viernes. 16.04.2021 |
El tiempo
viernes. 16.04.2021
El tiempo

Crónica del fútbol local: Semana de crucifixión

Hugo persigue a un jugador del Bergantiños en el partido de este domingo
Hugo persigue a un jugador del Bergantiños en el partido de este domingo
El Ribadumia deja escapar en casa del Bergantiños una ocasión de oro para marcar más diferencias sobre la zona de descenso

A PROPÓSITO DE LA SEMANA SANTA los equipos de Tercera División ha sufrido una semana de crucifixión. Ni el Arosa, ni el Ribadumia, ni el Choco ni el Alondras consiguieron arrancar los tres puntos en juego. La jornada 31 ha sido totalmente negativa.

A quien más le habrá dolido la derrota es a David Sierra y a sus jugadores. No sacar ningún punto en casa del que era colista, antes de finalizar la jornada, suena a doloroso porque era la mejor vía para intentar marcar más ventaja sobre la zona de descenso directo. Según rezan las crónicas Changui no supo aprovechar las ocasiones que tuvo para que el resultado hubiera sido bien distinto. Bueno, no hay que cargar solo tintas sobre el delantero de Boiro, porque la culpa habrá que echársela también a la defensa por permitir encajar dos goles y al resto del equipo. Claro que todos los equipos quieren ganar y el Bergantiños también tiene derecho a pensar en la permanencia y hacer todo lo posible para conseguirla.

Lo que importa es que a nivel de clasificación el Ribadumia no sumó puntos, pero se ubica en el puesto 16, fuera de los puestos de descenso directo. Mantiene seis puntos de ventaja sobre el trío configurado por Verín, Ribadeo y el propio Bergantiños. Suena bien, pero el problema es que a lo mejor las plazas 16 y 15 de la Tercera División, al final de liga, pueden ser fatídicas si el Compostela y el Celta B no evitan el descenso desde la Segunda B. También está la opción de que, si alguno de los equipos de Tercera que juegan los play-offs de ascenso a Segunda B, consigue el billete para la división de bronce, va salvando plazas de descenso. En definitiva, lo que todo los equipos empiezan a tener claro es que por culpa de Compostela y Celta B, la plaza 14 es la única que te asegura permanencia fija en Tercera. El equipo aurinegro está a punto del Ordes, ahora, en la plaza 14. De lo que no cabe duda es que no está todo perdido, pero el cuadro de A Senra deberá hilar fino en las siete jornadas que quedan.

El Arosa sí que ha hecho su particular vía crucis después de empatar con el Verín, que está luchando por escapar de la zona de descenso. Cada vez quedan menos jornadas y ya está a seis de la cuarta posición que ahora ocupa el Deportivo B. Piscis siempre asegura que hay que ir partido a partido y ganando terreno, pero parece claro que los de A Lomba deberían estar arriba, y si no se mete en la fase de ascenso parece que no va a sentar muy bien en Vilagarcía.

El Choco, cuando menos, puede permitirse el lujo de perder. Lo hizo en Cerceda, en casa del segundo clasificado, por lo que tampoco es para rasgarse las vestiduras. Los coruñeses le roban la segunda plaza y los redondelanos bajan a la tercera, con cinco puntos de maniobra sobre el ahora quinto clasificado, el Rápido de Bouzas. La formación de Marcos Montes no quieren desaprovechar la oportunidad de jugar nuevamente los play offs de ascenso como lo hizo la temporada pasada de manos de su hermano, Jacobo.

Por su parte, precisamente Jacobo Montes, ahora dirigiendo el Alondras, empató en casa del Galicia de Mugardos y mantiene una buen diferencia, en concreto de 12 puntos, sobre la zona de descenso. Parece que se encarrila la permanencia, pero no valen confianzas.

Este domingo tocó jornada de descanso en Preferente Autonómica y en las categorías autonómicas y femeninas que regresarán el próximo fin de semana. Sin embargo cabe destacar que se jugaron partidos aplazados en Primera Autonómica, con mal resultado para el filial granate, ante el Moaña, cada vez más cerca del ascenso a Preferente, empate del Caldas, que siempre viene bien, mientras el Umia de Barrantes cedió ante el Candeán vigués.

La lucha encarnizada entre Caldas, Pontevedra B, a los que hay que unir Beluso, Rápido Bahía, Dena, Campo Lameiro y Umia por evitar el descenso a Segunda va a ser interesante. Y el próximo domingo, Caldas-Pontevedra B en As Corticeiras de Caldas. No se lo pierdan. A muerte.

Crónica del fútbol local: Semana de crucifixión
Comentarios
ç