lunes. 26.10.2020 |
El tiempo
lunes. 26.10.2020
El tiempo

Algunos clubes de Pontevedra ven inviable la profesionalización

Un partido del Poio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Un partido del Poio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El Leis y O Fisgón consideran imposibles de afrontar medidas como el número mínimo de fichas profesionales

El pasado miércoles la Real Federación Española de Fútbol emitió un comunicado por el cual anunciaba que el CSD aprobaba la profesionalización de varias categorías de Primera y Segunda División de fútbol femenino; Primera y Segunda de fútbol sala masculino y Primera de fútbol sala femenino.

Este anuncio ha supuesto una revolución en parte debido a la falta de información que ha descolocado a los clubes protagonistas, como el Poio Pescamar, y también por la disyuntiva creada con respecto al término competición profesionalizada.

En dicho documento aparece reflejado que "la calificación de competición profesionalizada supone que en las bases de la competición habrá una serie de requisitos sobre la profesionalidad de las y los futbolistas y otros participantes en la misma y que hace referencia a términos como "presupuesto de los clubes, posible presupuesto mínimo para la plantilla con contrato de trabajo del primer equipo, número mínimo de licencias profesionales etc", algo que los clubes ven bastante insostenible a día de hoy.

Sergio García, gerente del Leis Pontevedra que se está jugando el ascenso a Segunda División, asegura que "como exijan ocho contratos profesionales no podría jugar ningún club o como mucho uno. El Santiago Futsal, por ejemplo, debe de tener uno o dos jugadores profesionales nada más" a lo que añade que "a nivel estructural van a ser incapaces de soportar eso, no seríamos ningún club capaz de soportarlo la verdad".

En relación a esto también reaccionó Juanjo García, presidente del Poio, que destacó que "yo entiendo que habrá equipos que si, a día de hoy, nos obligan a tener contratos profesionales no podrían salir a competir". Una de las formas en las que sería posible mantener esta obligación, según el mandatario conservero, sería si "esto va ligado a un paquete de medidas con fines directos", lo que supondría que "la federación nos obliga a ciertas cosas, pero recibiendo a cambio tanto dinero".

Sin embargo, por el momento, todo son suposiciones ya que la federación aseguró que "hasta después del play-off no se van a sentar a hablar con nosotros", destaca Juanjo que considera que "es triste que a 10 de junio no hayan comunicado nada más a los clubes", sobre todo cuando afecta a la posible planificación de la próxima temporada que muchos ya han comenzado. "A día de hoy sabemos lo que hemos leído en el comunicado y poco más", afirma el mandatario conservero.

Por su parte, Sergio es un poco más optimista ya que imagina que en cuanto sea posible "harán una reunión con los clubes para poner los límites y ser permisivos en la primera temporada". El gerente del Leis considera que "está todo en el aire" y que es el comienzo de una profesionalización no tanto de una categoría sino del "sector".

Comités para regular y dirigir
Con todas las controversias que ha generado el concepto competición profesionalizada y teniendo en cuenta que todavía no se conoce el paquete de medidas que esto acarrearía para las categorías afectadas, lo único que está claro es que esta nueva denominación permitirá la creación de tres comités profesionalizables.

"Estos comités tendrán autonomía para organizar la distintas competiciones de fútbol sala", afirma Pablo Prieto, responsable de este deporte en la Federación Galega de Fútbol. Estos nuevo organismos estarán "coordinados con otros ya existentes, pero tendrán autonomía propia".

Con la llegada de estos nuevos comités se pretende comenzar, entre otras cosas, "una promoción de estas competiciones" y llevar a cabo esta divulgación, por ejemplo, "al ámbito educativo" así como dar un salto de calidad a la Primera División Femenina en el camino para que llegue a ser una liga profesional.

La nueva denominación permite al organismo nacional tener un mayor control sobre las categorías mencionadas, pero contando con todos sus miembros ya que, por ejemplo, en el órgano ejecutivo de fútbol sala habrá presidentes de federaciones territoriales, representantes de fútbolistas, entrenadores y árbitros.

Enfado en la ACFF. La Asociación de Club de Fútbol Femenino fue la primera en reaccionar al comunicado de la Real Federación Española, lamentando "profundamente la confusión generada al utilizar un término que no existe en la normativa deportiva". Desde este organismo destacan que no existen competiciones profesionalizadas y que "hasta que sea calificada por el CSD como competición profesional, las competiciones de fútbol femenino seguirán siendo no profesionales":

Por último piden que se deje de utilizar términos como reto, honor, pro o profesionalizadas como "si un premio de consolación se tratara".

Algunos clubes de Pontevedra ven inviable la profesionalización
Comentarios