domingo. 22.09.2019 |
El tiempo
domingo. 22.09.2019
El tiempo

Remodelación obligada del Pontevedra

Los cambios en la zaga granate no afectarán a Víctor Vázquez. DAVID FREIRE
Los cambios en la zaga granate no afectarán a Víctor Vázquez. DAVID FREIRE
Luismi confirma la baja de Nacho López contra el Ibiza y apuesta por Santi Figueroa para el partido ante los baleares

Nacho López no jugará el partido del próximo domingo contra el Ibiza. Así lo adelantó este miércoles el entrenador del Pontevedra Club de Fútbol, Luismi, en la rueda de prensa que oficia todos los miércoles en el campo de Pasarón.

"No podemos arriesgar con él. Es un tema muscular. Solo lo haríamos si las pruebas determinasen que no tiene nada y él se siente mucho mejor. Pero la idea inicial es la de andar con cautela, porque podría ser mucho peor. Estaremos pendientes de la evolución, pero para el domingo está muy complicado", comentó el preparador granate, que anunció que Santi Figueroa será titular, con casi absoluta seguridad, en el enfrentamiento del fin de semana.

El Pontevedra tampoco podrá disponer de los servicios de Alberto Campillo, expulsado en el duelo del domingo por desplazar el balón que había salido por la línea de banda en el tiempo de descuento del partido contra el Sporting B. El futbolista vigués se encontraba en el banquillo, su acción derivó en una pequeña tangana y el colegiado optó por mostrar la tarjeta roja al zaguero, que le obligará a cumplir un duelo de suspensión.

El técnico podrá contar con los otros zagueros: Naveira, Víctor Vázquez y Pol Bueso y está a la espera de conocer el estado de forma de Jaouad Erraji, que tenía previsto su llegada a Pontevedra este miércoles por la noche para trabajar por primera vez este jueves con el colectivo, después de haber cumplido con sus compromisos con la selección de Marruecos.

El técnico no se plantea institucionalizar, en principio, la presencia de Álex González como lateral izquierdo

"Lo bueno que tiene es que no viene de estar parado. Ha estado entrenando y compitiendo. Es una ventaja con respecto a Mejía, que trabajaba con un entrenador personal en solitario. Él tiene ritmo. Si el viaje sale bien, no debería tener problema para poder viajar a Ibiza", expresó Luismi a ese respecto.

El técnico no se plantea institucionalizar, en principio, la presencia de Álex González como lateral izquierdo. "Por desgracia, su presencia ahí se debe a situaciones apuradas, a que estamos por debajo en el marcador y necesitamos ser más ofensivos e intentamos ganar profundidad con él. Nos ofrece soluciones a nivel ofensivo y a nivel defensivo cumple de sobra".

Además, los hombres de la parte avanzada del campo que están tocados no pudieron completar la sesión con sus compañeros. Javi López realizó la mitad del entrenamiento, pero no lo concluyó. Luismi confía en que este jueves sí pueda acabar el trabajo al lado de sus compañeros.

La misma precaución está teniendo el cuerpo técnico con Adighibe, que se encuentra mejor del esguince de tobillo que padece, pero que este miércoles todavía permaneció al margen del colectivo.

Romay se ejercita con la máscara de David Goldar
Manuel Romay comenzó este miércoles a entrenarse con sus compañeros después de que los servicios médicos del Pontevedra consiguiesen evitar la intervención quirúrgica, al restaurarle el daño producido por la fractura de los huesos propios de la nariz que sufrió el pasado domingo en el partido contra el Sporting B.

El jugador granate no quiso perder ni un día de trabajo. En principio, no estaba previsto que este miércoles se ejercitase, ya que la protección que le realizaron a su medida no llegará a su poder hasta este jueves. Sin embargo, con la colaboración de Edu Sousa, pudo agenciarse otra máscara: la que empleó David Goldar hace dos temporadas cuando el partieron la nariz.

Su participación en el enfrentamiento contra el Ibiza dependerá de las impresiones que él mismo acumule.

"Veremos qué sensaciones tiene él. Es algo muy personal. Dependerá de cómo se sienta", comentó Luismi al respecto de las posibilidades de que el media punta juegue en territorio balear.

El antifaz protector no era de su talla, por lo que se percibió cierta incomodidad en sus movimientos. "Era el primer día e iba con cautela. Veremos sus sensaciones. El que tiene que sentirse bien y estar a gusto es él. Es algo delicado y veremos cómo se adapta", manifestó Luismi al respecto del estado físico del fútbolista. El tiempo dirá si puede jugar.

Remodelación obligada del Pontevedra
Comentarios