lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Hasta que el anillo separó al Poio Pescamar y a Cossío

undefined
Manu Cossío (en cuclillas), junto a su cuerpo técnico, entre ellos Santi Rodríguez (izquierda). RAFA FARIÑA
El cequipo afronta este sábado su partido ante el Atlético Torcal sin su técnico, cuya boda coincide en fecha y hora con el encuentro ► El club pidió sin éxito aplazar el duelo

Un evento en A Seca y otro paralelo en Arousa. El Poio Pescamar afronta este sábado a partir de las 18.30 horas un partido importante ante el Atlético Torcal para seguir enganchado a la zona alta de la clasificación. Y por primera vez desde su llegada en el primer semestre del 2020, el conjunto rojillo no podrá contar con la dirección de campo de Manu Cossío.

Y es que el técnico de Vilanova contraerá matrimonio unas horas antes, por lo que el banquete de su boda coincidirá con la disputa del encuentro. Lo que no separó el fútbol sala en un año y medio, lo hará el anillo.

De este modo, será Santi Rodríguez -junto al resto de cuerpo técnico- el encargado de dirigir al conjunto conservero por la ausencia de Cossío, cuya boda estaba planificada desde hace un año y coincidía con una jornada de liga.

Eso lo sabía el propio técnico y lo sabía también el club, que trató de aplazar el encuentro en verano, cuando se conoció el calendario. La intención de la entidad conservera era disputa el choque durante el parón de selecciones que llega ya -pese al riesgo de no poder contar con internacionales en el caso de que la seleccionadora convocase a jugadoras del Poio, como así fue-.

Sin embargo, el Atlético Torcal no aceptó este aplazamiento y, finalmente, el encuentro correspondiente a la cuarta jornada se jugará en la fecha prevista.

Será, por lo tanto, un día diferente no solo para el propio Cossío -que tendrá seguro un ojo puesto en A Seca a la hora del encuentro pese a estar de celebración-, sino también para la escuadra rojilla, que tendrá que aprender a competir sin su entrenador a medio metro de la pista de juego.

Este viernes el equipo ya realizó la última sesión sin Cossío, pendiente de la boda. Aunque fue la única que se perdió el primer entrenador durante toda la semana.

"Ha sido una semana relativamente normal", reconoce Santi Rodríguez, segundo técnico, que confía en que la ausencia del preparador se "note poco". "Otros equipos sí podrían notar esa falta, pero nosotros llevamos más de 50 sesiones. El equipo está muy bien trabajado y tiene muy interiorizado lo que hacer tanto en defensa como en ataque. Estamos en buenas manos con las jugadoras tan profesionales que tenemos", sentencia Rodríguez, "tranquilo" por su 'debut' en Primera aunque consciente de "la responsabilidad que conlleva".

Por su parte, en su 'despedida' anticipada del equipo antes del choque ante el Atlético Torcal, Cossío también apeló a esa "confianza" tanto con respecto a la plantilla como al cuerpo técnico. El preparador pontevedrés apeló a la "tranquilidad" con la que afronta su ausencia sabiendo el nivel e implicación de las jugadoras de cara a una jornada que, pese al 'divorcio' temporal entre ambas partes, podría acabar en celebración total en caso de sumar los tres puntos.

Partido: "Es un equipo muy difícil para nuestro estilo"

Santi Rodríguez destacó de cara al choque de hoy que espera a un rival "muy difícil" para el estilo de juego del Poio Pescamar. "El Atlético Torcal es un recién ascendido, pero le hemos visto los tres partidos y tiene sus armas. Destaca en las transiciones, se juega muchos uno para unos y tiene desparpajo. Cuenta con jugadoras de buen nivel, como Eva o Cecilia, por lo que será importante que consigamos tener orden en el partido", destaca el segundo entrenador, referencia en el banco este sábado. 

Para Rodríguez, la clave del choque estará en que el conjunto rojillo mantenga su buen nivel en defensa y, sobre todo, logre una ventaja que le permita desatascar el encuentro. De cara al choque, el Poio Pescamar seguirá sin contar con la participación de Martita.

La exjugadora del Amarelle ya tiene el alta médica tras sus problemas musculares y participa en los entrenamientos "con normalidad y buen nivel", pero desde el cuerpo técnico prefieren no forzarla y "aprovechar los 20 días de parón" para afinar su puesta a punto y que recupere confianza de cara a competir con total normalidad. Además, Rodríguez destacó que la carga de entrenamientos y de competición hace que el equipo llegue al choque "algo cargado".

Hasta que el anillo separó al Poio Pescamar y a Cossío
Comentarios
ç