El segundo adiós de Luismi

El técnico vigués deja el Pontevedra para aceptar una jugosa oferta del Celta de Vigo, que lo quiere de vuelta en su cantera ► El club se queda así sin una figura que compatibilizaba el pasado curso la dirección del filial con el análisis de rival en el primer equipo
Luismi Areda, la temporada pasada, en las oficinas de Pasarón con un vídeo de análisis de rival. DAVID FREIRE
photo_camera Luismi Areda, la temporada pasada, en las oficinas de Pasarón con un vídeo de análisis de rival. DAVID FREIRE

Luismi Areda no continuará en el Pontevedra Club de Fútbol. Y no por un desencuentro con la entidad lerezana, sino por una jugosa oferta del Celta de Vigo. La entidad olívica ha ofrecido al técnico vigués regresar al club del que ya formó parte como entrenador. De nuevo, para dirigir a un equipo importante de su base. Y el preparador, según ha podido saber este diario, ha dicho sí.

De este modo, Areda deja por segunda vez el Pontevedra. El técnico y exfutbolista granate ya abandonó el club en el año 2019, aunque en aquella ocasión "forzado" por un doloroso despido tras un mal inicio de temporada. En ese momento las relaciones entre el PCF y Areda cesaron, pero el cariño mutuo entre ambas partes se mantuvo. Tanto que fue un factor fundamental para que las oficinas de Pasarón volviesen a abrir sus puertas de par en par el pasado verano para el regreso de Luismi.

El club granate pretendía sumar a su cuerpo técnico la figura de analista de rival y la encajó en su organigrama con un doble rol: técnico del filial. En ese perfil encajaba Luismi Areda, que había coincidido tanto con Toni Otero como con Roberto Feáns como jugador del club. Y, finalmente, acabó regresando al club.

Tras el ascenso de Claudio Giráldez del Juvenil A al filial, en el Cadete A queda un hueco libre que ha sido ofrecido a Luismi

Ahora, un año después, el técnico dice adiós por segunda vez al Pontevedra Club de Fútbol. Lo hace después de un año positivo en el filial granate, con el que logró meterse en la liga por el ascenso a Tercera, pese a no contar durante buena parte del año con futbolistas importantes de ataque como Jaichenco o Iñaki Martínez.

Precisamente esa demanda del filial le ha hecho poder participar poco en el día a día del primer equipo. El vigués era el encargado de analizar a los rivales de Segunda RFEF a los que se medía el PCF, pasar el informe al resto de miembros del cuerpo técnico y presentar el vídeo a los futbolistas. Pero más allá de esas labores, apenas pudo estar presente para otorgar "feedback" en vivo de los partidos del equipo desde la grada.

VOLVER AL INICIO. Con su regreso al Celta, la carrera de Luismi tiene un claro acento a segundas oportunidades. Y es que Areda tras dejar el balompié como futbolista en activo, arrancó su carrera en los banquillos del Areosa. De ahí pasó a la cantera del Celta, en la que llegó a dirigir al Cadete A, al que ahora regresa tras el movimiento de banquillos en el club por el "ascenso" de Claudio Giráldez del Juvenil A al Celta B de Primera Federación.

Una vez dejó el Celta, pasó por el Mondariz antes de ser reclutado por el Pontevedra, que quiso incorporarlo para su Juvenil A recién ascendido a División de Honor. Areda recogió la base que había entrenado Óscar Guimeráns y completó una gran primera mitad de curso. Ese papel le hizo ser el elegido para sustituir interinamente a Luisito en el primer equipo. Finalmente, salvó al equipo para ganarse una renovación. Aguantó en el cargo la siguiente temporada, en la que rozó playoff, pero en su tercer curso fue despedido y no volvió a entrenar hasta el regreso al PCF.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios