jueves. 09.12.2021 |
El tiempo
jueves. 09.12.2021
El tiempo

Un rival directo para la Sociedad Deportiva Teucro

Marko Dzokic lanza a portería en un partido de esta temporada. DAVID FREIRE
Marko Dzokic lanza a portería en un partido de esta temporada. DAVID FREIRE
El club recibe esta tarde a un Villa de Aranda recién descendido y llamado a estar en la zona alta de la clasificación, pero que llega a Pontevedra como antepenúltimo clasificado

La Sociedad Deportiva Teucro afronta esta tarde (20.00 horas, Pavillón Municipal) un exigente duelo ante el Tubos Aranda Villa de Aranda, un conjunto 'caído' a la Plata desde Asobal al que su mal inicio de temporada le ha convertido en un rival directo para el conjunto pontevedrés.

Y es que el equipo burgalés llega a Pontevedra con tan solo cuatro puntos en la tabla clasificatoria gracias a dos victorias. Una puntuación que le coloca como antepenúltimo clasificado del Grupo A.

Es, por tanto, un enemigo franco para el Teucro, ya que a día de hoy el bloque amarillo caería a la liga por la permanencia junto al combinado azul. De este modo, sumar sus primeros puntos de la temporada se hace para el conjunto teucrista todavía más trascendente, ya que de no mediar reacción del Villa de Aranda, los resultados entre uno y otro equipo contarán para la lucha definitiva por la salvación en la segunda fase de la competición.

Pese a su actual condición de tercero por la cola, Irene Vilaboa no ha querido calificar a Villa de Aranda como un enemigo evidente todavía. "Va a ser un poco de urgencias para los dos, aunque cada uno en sus objetivos", apuntó la preparadora teucrista.

De este modo, la entrenadora viguesa apeló a las necesidades del rival como un factor clave para el choque, aunque no ocultó las de sus propia escuadra. "Quien sea capaz de interpretar mejor los nervios, tenga menos pérdidas de balón y menos errores de lanzamiento será el que se lleve los puntos", avanzó Vilaboa, que espera del duelo vespertino un partido "exigente" e "igualado".

"Tenemos a otro de los equipos que descendieron de Asobal la temporada pasada. Va a ser un partido exigente, ya que es un equipo con un objetivo diferente al nuestro y que tampoco ha empezado la temporada como se esperaba. Me espero un equipo grande, un partido igualado y duro", explicó la entrenadora azul.

Por parte del conjunto local, Vilaboa confía en tener a todos sus jugadores disponibles, más allá de la consabida baja de larga duración de Miguel Sío, para el que el Teucro todavía no ha encontrado recambio en el mercado. "El equipo está trabajando bien", apuntó la viguesa como método de refuerzo para un plantel que todavía no sabe lo que es sumar siquiera un punto esta temporada.

Cerca de sumar. Aunque cuente todos sus partidos por derrotas, el Teucro pretende parecerse al equipo que hace tan solo una semana estuvo muy cerca de llevarse algo positivo de la visita del Alcobendas. Tras ir por delante en algunos tramos y ser capaz de igualar una desventaja de cuatro tantos, los nervios le jugaron una mala pasada al joven equipo pontevedrés, que acabó cayendo 28-32 contra el combinado madrileño.

Clave para sumar será, como apuntó Vilaboa, minimizar las pérdidas de balón. Y es que ese es uno de los caminos hacia el no conceder tantos goles. Porque hasta ahora, el Teucro ha sido incapaz de dejar el marcador del rival en una cantidad inferior a los 30 tantos. Con más de tres decenas de goles encajados en cada uno de los partidos resulta harto complicado poder ganar.

No en vano, el equipo lerezano es el que más goles encaja no solo en su grupo, sino también en el B: ha recibido 210 goles, 22 más que un San Pablo Burgos que es el siguiente peor en este registro, pero cuenta con un poderío ofensivo (196 dianas) que le ha permitido colocarse en la cuarta plaza. Los teucristas promedian 35 goles en contra por encuentro y han llegado a registrar goleadas de 42 o 37 tantos.

Además, el Teucro es el segundo peor también en el apartado ofensivo, pues solo ha sido capaz de marcar 160 tantos. El peor en este apartado es el propio Villa de Aranda, que tan solo ha sido capaz de anotar 149 goles.

De este modo, se enfrentan en el Municipal dos equipos con tendencias muy marcadas: la peor defensa contra el peor ataque. El Teucro llega sin todavía saber lo que es puntuar ni en casa ni fuera, mientras que Villa de Aranda tan solo se mete puntos en el bolsillo cuando juega bajo el amparo de su afición.

Fuera de casa, el equipo amarillo tampoco sabe lo que es lograr al menos un empate, por lo que el duelo de hoy, pese a la teórica diferencia, puede ser una buena oportunidad para empezar a resurgir.

El detalle: duelo de entrenadoras tras el respaldo a Sara López 
La de este sábado será la primera vez que Irene Vilaboa se mida a una entrenadora en partido oficial desde que fue contratada por el Teucro y se convirtió en la primera mujer en dirigir a un equipo de las dos primeras categorías del balonmano nacional.

Y es que enfrente del Teucro estará un Villa de Aranda que ha apostado por la joven madrileña Sara López como su técnica hasta final de temporada.

López llegó este verano procedente del Dominicos para reforzar la base del club arandino, pero los desencuentros que Alberto Suárez tuvo con varios integrantes de la plantilla provocaron la salida del experimentado entrenador gijonés tras la jornada tres. El club decidió apostar entonces por López y la ha respaldado

Un rival directo para la Sociedad Deportiva Teucro
Comentarios
ç