lunes. 25.01.2021 |
El tiempo
lunes. 25.01.2021
El tiempo

Una prueba 'milenaria'

Los primeros 'participantes' fueron los concejales socialistas de Pontevedra. DP
Los primeros 'participantes' fueron los concejales socialistas de Pontevedra. DP
La edición más rara de la San Silvestre pontevedresa alcanza los mil participantes a falta de cuatro días para su conclusión. El circuito de ‘A Illa das Esculturas’ es el que cuenta con más registros

La San Silvestre más rara de la historia alcanzó la cifra de los mil participantes cuando quedaban cuatro días para la conclusión de la misma. El trazado que cuenta con más adeptos es el de la Illa das Esculturas con 402 registros, mientras que la del Gafos es el de menos.

Este millar de participantes han realizado más de diez mil kilómetros y un total de 2.139 registros, unos datos que confirman la buena acogida de una actividad puesta en marcha por el Concello de Pontevedra y la Sociedad Gimnástica de Pontevedra bajo el lema de Unha carreira distinta para un ano especial. Rara, pero San Silvestre.

La actividad nació como alternativa a la tradicional San Silvestre. Ante la imposibilidad de desarrollar la tradicional prueba deportiva por las habituales aglomeraciones, tanto la institución como el equipo de atletismo trabajaron en una alternativa que aunase, igualmente, actividad física y solidaridad. De este modo, surgió una San Silvestre reformulada con ingenio.

Participantes en la Rara, pero San Silvestre

El MetroSilvestre se compone de diez circuitos esparcidos a lo largo y ancho de la ciudad y el rural.

El de la Illa-Bos Aires es de 4.600 metros, arrancara desde un cilindro ubicado en el Ponte dos Tirantes para ir hasta la cascada del Lérez. Una vez allí, hay que dar la vuelta para, desde los Tirantes, acceder a la Illa das Esculturas, que se debe recorrer al completo para regresar al punto de inicio.

El segundo trazado es el de A Xunqueira de Alba de 3,8 kilómetros que arranca en Domingo Fontán. Tras pasar el puente del Río Rons y llegar A Gándara, se da la vuelta para regresar.

El de Entre Pontes es un trazado de solo 1.000 metros ubicado entre el Ponte do Burgo y el de As Correntes.

El Ría-Río es de 6.000 metros. Comienza en la Avenida de Marín para ir hasta el monumento de los ciclistas y dar la vuelta hasta el Ponte do Burgo para regresar al punto de inicio.

El recorrido de Alameda-Palmeiras es de 1.200 metros entre la Deputación, las Palmeiras y la Alameda.

El sexto circuito es de la Senda dos Gafos de 8.400 metros entre las estaciones hasta el Ponte Leira Longa y regreso a la estación.

El del Gorgullón-Gafos es el octavo recorrido y transcurre desde Eduardo Pondal al parque dos Gafos, pasando por las estaciones para regresar al inicio sobre los mismos pasos. 1.600 metros.

El octavo trazado es el del Parque Miradoiro de Monte Porreiro. Cuenta con 1.400 metros. De la calle Francia al mirador y su parte baja.

La Senda do Lérez va desde el Ponte da Palabra a la presa de Bora, pasando por la captación de agua. Ida y vuelta. Ocho K.

El último trazado es el del Pontillón do Castro, que tiene 3.360 metros que rodean el embalse, partiendo del Centro de Piragüismo.

Otra de las novedades es que la tradicional prueba vinculada a las festividades navideñas se celebra desde el 15 de diciembre hasta el 15 de enero del 2020. Durante un mes completo, los interesados pudieron participar.

Los diez trazados constituyen prácticamente 37 kilómetros a recorrer corriendo o andando, en solitario o acompañado de convivientes.

La pandemia del coronavirus ha convertido la presente edición en la más rara, porque en los tiempos de crisis lo esencial es reiventarse para poder resistir.

La edición de este año es la alternativa a un evento que nació hace 43 años para festejar el cincuentenario de la Sociedad Gimnástica. Unos cuantos años antes de que un grupo de amigos, emulando a la carrera que se celebraba en São Paulo para despedir el año, pusieran en marcha en Madrid la San Silvestre vallecana.

Una prueba 'milenaria'
Comentarios