domingo. 11.04.2021 |
El tiempo
domingo. 11.04.2021
El tiempo

PABLO ALFARO

"Siempre tuvimos la sensación de que contra el Alcorcón hubo algo más que lo deportivo"

Pablo Alfaro, durante un partido este curso. MARCELO SASTRE (PERIÓDICO DE IBIZA)
Pablo Alfaro, durante un partido este curso. MARCELO SASTRE (PERIÓDICO DE IBIZA)
Después de una exitosa carrera en Primera División, Pablo Alfaro inició su etapa como entrenador en Pontevedra hace diez temporadas. Aquel curso, la dudosa actuación del colegiado en la segunda eliminatoria de ascenso ante el Alcorcón le privó de subir. Luego, ambas partes separaron su camino. Y este miércoles se reencuentran como rivales

Debutó como entrenador profesional en el Pontevedra y diez años después, regresa por primera vez como rival. Pablo Alfaro (Zaragoza, 1969) es una de las cabezas visibles del Ibiza, un club que este jueves visita Pasarón en su debut en Copa del Rey.

Regresa a Pontevedra. ¿Una ciudad y un club al que guarda en su corazón?
Tengo que ser sincero: no es que tenga un poco de cariño a Pontevedra, es que le tengo mucho. Pontevedra ha marcado una gran parte de mi vida. Ahí fue mi debut en los banquillos. Fue el club que me dio la oportunidad de ser entrenador profesional. Y eso me quedará para siempre en el corazón. Además, viví un año muy bonito. Tuvo un final cruel, pero el desarrollo de la temporada fue para recordar siempre.

¿Qué es lo primero que le viene a la mente de aquella etapa?
Conforme van pasando los años, la memoria se va haciendo más selectiva y te sueles acordar de lo bueno. Y hubo mucho positivo. Fue una temporada en la que tuvimos la oportunidad de coger al equipo en invierno. Igor, Charles, Vázquez... era gente muy importante. Conseguimos meternos en play-off después de una temporada bastante irregular en ese último partido en Vitoria, al que fue muchísima gente de Pontevedra. Luego las eliminatorias en Oviedo, contra el Alcorcón... Fue una etapa muy bonita dentro del club. Estuvimos muy cerquita, pero el destino, o algo más, nos privó de poder finalizarla mucho mejor.

Recuerdos granates
"Estuvimos muy cerquita (de ascender) y aunque el final fue cruel, es para recordar siempre. Fue una etapa muy bonita"

¿Le ha dado muchas vueltas a aquel partido contra el Alcorcón?
Sobre todo en aquellas noches siguientes. No dormía. Me preguntaba cómo se nos había ido. Siempre tuvimos la sensación de que hubo algo más, no solo lo deportivo. Posiblemente aquel momento fue en el que más cerca estuvo el Pontevedra de tocar la Segunda División en la historia reciente. Y eso hace que se quede el sabor agridulce. Fue una desgracia, pero también una etapa de crecimiento para el club. Se volvió a unir a la afición con Pasarón, con desplazamientos masivos... Entre todos conseguimos resurgir ese sentimiento granate. Y le llega la oferta del Recreativo.

¿Con el tiempo le pesó no haberse quedado (lo cesaron pronto)?
Siempre piensas en qué hubiese pasado. Además, yo tuve oferta de renovación y estaba muy contento en el club. Es verdad que al año siguiente el equipo bajó a Tercera y pasó de rozar la gloria a entrar en el infierno. La oferta del Recre no se podía dejar escapar. Era Segunda División. Llaman a tu puerta y es difícil decir que no. Nunca se sabrá si hubiese sido mejor quedarme.

¿Y en algún momento ha tenido la posibilidad de regresar como entrenador local?
Algún año sí que ha habido rumores. Es lógico, porque creo que dejé buen recuerdo profesional. Pero la posibilidad real no se ha dado. Y ahora estoy muy contento en Ibiza.

