sábado. 20.07.2019 |
El tiempo
sábado. 20.07.2019
El tiempo

Natan Suárez: la revelación busca su redención

Natan Suárez - JOSE LUIZ OUBIÑA
Natan Suárez - JOSE LUIZ OUBIÑA

Salió del Tecro por problemas extradeportivos hace siete meses. Ahora, regresa a Pontevedra como un hombre nuevo buscando absolución: fue la sorpresa de la Liga Asobal y pretende irse de Galicia con una medalla en la maleta

Se fue de pontevedra entre polémica. Pero regresa con la lección aprendida y con otro talante. Natan Suárez (Girona, 1998), flamante jugador revelación de la Liga Asobal esta última temporada, es una de las grandes estrellas de los Hispanos Júnior, que este jueves llegaron a la Boa Vila para iniciar la concentración de cara al Mundial que la capital de la provincia y Vigo acogerán a partir del 16 de julio.

"Fue una salida fea. Nadie quiere salir así de un club en el que has debutado en Asobal y has tenido tantos minutos en la pista. Es una pena. Pero bueno, el perdón de todo siempre está ahí. Me arrepiento de todo lo que pasó. Sino, yo estaría aquí. Tendría un año más y estaría súper contento. Luis (Montes) sabe que yo estaba muy cómodo en la ciudad", explica Suárez sobre su abrupta marcha del Teucro, tras tener problemas fuera de la pista con varios de sus compañeros.

Una vez asumida esa petición de perdón, el primera línea catalán asegura que regresar a Pontevedra "siempre motiva" porque Galicia es un lugar que le "gusta" y conoce "bien" y en el que hizo "muchas amistades". "Sueño con ganar el oro aquí, aunque es algo que debemos apartarnos de la mente", explica Natan, ya integrado en una selección que lleva años trabajando conjuntamente y a la que él se ha sumado a última hora. "En octubre o noviembre me llamaron comentándome que me querían probar en la selección porque había dado un salto de calidad. Fue a la concentración de enero en Santander, luego al CAR de Granada. Ahí ves que es posible estar. Y finalmente, entré en la lista de 18 y ahora en esta definitiva", narra el de Girona.

INIMAGINABLE. Para Suárez, poder estar por primera vez en un torneo oficial con la selección es algo que nunca antes hubiese imaginado. "Hace un año, había sufrido dos lesiones. Si no hubiese sido por el Teucro y por Luis Montes... Él me fichó. Confió en mí cuando estaba en Agustinos. No le importaron esas lesiones. Quería un equipo joven y me dio la oportunidad", reconoce, agradecido a su exentrenador.

Luego llegó la indisciplina y el ojo del Cuenca, que se aprovechó para incorporar al, a la postre, jugador revelación de la Liga Asobal. "No me lo esperaba para nada. Me sorprendió que la gente me votase tanto. Es de agradecer. Supongo que es fruto del trabajo bien hecho", asegura.

Sobre el porqué de semejante premio, sostiene que no hay secreto: "En Cuenca subí mi nivel. Me trataron súper bien desde el inicio. Me recibieron como algo importante y todo eso ayudó. Además, el entrenar con jugadores importantes en sus selecciones absolutas te ayuda a mejorar".

"A Natan ya lo conocíamos en la Federación de anteriores concentraciones con muchos jugadores. No nos sorprende el nivel que ha mostrado. Estamos pendientes de todos porque la edad de maduración es diferente para todos. Él ha crecido mucho en Cuenca", añaden el director técnico de la Federación, Jordi Ribera, y el seleccionador júnior, Isidoro Martínez.

Valera, Tarrefeta o Amilibia serán competencia, pero a la vez amigos. "Me he adaptado muy bien. Al final, somos bastantes nuevos con respecto al último Europeo (ocho, contándolo a él)", expone. Además, la presencia de otros cuatro catalanes le ayuda, porque son jugadores que ya conoce: "Desde pequeños, hemos coincidido en las selecciones catalanas. Nos entendemos con una mirada".

Más allá del ámbito deportivo, Natan cree haber caído de pie en el grupo también a nivel humano. "Estamos siempre de risas", expone como método para explicar el buen ambiente que tienen este grupo de chavales de entre 20 y 21 años. "Las concentraciones se hacen largas. La última ha sido de 18 días, pero el "staff" tiene una manera de hacer las cosas muy buena: cada tres días te dejan una mañana o tarde libre, días libres, entrenos más suaves... es un buen ritmo para llegar enchufados a lo que viene ahora, que es lo que nos gusta a todos", explica.

Y lo que les gusta a todos es una competición de proyección mundial, en la que sueñan con el oro. Con el perdón ya solicitado, no habría mayor redención de Natan Suárez con Pontevedra.

Natan Suárez: la revelación busca su redención
Comentarios