sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

La retirada de un capitán, José Manuel Barcala se despide del Leis

Barcala con la bufanda del 40 aniversario del Leis. CEDIDA
Barcala con la bufanda del 40 aniversario del Leis. CEDIDA

El jugador sueña con finalizar su etapa metiendo al equipo en Segunda División

El adiós a un capitán. José Manuel Barcala se va por la puerta grande. El jugador del Leis anuncia su retirada del fútbol sala a final de esta campaña, y lo hace con la gran satisfacción de "haber hecho una gran temporada". 

Hay jugadores que se convierten en leyenda en el equipo en el que militan. Barcala es uno de ellos. El pontevedrés, de 38 años, asegura que ha llegado el momento de despedirse del fútbol sala, al menos sobre las pistas. Y es que tras haber sido una de las figuras más representativas del Leis, el pontevedrés quiere "echar una mano a Sergio en lo que haga falta" y, no contento con ello, asegura que estará "animando todos los fines de semana".

Barcala disputando un balón con un rival. ARQUIVO
Barcala disputando un balón con un rival. ARCHIVO

Se cierra una etapa. Barcala estaba esperando el momento oportuno para su retirada. Ese que el destino prepara siempre con anterioridad para que todo se dé redondo. Él se lo podía permitir. Alguien que ha lucido el escudo del Leis durante 12 temporadas merecía una retirada que "dejase un buen sabor de boca". Así, al menos, lo considera. 

"Ya era algo premeditado. El año pasado ya tenia esa idea, pero como fue una temporada en la que conseguimos la permanencia a falta de dos jornadas me quedaba mal sabor de boca, así que decidí quedarme otro año. Aparte Mikel hizo también un par de fichajes y decidí quedarme otro año para ver si esta temporada era la buena. Hemos hecho una gran temporada y pienso que es el momento" apunta Barcala. 

El cometido de Barcala es dejar paso a los jugadores jóvenes que llegan cargados de energía para conseguir títulos con el equipo.

Pero esta despedida puede tener mejor forma, y es que el Leis podría ascender a Segunda División. "Si ya logramos dejar el equipo en Segunda sería genial", se reafirma el pontevedrés. Desde abajo llegan pisando fuerte. Ese ha sido el principal motivo de su retirada, el de dejar espacio para los que llegan, haciendo un acto de bondad y entrega al club de su vida. "Pienso que el club ahora esta de una forma un poco más seria y hay que dejar sitio para los que vienen de abajo, tanto la gente de la cantera como los chicos que llegan al club". 

Padre de dos niñas y sacrificado por su trabajo, el Leis ha formado parte de su vida de igual manera. Peleará hasta el final por tener la mejor retirada que pudiera imaginar. Eso sí, no le pica el gusanillo de aguantar un año más si el equipo asciende. "Con el tema del trabajo jugar en Segunda División son palabras mayores, requiere un poco más de tiempo y dedicación ". Barcala ya ha cumplido con su cometido y es el turno de los siguientes. De su etapa en el Leis recordará siempre con una sonrisa estos últimos años. Ha habido sufrimiento, sí, pero el equipo ha hecho piña y ha demostrado de lo que es capaz. "Las sensaciones son que el club, con la llegada de Mikel, ha mejorado muchísimo", apunta. Y tiene claro que lo seguirá haciendo. 

El brazalete está en el aire, aunque a bien seguro recaerá sobre Dani o Berto, dos de los veteranos del equipo pontevedrés.

Por el momento, surge la duda de quién tomará el relevo

"El brazalete quedará en buenas manos seguro. No se fijo quien lo llevará para el año, si Berto o Dani, pero cualquiera de los dos son gente con peso en el equipo, que llevan muchos años y lo van a hacer bien". Es el turno de ceder el testigo, porque a él "ya le llega" como resume el jugador. 

Barcala se va con el recuerdo de haber firmado una de las mejores temporadas que el recuerda en sus 12 años de historia con el club. Ha vivido momentos de todos los colores, pero ha decidido poner punto y final con un play-off. 

Ha sido una temporada dura. "Este año había mucha competitividad. Otros años peleábamos con la gente de la cantera para conseguir reunir ocho jugadores. Este año todos querían jugar el fin de semana y tenía que haber descarte" resalta. 

El crecimiento del Leis es algo que llama la atención. Pero Barcala afirma que lo de este año no es fruto de la casualidad. "Cuando se trabajan, salen las cosas" relata. 

No tiene duda de que "este año el club está de manera ascendente y como estos años atrás luchamos por no descender, a pesar de la pandemia que hubo y todo esta temporada se disfrutó bastante". 

Pero le queda el arreón final. 

No piensa dar nada por perdido, algo propio de un capitán. Quiere dejarse la piel en la pista en los últimos partidos, y sobre todo, cree en su equipo. Cree en que el Leis sea de Segunda División. "Llegar a Segunda División es algo que al principio no nos imaginábamos. Aunque el objetivo era ese, de estar el año pasado a punto de descender a estar jugando el play off es algo que no nos imaginamos". 

Barcala quema los últimos cartuchos en el equipo que le abrió las puertas a poder disfrutar de su sueño. El Leis pierde un capitán y gana un apoyo condicional.

La retirada de un capitán, José Manuel Barcala se despide del Leis
Comentarios