Javier Pitillas, premio HQR! a la superación

Javier Pitillas será galardonado el próximo día 23 con el Trofeo HQR!-Ramón Escudeiro por su iniciativa DisCamino. El policía es el promotor de una actividad para personas con discapacidad a través del Camino de Santiago
Javier Pitillas hablando con una de las personas que ha acompañado en sus recorridos por el Camino de Santiago
photo_camera Javier Pitillas hablando con una de las personas que ha acompañado en sus recorridos por el Camino de Santiago

Javier Pitillas será galardonado el próximo miércoles día 23 con el II Trofeo Ramón Escudeiro-HQR! a la superación y la gesta deportiva como promotor de la iniciativa solidaria DisCamino, a través de la cual ayuda a personas con discapacidad a cumplir su sueño de completar el Camino de Santiago a bordo de una bicicleta adaptada.

El origen de la iniciativa se sitúa en el año 2009 cuando Javier Pitillas hizo el Camino con un chico sordociego con el que trabajó varios años."Tenía un contrato por la ONCE, nos hicimos amigos y comenzamos a hacer lo que a él le llena en la vida, que es el deporte. En 2009 localizamos un triciclo tándem con el que poder hacer el Camino de Santiago en bici, que era una ilusión que él tenía", comenta Pitillas.

"Al llegar a Santiago, a la plaza del Obradoiro, después de hacer el Camino desde Roncesvalles, cuando pensábamos que ya se había acabado la historia, se me ocurrió que podíamos buscar más amigos con problemas como él para hacer el Camino, y ahí es donde nació el DisCamino", relata su promotor.

A partir de este momento la familia fue creciendo. En 2010 participó un chico colombiano con parálisis cerebral, en 2011 lo volvieron a repetir la aventura con otro chico sordociego de Burgos, de manera que la iniciativa se fue extendiendo incontrolablemente. "En el mundo de la discapacidad cuando alguien hace alguna cosa distinta enseguida se corre la voz y se contagia un poco el ansia de aventura que todos tienen. Al ver que es posible lograrlo se va propagando", explica.

Durante este año, Javier Pitillas y el equipo de DisCamino realizaron el Camino de Santiago acompañados por 30 personas con discapacidad, desde cuatro rutas.

"En este momento tenemos diez copilotos mayores entrenando con nosotros y también un DisCamino infantil que llevamos desde el mes de mayo. En total doce niños con diferentes discapacidades están preparándose con nosotros para hacer el próximo verano el Camino", comenta Pitillas.

Los miembros del proyecto DisCamino entrenan una media de entre dos y tres días a la semana haciendo pedaleo. Esto se complementa con el trabajo de fisoterapia que reciben en sus centros, para tener una preparación equilibrada. El Camino se recorre durante el periódo estival por el tiempo y también porque en verano los chicos ya no tienen colegio, de modo que desde DisCamino tratan de ocupar su tiempo libre con algo más especial como es la aventura del Camino. "Sería un poco absurdo sacar a un chaval que está en un centro haciendo una terapia ocupacional o haciendo talleres diferentes para llevarlo a hacer el Camino y luego cuando llegaran las vacaciones tenerlo mirando para la pared, por eso tratamos de buscar esa solución", indica su promotor.

FELICIDAD. Javier Pitillas muestra su felicidad por ser el elegido para recibir este II Trofeo Ramón Escudeiro, aunque le gustaría compartir este reconocimiento con sus compañeros de proyecto. "Siempre que te dan un premio es una alegría, yo sobre todo lo enfoco en el sentido de que no es un premio para mí, sino que es un premio para todo el proyecto Discamino. DisCamino no soy yo, sino que es de todos esos amigos con problemas que están trabajando y dejándose la piel por llevar a cabo sus ilusiones y toda la gente que está colaborando con nosotros para que este proyecto se pueda llevar a cabo. Somos un grupo de pilotos cada vez más numeroso por suerte, en cada uno de los caminos contamos con colaboradores, porque no es solo el que va a conducir el triciclo, sino que necesitamos gente que lleve el coche de apoyo, gente que se encargue de algo tan sencillo y elemental como el aseo personal de los chavales, ya que muchos de ellos no se pueden valer por sí mismos. Por lo tanto este premio es para todo el equipo, no solo para una persona", explica Pitillas.

El Centro Galego de Tecnificación Deportiva (CGTD) será el escenario sobre el que se llevará a cabo la entrega del galardón Ramón Escudeiro a Javier Pitillas, el próximo miércoles 23, coincidiendo con el arranque de la decimocuarta Festa HQR!

PONTEVEDRA. La Alameda de Pontevedrá acogerá este sábado desde las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde la prueba atlética 100x1000 Solidaria HQR! Axuda. Esta prueba nace inspirada en los 100x1000 metros que los equipos de natación organizan durante el mes de diciembre en la piscina de Ponte Muiños para una toma de tiempos.

En este caso se trata de una carrera a pie y se denomina así porque se hacen cien tandas de mil metros. En cada tanda cualquier persona de todas las edades se puede ir integrando e ir haciendo el recorrido.

El que aguante más podrá ir haciendo más kilómetros y el que quiera parar puede hacerlo en cualquier momento. De este modo, habrá quien quiera hacer 30 o 40 kilómetros sumándose a las series que considere oportunas, y habrá otros que con un par de series queden satisfechos.

El evento, organizado por GV Sports y englobado dentro de la Festa HQR!, celebró su primera edición el pasado año con un gran éxito de participación, atrayendo a unas 400 personas en los cuatro días que duró.

Se trata además de una prueba solidaria, como su propio nombre indica, ya que se recogen kilos de alimentos que los asistentes llevan de forma desinteresada y que posteriormente son donados para las personas que más los necesitan.

A las ocho de la mañana saldrá la primera tanda de corredores, y a partir de ahí, cada seis minutos aproximadamente irán saliendo las continuas series de participantes. La idea de los organizadores es que en cada serie se apunte siempre alguien para que haya grupos de personas corriendo durante toda la jornada.

Comentarios