Martes. 12.12.2017 |
El tiempo
Martes. 12.12.2017
El tiempo

Reina el pesimismo

Un pescador de salmón en el coto de Monte Porreiro esta temporada.
Un pescador de salmón en el coto de Monte Porreiro esta temporada.
La pesca de salmón en el río Lérez retrocede hasta los cuatro ejemplares a mitad de temporada por la falta de agua y la sequía ►El es quinto peor dato histórico desde que se abriera la veda en 2003 y el peor de los últimos cuatro años en el coto pontevedrés

Se confirmaron los malos registros, la pesca de salmón en el coto de Monte Porreiro no atraviesa sus mejores momentos en el río Lérez. Trascurrida más de la mitad de la temporada que finaliza el próximo 31 de julio, se han pescado solo cuatro salmones de los 10 permitidos por la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio.

La sequía y la consecuente falta de agua en los ríos gallegos impide que los ejemplares remonten y piquen. Solo con ver las estadísticas de los últimos años se puede comprobar cómo ha caído la pesca del rey del Lérez en la relación a 2016 a estas alturas. En este mismo tramo de campaña se habían pescado seis salmones, solo cuatro de ellos en junio.

Pablo Caballero, jefe de Conservación da Natureza en Pontevedra: "Estamos atravesando una sequía muy importante y, ante eso, no podemos hacer nada"

Si se atiende a datos globales desde que abrió la veda en el año 2003, el río Lérez presenta su quinto peor registro en balance de capturas, según el último recuento oficial de la Xunta que data del pasado 14 de junio y que analiza los salmones capturados en los diferentes cotos en el mismo período de tiempo desde que se abre la temporada el 1 de mayo. La tendencia actual contrasta radicalmente con tan solo con el año 2015, cuando en 44 días cuando se pescaron catorce (récord hasta la fecha) y a uno del límite máximo del cupo permitido.

En este sentido, Pablo Caballero, jefe de Conservación da Natureza en la provincia de Pontevedra, se muestra bastante negativo en relación a la perspectivas. «Estamos atravesando una sequía muy importante y, ante eso, no podemos hacer nada. Salmones hay, pero no pican».

Salvador Ortega, experto en pesca del salmón: "El agua está muy transparente en estos días tan veraniegos, por lo que los salmones consiguen escapar»


José Maqueira, regente de una tienda de pesca en Pontevedra, opina de forma similar. «El caudal está muy bajo y el agua está muy caliente por las altas temperaturas, por lo que los salmones no se mueven y remontan. No es solo aquí en Galicia», apunta este pescador que fue al coto de Monte Porreiro el pasado 7 de junio.

El pescador estradense Salvador Ortega, responsable de la web especializada Ás Orillas do Ulla. valora que «en el Lérez, dentro de todo, es el que menos se nota porque, por lo general, hay pocos salmones. En días tan veraniegos como los que tenemos, el agua está muy transparente, por lo que consiguen escapar a los pescadores», señala.

Reina el pesimismo