jueves. 26.05.2022 |
El tiempo
jueves. 26.05.2022
El tiempo

Primera estación a Asobal

undefined
Álvaro Preciado, intenta un disparo durante un partido. ADP
El Cisne visita al Alicante en un duelo en el que podría lograr el ascenso matemático si gana y Sagunto no puntúa

Tras hacer válida la victoria ante el Ibiza con un brillante encuentro frente al Málaga en casa, el Cisne Los Sauces se aleja una semana más del amparo del Pabellón Municipal para disputar una nueva final por el ascenso, un duelo que le de el salto matemático, que le acerque un poco más a la máxima categoría o que por la contra deje la pelea más apretada que nunca.

Alicante es la primera estación hacia Asobal, pero tras ella todavía hay dos más. Sin embargo el Cisne podría bajarse en esta y certificar así su vuelta a la máxima categoría ya que el encuentro frente al Horneo Alicante (19:30 horas, Felicísimo Ruíz Hermanos Maristas de Alicante) puede suponer el ascenso matemático -en caso de que los blancos ganen y el Sagunto no logre puntuar frente al San Pablo-.

Pero sobre la mesa también está la opción de tener que continuar el trayecto hacia la siguiente estación ya que el duelo puede dejar la lucha en un auténtico puño si el Alicante vence a los pontevedreses y el Sagunto se impone al Burgos, aumentando la intensidad de las dos últimas jornadas que restarán por disputarse.

Sin embargo, el Cisne Los Sauces llega a la costa mediterránea con las ideas muy claras y en un momento de forma que motiva y ayuda a los jugadores a afrontar un duro reto como el de esta tarde. Ya que es cierto que observando la tabla clasificatoria puede considerarse un poco decepcionante la situación de un Alicante cuya inversión y proyecto se hizo para pelear por el ascenso directo. Pero lo cierto es que los de Luis Parro todavía cuentan con opciones reales de acceder a la plaza que da el privilegio de disputar la fase y eso le convierte en un equipo peligroso al que tener en cuenta.

Además, el Horneo ha ganado todos los encuentros que ha disputado como local en esta segunda fase de la competición después de que en la primera consiguiese sumar la mitad de puntos que disputó en su feudo (9 de 18). Números que hacen indicar que los de Parro son un rival complicado de batir cuando juegan frente a su afición, pero que no intimidan a un Cisne que fuera de casa ha encontrado la fórmula para ser igual de duro que en su casa. Un hecho que ya demostró hace dos jornadas en su visita al Ibiza, con un encuentro muy serio en el que los blancos dejaron atrás todos los momentos de dudas.

Duelo clave el de esta tarde para los pupilos de Jabato. El técnico ya avisaba la semana pasada que el duelo de este sábado se presenta "muy difícil" y que la plantilla es consciente de que "los puntos fuera de casa son muy muy complicados", pero que "vamos con la motivación y en buena línea". Estudiado tiene el Cisne a su rival de esta tarde, al que ya consiguió ganarle en la primera vuelta (29-27) en un partido en el que se encontraron con complicaciones al final, pero en el cual la intensidad defensiva blanca fue clave. Es por ello que Marcos Otero destacó en la previa nombres como los de David Jiménez, Feuchtmann o De Novais, lo que considera "sus jugadores más determinantes en ataque", pese a que también afirmó que "tienen una buena portería y una gran defensa".

Primera de las tres estaciones que le quedan al Cisne hasta Asobal. Un duelo a orillas del mediterráneo que puede significar el ascenso matemático, un paso hacia delante o uno hacia atrás.

Los Xardíns que Falan del Concello quieren ser el talismán del Cisne en su pelea por el ascenso

Los jugadores Román Arboleya, Dani Neves y Nico Samudio en compañía de los ediles Iván Puentes, Yoya Blanco y Marcos Rey. DP
Los jugadores Román Arboleya, Dani Neves y Nico Samudio en compañía de los ediles Iván Puentes, Yoya Blanco y Marcos Rey. DP

De la misma manera que ocurrió en el camino del Pontevedra CF hacia el ascenso a Primera RFEF los Xardíns que Falan, iniciativa promovida por el concelleiro de Desenvolvimiento Sostenible y Medio Natural Iván Puentes, quieren ser ahora un talismán para el Cisne Los Sauces en su pelea por el salto a Asobal. De esta manera los jardines de la praza de Ourense amanecieron ayer con una portería y varios mensajes de apoyo al equipo local. Hasta allí se desplazaron los jugadores Román Arboleya, Dani Neves y Nico Samudio en compañía de Iván Puentes, Yoya Blanco y Marcos Rey, concelleiros de Turismo y Bienestar Social, para conjurarse y dar el último empujón al bloque pontevedrés.

Primera estación a Asobal
Comentarios