Pontevedra, reina de Europa de fútbol sala femenino

Las paradas de Silvia Aguete dan a España su segunda Eurocopa consecutiva en una final agónica ante Portugal en Gondomar
Silvia Aguete para un doble penalti a Pisko. UEFA EURO FUTSAL
photo_camera Silvia Aguete para un doble penalti a Pisko. UEFA EURO FUTSAL

Por las venas de la élite continental del fútbol sala femenino corre sangre pontevedresa. Y ayer, se demostró una vez más. Porque España venció a Portugal en los penaltis y se llevó la segunda Eurocopa de la historia. Pero lo hizo con enorme peso y protagonismo del futsal de Pontevedra. Porque gracias a Silvia Aguete, Ale de Paz, Luci Gómez, Jenny Lores y Adri Paz, España habla gallego con acento de las Rías Baixas.

Tuvo que ser en Gondomar, ciudad portuguesa cercana a Oporto pero homónima a la villa pontevedresa. Al igual que hace tres años, España se impuso al anfitrión Portugal. Pero esta vez lo hizo en un partido mucho más agónico que aquel paseo militar (4-0) de febrero del 2019. Por la resistencia del equipo luso y por el ambiente en contra en un pabellón a reventar. Pese al evidente factor local luso, fueron muchos españoles que se desplazaron al área metropolitana de Oporto para vivir in situ otra Euro para España. La presencia pontevedresa fue amplia. Cómo no.

Porque el éxito del fútbol sala nacional lleva un porcentaje importante de sello pontevedrés. Silvia Aguete es la referente. La mejor portera del mundo en el año 2019 y actual segunda mejor demostró por qué Clàudia Pons ha contado con ella siempre que ha podido en este ciclo. En el trienio entre Europeos, Aguete vivió la llegada de competencia dura como Caridad al Poio Pescamar y la cara amarga del deporte con lesiones. Esas dolencias físicas la apartaron del primer plano, pero Pons nunca dejó de confiar en ella. E incluso cuando no era indiscutible en Poio –por la pujanza de una Caridad que también entró en dinámica de selección– siguió apostando por ella. Una apuesta que dio sus frutos este domingo, cuando Aguete elevó a España a la cima con un papel preponderante, en consonancia con su gran curso en Marín.

Cuatro de las 16 integrantes del plantel nacional son pontevedresas o compiten en equipos de la provincia. Adri Paz, del staff, también

La otra gran estrella fue Ale de Paz. La ferrolana creció en el Poio Pescamar y se hizo mayor en Burela hasta asentarse en La Roja. Ahora regresa a las Rías Baixas, aunque se va a la orilla marinense. Con dos golazos que permitieron empatar, De Paz remató un currículum ilusionante en A Raña.

Si Ale brilló este domingo, quien lo hizo en las semis fue Luci Gómez. La coruñesa ya ganó el Europeo militando en Burela. Luego dio el salto al Poio y perdió protagonismo. Pero no bajó los brazos y hace aproximadamente un año, Pons le dio una de las grandes alegrías de su vida devolviéndola a sus planes.

En los planes de la seleccionadora también ha estado siempre Jenny Lores desde que debutase a finales del 2019. Lores ha rondado convocatoria sí, convocatoria también. Pese a una temporada pobre a nivel colectivo con Ourense Envialia, la pontevedresa entró en la concentración para el Europeo. Finalmente fue uno de los dos descartes de las 16, aunque viajó con el equipo y hoy puede sentirse algo más que campeona moral.

El fútbol sala de Pontevedra tiene peso específico en el 25% de la convocatoria española. Pero su influencia se eleva hasta el banquillo. Porque ahí, aconsejando a Pons, está Adri Paz. El técnico pontevedrés forma parte del staff de la selección masculina y de la femenina. Este domingo repitió corona, como en 2019, para cerrar un quinteto que permite a Pontevedra reinar en Europa.

Ficha técnica
3. Portugal: Ana Catarina; Carla Vanessa, Catia Morgado, Ana Azevedo, Pisko -cinco inicial-. Odete Rocha (p.s.), Lopes Pereira, Inés Fernandes, Fifó, Janice Silva, Sara Ferreira, Rocha, Pedreira y Ana Pires.
3. España: Silvia Aguete; Dany, Mayte Mateos, Peque, Anita Luján -cinco inicial-. Marta Valbuena (p.s.), Noelia, Laura Córdoba, Ale de Paz, Luci, Ame Romero, Irene Samper, Sanz e Irene Córdoba.
Goles: 1-0, m.11: Ana Azevedo; 2.0, m.19: Pisko; 2-1, m.20: Ale de Paz. 2-2, m.35: Ale de Paz; 2-3, m.44: María Sanz; 3-3, m.49: Pisko. Penaltis: Peque (ESP): gol. Ana Azevedo (POR ): falla. Amelia (ESP): gol. Carla Vanesa (POR ): gol. Mayte (ESP): gol. Ana Pires (POR ): falla. Irene Córdoba (ESP): gol.
Árbitros: Chlara Perona (ITA), Damian Grabowski (POL) y Daniele D’adamo (SMR). Mostraron tarjeta amarilla a Irene Córdoba, Noelia, Mayte y Ale de Paz, de España y a Ana Azevedo de Portugal.
Incidencias: Final de la segunda edición de la Eurocopa de fútbol sala femenino disputado en el Pabellón Multiusos de Gondomar (Portugal).

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios