jueves. 20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo

Reflotar hundiendo al vecino

Pol Bueso, durante un entrenamiento esta temporada. GONZALO GARCÍA
Pol Bueso, durante un entrenamiento esta temporada. GONZALO GARCÍA
El Pontevedra y el Racing de Ferrol se miden en un derbi marcado por la sequía de triunfos en ambos bandos ► De vencer, los granates podrían rozar de nuevo la cuarta plaza y, de paso, poner distancia con el cuadro ferrolano

Un derbi siempre es un derbi. Y más si es entre dos clásicos de la Segunda B como el Pontevedra y el Racing de Ferrol. Granates y verdes son vasos comunicantes. Condenados a verse las caras en un duelo de los más históricos de una categoría que ambos sueñan con abandonar más pronto que tarde, el vecino del sur recibe esta tarde al vecino del norte. Pasarón (17.00 horas) dirime el momento negativo de ambos, del cual uno u otro saldrán a costa de hundir al enemigo.

El Pontevedra llega al duelo en plena cuesta de enero, que ya no se ve tan empinada tras el empate en Coruxo. El punto en O Vao sirvió para acabar con la mala dinámica de tres derrotas seguidas (dos de liga y una de Copa). Y de paso, acercarse un poquito más a la cuarta plaza, que está ahora a cuatro puntos.

Pero la cuesta sigue siendo cuesta. Y a suavizar la pendiente no ayudan las lesiones, sanciones y bajas federativas. El conjunto pontevedrés ejerce de anfitrión ante el Racing en cuadro. Todavía con el 4-1 de la ida en la retina, el cuadro de la Boa Vila no podrá disponer de Álex González, que acumula la sanción de la quinta amarilla y de la roja directa y se perderá este partido y el próximo. Tampoco estará Jesús Berrocal, lesionado, lo que deja al centro del campo en cuadro tras la marcha de Mejía.

Así, Pouso cuenta con los efectivos muy contados de la defensa en adelante e incluso podría no convocar a Rivera, que busca minutos en otro lado. Quien regresa a la lista es Sana N"Diaye, después de cumplir su suspensión por doble amarilla ante el Ínter de Madrid.

TRES DERROTAS. Pero si en el entorno granate se respira más expectación por los fichajes que optimismo por la dinámica, peor están las cosas en el punto cardinal de Galicia opuesto. Porque el Racing de Ferrol. Porque desde su victoria por 3-0 ante el Langreo el 14 de diciembre, el bloque departamental acumula tres derrotas en liga (Las Palmas Atlético, dos veces el Rayo Majadahonda y el Sanse). Pero más allá de no sumar, está el hecho de que ni siquiera ha marcado.

De este modo, el Racing de Ferrol llega a la Boa Vila a tan solo tres puntos de un Pontevedra que, de vencer, pondría una distancia importante de por medio con uno de sus inmediatos perseguidores y podría volver a tocar con las yemas de los dedos la cuarta plaza de un Majadahonda que recibe por la mañana al Ibiza.

Reflotar hundiendo al vecino
Comentarios