sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Carol Agulla, sobre su lesión: "El problema es mi cabeza"

Carol Agulla calienta con un vendaje antes de la final de la Copa de la Reina. RFEF
Carol Agulla calienta con un vendaje antes de la final de la Copa de la Reina. RFEF
Carol Agulla sufrió un esguince en su rodilla en noviembre y desde entonces no ha podido rendir, sumando recaídas y dos meses sin jugar ► La articulación está bien pero el dolor la atenaza

Cumple su quinta temporada en el primer equipo con poco más de 20 años. Pero justo el curso en el que se convertía en la segunda jugadora del Poio Pescamar con más temporadas en la élite, Carol Agulla no termina de ver la luz al final del túnel. Y es que un esguince en el ligamento interno de su rodilla izquierda le está lastrando desde noviembre. Aquel día, en un entrenamiento, el curso de la canterana poiense cambió. Y por el momento, no ha logrado darle la vuelta a la tortilla. Aunque cada vez el final del calvario está más cerca.

"El problema está en mi cabeza. Me está costando bastante", reconoce Agulla, que acumula casi dos meses alejada de las pistas tras sufrir una segunda recaída de su lesión. Y es que según los médicos, después de haber estado tanto tiempo parada, para su articulación ya no hay más tratamiento que volver a competir y "soportar el dolor". "Ese es el problema. Tengo que perder el miedo, porque la rodilla está bien. Lo que pasa es que desde la primera vez me hice daño dos veces más. Recaí. Y cada vez que me pega ese latigazo tengo que estar una semana casi sin andar. El estar tanto tiempo así, que si vuelvo o que si no, afecta", apunta la cierre rojilla, que hasta ahora apenas sabía lo que era estar de baja deportiva. "Nunca tuve ninguna lesión y no estoy acostumbrada a esto", reconoce Agulla, que entiende que al menos la rehabilitación y el trabajo de gimnasio se le hace ameno: "Me gusta y por eso no lo llevo tan mal. Podría ser peor". 

De este modo, el día a día de Carol durante el último mes y medio ha sido el de vivir una rehabilitación constante junto al fisioterapeuta del equipo. "Voy a todas las sesiones con el grupo. Eso ayuda. Lo que pasa es que luego tengo que trabajar al margen", expresa la estudiante de Ciencias da Actividade Física e do Deporte, a la que estas idas y venidas le han hecho ya vivir "varias pretemporadas". "Cada vez que paro, tengo que volver a empezar. Aunque pueda hacer trabajo de fuerza, que me gusta, pierdo la forma", explica Carol.

A este trabajo particular se le unirá en los próximos días alguna sesión con el nuevo psicólogo deportivo del Poio, que espera que le ayude a superar ese miedo que se le ha instalado en el cerebro.

"No me ayuda que sea la pierna izquierda. Yo soy diestra y siempre confías más en la buena. Con la otra tengo la sensación de ir a las disputas más débil", matiza la cierre, que espera volver a entrenar con el grupo a partir de la próxima semana y "poder ayudar" al equipo a partir del ecuador de la segunda fase.

Y es que la futbolista no se ha visto bien desde que sufrió el esguince. "Jugué algún partido, pero no me encontraba. Salía a la pista y era el 50% de lo que puedo ser. Sobre todo porque soy una jugadora de ir muy fuerte. Para no aportar, preferí parar", explica Agulla, que desde noviembre tuvo minutos en algún partido suelto, como la final de la Copa de la Reina, antes de parar definitivamente.

Pese a ello, la segunda capitana se siente partícipe de "una temporada chula". "Me fastidia por no jugar, pero la estoy viviendo sintiéndome partícipe del equipo. Como una más", sentencia.

Carol Agulla, sobre su lesión: "El problema es mi cabeza"
Comentarios
ç