercera plaza. También UC Ceares y Navalcarnero han encajado nueve dianas.

De nuevo el Pontevedra debe remontarse a la temporada 2017/2018 para encontrar peores precedentes en la última década. Por aquel entonces, el club granate encajó diez goles en las cinco primeras jornadas, sólo uno más que en la presente campaña.

Las cifras no invitan al optimismo, más aún si se tiene en cuenta que en tres de los cuatro partidos que el Pontevedra lleva empatados esta temporada, los de Ángel Rodríguez se pusieron por delante en el marcador.

Pero los fallos en defensa sentenciaron a los de la Boa Vila, que acabaron perdiendo hasta cuatro puntos en los últimos minutos de partido.

Los granates, con pena y sin gloria
Comentarios
ç