"El que gane prácticamente lo tiene hecho"

Sin calificar el derbi ante el Pontevedra como una final porque aún quedarán "puntos en juego", pero asumiendo que vale "cuatro puntos: los tres de la victoria y el 'gol average'". Rubén Domínguez, técnico del Ourense CF, analiza la lucha en la que llegan inmersos los dos conjuntos en un final de temporada que entiende "no con presión, sino con ilusión"
Rubén Domínguez. LA REGIÓN
photo_camera Rubén Domínguez. LA REGIÓN

Seguro de que el Ourense CF tiene las "armas" para firmar un buen partido en Pasarón, Rubén Domínguez (Ourense, 1987) analiza el año de su equipo y el del Pontevedra, además de las claves de un derbi que será el partido "casi definitivo" por el liderato.

Solo quedan nueve puntos en juego, seis después del derbi. ¿Es una final por el ascenso directo?
Está claro que quedando puntos en juego final como tal no es, pero quizás el partido más importante de los tres que quedan. Para los dos equipos este partido vale cuatro puntos, los tres de la victoria y el punto del ‘gol average’. Y en caso de empate para el Pontevedra vale dos, pero para Ourense uno.

En la ida se firmó un empate sin goles, pero la situación es muy diferente. Es momento de arriesgar.
Sí. Al final los equipos han evolucionado. Ahora sí que el cariz es de final, es el partido casi definitivo. Si el partido acaba en empate pues posiblemente esto se vaya a la última jornada, pero el que gane prácticamente lo tiene hecho.

El golpe en la clasificación, en caso de victoria, sería evidente, ¿pero cómo lo ve en el aspecto anímico?
Creo que ya ni en lo anímico. Si Ourense y Pontevedra llevan toda la liga siendo muy estables a nivel de puntuación, me parecería muy raro que alguno ‘pinche’ en los dos partidos que falten porque hay que pensar que el otro tiene que ganar igualmente los dos. El equipo que gane, si hay un triunfo, tiene muchísimo camino andado.

¿Pasarón es un reto o una motivación para sus jugadores?
Al final es una ilusión. Nosotros llevamos todo el año escalando objetivos. El primero era dar un pasito más que el año pasado y hacer esos 50 puntos que nos colocaran entre los ocho primeros. Lo conseguimos. Luego el objetivo fue hacer play-off, que nos daba Copa del Rey. Para nuestro club esa Copa del Rey era muy importante para el año que viene, en caso de no ascender, poder hacer un equipo un poco más competitivo. Una vez nos vimos dentro, que por suerte fue con mucho tiempo, el reto era llegar vivos a Pasarón y jugarnos la liga allí. Ahora el objetivo es intentar ganar porque sabemos que podemos hacer historia. 

¿Ir paso a paso ha sido la clave?
Creo que la clave ha estado en el verano. Has traído buenos futbolistas y eso es fundamental porque los entrenadores no hacemos magia. Si tienes buenos futbolistas quedas arriba y si no los tienes, pues no. Y todo lo que se venda a partir de ahí es mentira. Creo que el verano lo hemos hecho fantásticamente bien y en enero también. Pase lo que pase, tanto Pontevedra como Ourense CF hemos hecho una grandísima temporada.

Ha apuntado Yago Iglesias en alguna ocasión que con estas puntuaciones, en otras temporadas, cualquiera de los dos equipos podrían estar ya ascendidos. ¿Coincide?
Es que Yago Iglesias tiene toda la razón. Con esta puntuación un equipo habría ascendido la semana pasada en la liga del año pasado. La realidad es que es una pena porque el Pontevedra históricamente es un club de otra categoría, lo normal es hacer lo que está haciendo, pero para nosotros que por una vez hacemos algo que quizás no se vuelva a repetir, justo de rival te toca el Pontevedra. Pero hay que lucharlo e intentar ganar en Pasarón y ganar la liga.

¿Respira ilusión por el ascenso?
Sí. Ahora estamos todos muy ilusionados porque no era el objetivo inicial, pero una vez estás aquí el objetivo es ser campeón. Está claro que no lo entendemos como una presión porque para nosotros es una ilusión y tenemos que jugar con ello. Sabemos que ganar en Pasarón va a ser muy muy difícil, pero creo que tenemos armas para poder hacer un buen partido. Y esto es fútbol, puedes hacer un muy buen partido y perder o hacer un partido de tener muchísima suerte y ganar. Sabemos a dónde vamos, a lo que nos vamos a enfrentar y tenemos que estar preparados para lo que sea.

Lleva cuatro años al frente del equipo. ¿Qué es lo que más valora?
El equipo con mayúsculas. Hay jugadores que están teniendo igual un minutaje inferior a otros, pero los ves entrenar, ves cómo están preparados y esa es la base del club. Cuando hay generosidad y todos ponen su mejora individual al servicio del colectivo. Y eso pasa en el Ourense CF. Cualquier jugador que venga aquí lo sabe. Muchos jugadores han salido por la puerta de atrás porque creyeron que estaban por encima del equipo y aquí eso es imposible.

¿Y cuál es el mayor valor del Pontevedra?
El nivel individual de sus jugadores y la propuesta de su cuerpo técnico.

¿Esperaba llegar a las últimas jornadas en este mano a mano?
Creo que depende de a qué Rubén le hagas esa pregunta, al de septiembre, al de noviembre o al de enero. De inicio se respiraba que iba a ser una buena temporada. Empezamos bien en liga, pero no hay que olvidar que cuando nos gana 0-3 el Zamora en la jornada seis estábamos a siete puntos del líder. Igual en septiembre esperábamos hacer una gran temporada sin renunciar a nada y desde enero, cuando ya ves cómo funcionan los fichajes, pues por qué no, ahí ya sí que te lo empiezas a creer. Y cuando ya llegas a la jornada 31 está claro que no es casualidad.

Les toca romper la dinámica y ganar fuera de casa.
Hay que ser conscientes de lo difícil que es sumar fuera de casa. Los dos equipos tenemos muchos empates. Lo anormal son los números que estamos haciendo de locales porque prácticamente contamos los partidos por victorias. Pero tenemos que romper la dinámica por narices si queremos ganar nosotros la liga.

"Ser favoritos no quita valor a lo que han hecho este curso Pontevedra y Zamora"

El Pontevedra es favorito desde el inicio de liga y el Ourense CF ha sido la sorpresa. ¿Eso les ha quitado presión?
Partiendo con el cartel de favorito no es fácil hacer lo que están haciendo Pontevedra y Zamora. Ser el favorito no tiene que quitar valor a lo que han hecho. Pero lo que estamos haciendo nosotros es también una barbaridad porque no entramos dentro de las quinie quinielas, ahora estamos ahí y sí que tenemos cero presión y muchísima ilusión. Para nosotros es una fortaleza porque a nivel institucional o social aquí no va a pasar nada porque nos tengamos que ir al play-off. Intuyo que para Pontevedra y Zamora tampoco, pero sí que el tema para el Pontevedra, entre comillas, es más obligación y para nosotros, también entre comillas, es un poco más de ilusión. Pero la responsabilidad la tenemos ambos equipos ahora mismo.

Comentarios