Sanxenxo, cuna de las nuevas generaciones de tenistas profesionales

Paula Badosa, Pablo Carreño, Roberto Bautista o el italiano Jannik Sinner son algunos de los nombres más reconocidos en el tenis mundial actual que pasaron por las pistas del CCD Sanxenxo con motivo de sus torneos internacionales que organiza desde hace 19 años 
Bautista (foto superior 2º por la derecha, Alcaraz (foto inferior, 1º izquierda) y Xoel Rodríguez (foto dr).
photo_camera Alcaraz. CEDIDA

Dos décadas después de que se celebrara la primera edición del Torneo Internacional de Sanxenxo, el evento deportivo ya presume de una larga lista de ex participantes que ahora se encuentran en la élite del tenis mundial.

La prueba celebrada en Sanxenxo está impulsada por la Federación Internacional de Tenis (ITF) y la categoría júnior se encuadra en un circuito que incluye las cuatro pruebas junior del Grand Slam: Roland Garros, Wimbledon, US Open y Australian Open.

Nombres de la talla de Paula Badosa, Roberto Bautista, Pablo Carreño e internacionales como Álex de Miñaur o Jannik Sinner demostraron sobre las pistas de Sanxenxo sus habilidades con la raqueta, antes de formar parte de los mejores tenistas del mundo.

Camino al éxito. En sus primeros años, el torneo internacional, de Grado 5, atraía a las pistas de Sanxenxo a jugadores españoles y algunos portugueses. La remodelación de las pistas ha hecho realidad el sueño de alcanzar este año el Grado 1 en el torneo, la máxima categoría mundial.

Pero no hizo falta que la prueba adquiriera el reconocimiento más alto para descubrir en sus distintas ediciones a grandes promesas del tenis que ahora ya son una realidad.

"Cada vez el torneo es más internacional", explica Noli Álvarez, director deportivo del CCD Sanxenxo y uno de los responsables de esta prueba, "normalmente los jugadores que ganan o llegan a las semifinales, en un plazo de cinco años están entre los 100 mejores del mundo".

Roberto Bautista es uno de los tenistas españoles que tras pasar por el Torneo Internacional Junior de Sanxenxo dieron el pistoletazo de salida a su carrera deportiva, ahora una de las más reconocidas en todo el mundo.

Bautista logró hacerse con el triunfo en Sanxenxo en el año 2005, con 17 años, después de imponerse al ruso Shirshov en dos juegos que finalizaron con el mismo resultado (6-3).

Desde entonces, el tenista español ha ido creciendo poco a poco hasta colarse en el top20 del ranking mundial. En el año 2019, Bautista alcanzó la mejor posición en toda su carrera al situarse como noveno del mundo.

Esa misma temporada, el tenista de Castellón de la Plana se hizo con su noveno título ATP y logró llegar a las semifinales de Wimbledon.

Rebeka Masarova, nacida en Suiza y nacionalizada española, fue otra de las tenistas destacadas en su paso por el Internacional de Sanxenxo en el año 2015. La joven deportista se postuló durante el torneo como una de las favoritas a llevarse el título.

Logró la hazaña tras vencer a la holandesa Nina Krujier en una final en la que expuso todas sus cualidades sobre la pista para dar el pistoletazo de salida a su carrera profesional. Por aquel entonces, Masarova ocupaba el puesto 25 en el ranking mundial.

Tras su éxito en Sanxenxo, la tenista se hizo con el Roland Garros Junior en 2016. Su proyección se estancó cuando llegó a Cataluña en 2018. Masarova sufrió varias lesiones en la rodilla y el pie que la mantuvieron a un menor nivel. Pero tras la pandemia, la tenista ha vuelto reforzada y en este 2021 se clasificó para el cuadro final US Open, tras vencer a Bogdan en el partido femenino más largo de la historia del torneo (3h40).

Sus logros le han valido para ser convocada con España a sus 22 años, junto a Aliona Bolsova, y sustituir a Muguruza y Badosa en la Billie Jean King Cup.

También Paula Badosa pasó por Sanxenxo antes de convertirse en una estrella mundial del tenis. Hace dos semanas se convirtió en la primera española en ganar el que se considera el 'quinto grande', el torneo de Indian Wells y hace unos días se clasificó matemáticamente para las Finales WTA (antiguo Máster) que se disputará en la ciudad mexicana de Guadalajara. Sin embargo la nueva sensación del deporte español no tuvo una destacada actuación en tierras pontevedresas.

Otro de los que se guarda un notable recuerdo en las instalaciones del CCD Sanxenxo es del australiano, de origen español, Álex de Miñaur y del italiano Jannik Sinner.

Miñaur (actual número 32 del mundo) ganó la edición de 2014, llegando a alcanzar este año el puesto 15 de la ATP. No gozó de la misma suerte Sinner, que en 2017 cayó en la final de dobles en Sanxenxo. El italiano ocupa en la actualidad el undécimo puesto mundial y este año disputó la final del Masters 1000 de Miami.

Desde jóvenes apuntaban maneras y en edad júnior disputaron el Master Next Generation, que la ATP organiza para las jóvenes promesas. Del total de ocho deportistas que participan en la prueba, cinco habían pasado por las pistas de Sanxenxo: el noruego Casper Ruud, octavo en el ranking mundial, el español Alejandro Davidovich y el sueco Mykael Ymer, junto a Miñaur y Sinner.

No apuntaba alto Pablo Carreño cuando pisó las pistas del torneo de Sanxenxo. El tenista español no hizo una buena competición en el cuadro de individuales, pasando desapercibido en un torneo que al ser en pista rápida "muchas veces a los jugadores españoles les cuesta triunfar, porque son mucho mejor sobre tierra batida", comenta Noli Álvarez. Ahora, Carreño es uno de los tenistas internacionales más importantes, ocupando el puesto 18 en el ranking mundial.

Tampoco logró vencer en tierras gallegas Carlos Alcaraz, que cayó en la final de 2018 ante el británico Fearnley, pero que ahora se postula como el futuro del tenis español, después de alcanzar los cuartos en el último US Open y ganar su primer torneo ATP World Tour 250 en Umag (Croacia), siendo convocado con España para la Copa Davis.

Sueños frustrados. La promesa de un gran futuro profesional no se cumple siempre para los tenistas que pasan con éxito por las pistas de Sanxenxo. Carlos Boluda compartió escenario con Pablo Carreño en 2007. Juntos vencieron en la final de dobles del torneo internacional y además, el alicantino se hizo con el triunfo en el cuadro de individuales.

Prometía entonces ser la revolución del tenis español, con mejor currículum a sus 14 años que el propio Rafa Nadal. Pero la presión pudo con la calidad y Boluda fraguó una carrera sombría, retirándose definitivamente del tenis a comienzos de 2021.

Otra de las piso las pistas de Sanxenxo fue la pontevedresa Leticia Costas, que disputó la final del torneo en 2004. Fue considerada como una de las grandes esperanzas del tenis gallego y colgó la raqueta en 2013 tras una crisis económica que frenó el ritmo de su carrera deportiva.

Fuera de pista: las dos caras de una moneda 
Gracias al torneo, Noli Álvarez ha descubierto lo impredecible del éxito. El director deportivo del CCD Sanxenxo recuerda como el ahora exitoso Bautista pisó las pistas gallegas con timidez: "Le gustaba pasar ratos solo. Era muy maduro y se aislaba durante el torneo".

Todo lo contrario que Davidovich, promesa del presente en el tenis español: "Es el polo opuesto, siempre bromeando y con gente. Están en la élite con dos personalidades opuestas".

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios