lunes. 16.12.2019 |
El tiempo
lunes. 16.12.2019
El tiempo

El Pontevedra quiere aprovechar la cresta de la ola

Pouso dirige un entrenamiento. GONZALO GARCÍA
Pouso dirige un entrenamiento. GONZALO GARCÍA
El equipo recibe lleno de moral tras cuatro victorias seguidas a la Peña Deportiva con la vista en el play off

El Pontevedra está en la cresta de la ola. Y quiere aprovechar el momento. El cuadro de la Boa Vila, lleno de moral tras cuatro victorias consecutivas, visita esta mañana al cuarto clasificado, la Peña Deportiva, con la posibilidad de instalarse precisamente en los puestos de play-off de ascenso que cierra su rival de hoy. Algo impensable hace tan solo un mes.

Se respira positividad en el entorno granate. Tras la crisis que se llevó por delante a Luismi Areda, el equipo pontevedrés ha encontrado el camino. Frenada la sangría de goles en contra, el PCF sabe ahora a qué juega y las victorias refuerzan el discurso que inició Jesús Ramos y continuó Carlos Pouso.

Dos victorias consecutivas a domicilio, ambas remontando (no lo lograba a domicilio el equipo de Pasarón desde diciembre de 2015) forman parte de la hoja de servicio del cuadro de las Rías Baixas, que en Ibiza quiere confirmar que ha dejado atrás el complejo que le perseguía lejos de su casa. El objetivo es ganar, pero para ello será fundamental corregir errores y no comenzar otra vez perdiendo.

Captura

Precisamente como la prioridad del cuadro dirigido por Pouso pasa por no conceder, es previsible un choque poco vistoso ante una Peña Deportiva que se ha valido de las particulares condiciones de su campo para comenzar el curso de forma brillante. Con un césped sintético muy desgastado y el condicionante del viento casi siempre presente, el Municipal de Santa Eulalia es un terreno peligroso para los foráneos. Bien lo sabe el PCF, que posiblemente apostará por el juego directo como receta para llevarse una nueva victoria y, sobre todo, no sufrir sustos.

Pontevedra y Peña Deportiva disfrutan presionando arriba para robar y ambos lo saben, por lo que todo apunta a una neutralización total. Cobrará ahí especial importancia el balón parado y cualquier error individual en unas defensas que, posiblemente, estarán muy exigidas.

En la zaga granate es probable que regrese Pol Bueso como lateral izquierdo, lo que desplazaría a Campillo a la derecha y a Santi al banco. Un banquillo en el que no estarán ni Nacho López -todavía sin ritmo- ni Mejía, pero sí el juvenil Diego Dadín, que sustituye al meta Jaén, con lumbalgia. Mientras, por la Peña Deportiva regresan Nacho y el peligroso Fran Núñez. Casado y Crespo se quedan fuera, al igual que un Pipo todavía no recuperado de su fisura en un dedo del pie.

El Pontevedra quiere aprovechar la cresta de la ola
Comentarios