martes. 14.07.2020 |
El tiempo
martes. 14.07.2020
El tiempo

''Pontevedra se ganó el derecho a que volviéramos''

Hace justamente dos años se marcó el objetivo de que la ronda española regresara, tres décadas después, a Pontevedra. Lo hacía con el objetivo de acercar la Vuelta a todos los rincones de la geografía española, pero lo que no se imaginaba es que esa etapa acabaría convirtiéndose en una de las sensaciones de la edición de 2011.

en los dos últimos años en el particular cuaderno de bitácora de Javier Guillén está marcado en rojo Galicia y en particular la ciudad de Pontevedra y la provincia de su mismo nombre, que este año será, geográficamente, una de las protagonistas de la Vuelta Ciciclista a España. Tras recorrer parte de la capital de las Rías Baixas, que cada vez conoce mejor, desde un lugar emblemático como el Savoy, convertido en su atalaya momentánea, no esquiva ningún tema de actualidad. Habla de esta edición de la ronda, del modelo de la Vuelta, de Contador y, cómo no, de la crisis, de la que tiene claro que se sale pedaleando -léase con esfuerzo- porque detenerse significa caerse y si hay un deporte que sabe lo que es levantarse cada vez que se derrumba, ese es el ciclismo.

Durante tres años la Vuelta estuvo sin pisar Galicia y ahora, contando la última edición y la próxima (se disputará del 18 de agosto al 9 de septiembre), serán nueve etapas en esta tierra. ¿Han encontrado un filón en esta comunidad?

Sí (con rotundidad). El filón ya existía, lo que ocurre es que venir a Galicia no es todo lo fácil que a uno le gustaría por su situación geográfica, pero el año pasado descubrí tres cosas: el calor de la gente, los paisajes y la calidad deportiva proyectada en el recorrido, lo que significa que Galicia tiene muchas posibilidades. En 2011 fuimos capaces de hacer una etapa en línea y dos de montaña y en esta edición haremos la única contrarreloj individual, dos recorridos en línea, una jornada que tendrá un final de los que nos gusta, y la última será uno de los días más importantes de la Vuelta porque tendrá la meta en Os Ancares.

Habla de tres aspectos que han sido claves desde su llegada a la dirección de la Vuelta...

Al final la Vuelta no es solo un evento deportivo, es un gran canal de comunicación, un símbolo y un signo de primer nivel. Dado que somos de todos, debemos acercarnos a todos, y en esto no hay que ser ni perezosos ni conservadores. Hay que tener claro que tenemos que llegar al público y que debemos hacerlo nosotros, y eso obliga a hacer los esfuerzos en el recorrido que tengamos que hacer. Lo importante es acceder al mayor número de poblaciones posible, porque donde están ellas está la gente y ahí tiene que estar la Vuelta. Siempre se dice que en nuestras etapas no hay gente y eso no es verdad, cuestión distinta es por dónde pase el trazado. Nosotros cada vez que vamos a un municipio hay gente, la sacamos a la calle. Nosotros únicamente podemos potenciar lo que depende de nosotros, y de nosotros depende el recorrido, con eso atraemos gente y buena participación. En Galicia tenemos esos elementos y debemos aprovecharlos. Nos dicen que somos una carrera que arriesga mucho, pero creo que no estamos en tiempos de ser conservadores. La fórmula funciona.

¿En el riesgo está la clave del éxito de los últimos años?

En el riesgo por el riesgo no. Cuando hablamos de ello lo hacemos para tratar de huir de la comodidad y de repetir siempre el mismo patrón. El riesgo en el recorrido está en buscar nuevos lugares que combinan el paisaje con el espectáculo deportivo, pero no a cualquier precio. Sé que arriesgamos, pero todo va muy medido porque hay dos cuestiones determinantes: la seguridad del ciclista y la calidad de la carrera. Por el hecho de buscar algo muy atractivo no podemos jugarnos otras cosas.

Consiga AQUÍ la información completa

''Pontevedra se ganó el derecho a que volviéramos''
Comentarios