Ibiza
"El proyecto de Amadeo Salvo es muy sólido. Hay medios y se hacen las cosas bien"

¿Qué se espera a nivel personal de este primer regreso a Pasarón como entrenador visitante?
Es algo que me apetece mucho y será agradable. Bajar del autobús, entrar en las entrañas de Pasarón, ver a mucha gente que conozco... Pero tendré que saber discernir entre eso y el aspecto profesional. El Pontevedra y su gente defenderán sus colores y yo los míos. Tendremos objetivos antagónicos. Eso es lo bonito del deporte: Son 90 minutos y después, durante muchísimo más tiempo, perdura un sentimiento más profundo.

Desde fuera, da la sensación de que el Ibiza estará en los próximos años en el fútbol profesional.
Es un club bebé, de cinco años de historia, aunque en la isla de Ibiza hubo fútbol de Segunda B con proyectos anteriores -que duraron muy poco-. Este lleva la firma de Amadeo Salvo, expresidente del Valencia hace no tantos años. Ha tenido ese reto personal y profesional de querer llevar al fútbol de la isla a la élite. Es un club sin histórico detrás, no como Pontevedra, que cuando la pisas se huele el fútbol. Todo el mundo te recuerda los años de Primera y el Hai que Roelo. Todo eso que va forjando el carácter de una afición. Aquí está todo en construcción, pero los pasos están siendo sólidos por la mentalidad del presidente, que es el alma máter. Los profesionales que estamos aquí tenemos bagaje para ayudar a crecer al club. Queremos ser ambiciosos y, a la vez, realistas y humildes. Perder la perspectiva sería un error.

De todos los equipos de Segunda B en los que ha estado, ¿este es el proyecto más sólido?
Estamos convencidos de que sí. Aunque siempre hacen falta matices. No podemos perder la perspectiva del presente, porque el futuro se alcanza haciendo bien el presente. Es un club moderno, del siglo XXI. Nos falta el bagaje de los aficionados de toda la vida, pero lo estamos construyendo. La cabeza visible del proyecto tiene las cosas muy claras: ha vivido la alta gestión deportiva y nos marca la velocidad de crucero.

¿Dónde nota usted esa diferencia con respecto a otros clubes?
Sobre todo en el talante y en los medios. Con los pocos años que tiene de historia, es un club con casi 20 personas en nómina sin ser futbolistas: jefe de prensa, nutricionista, psicóloga, tres fisioterapeutas, scouting, dirección deportiva con cuatro hombres trabajando... Tiene medios y debemos ser eficaces. Yo he jugado contra equipos de Primera con nueve trabajadores. Entonces los pasos son sólidos, la idea está clara y se sabe el cómo. Pero esto es deporte y la pelotita manda. Aunque si haces las cosas más o menos bien, todo es mucho menos difícil.

EL PARTIDO. "NOS HACE MUCHÍSIMA ILUSIÓN LA COPA. SI TIENES UN 'CARAMELITO' HAY QUE INTENTAR DISFRUTARLO"

Pablo Alfaro, durante un partido este curso. MARCELO SASTRE (PERIÓDICO DE IBIZA) (2)

Teniendo en cuenta que están luchando por afianzarse en el playoff, ¿la Copa del Rey molesta ahora mismo?
A nosotros nos hace muchísima ilusión. Es la primera vez que el club la disputa. Nos costó mucho acabar sextos para tener plaza y este año tiene un formato que te permite estar cerca de una tardenoche de fútbol con un equipo importante en nuestro estadio. Es un partido en medio de todo, pero queremos pasar. La desventaja que tenemos es el viaje. El Pontevedra jugó en casa el sábado, pudo descansar más, no tiene que viajar, la meteorología no ayuda... Pero es una semana muy bonita, que culminamos con el derbi contra la Peña. Es un reto. Mi idea es mirar este partido y poner el mejor once posible. Cuando tienes el caramelito tan cerca, hay que intentar disfrutarlo. Queremos hacer feliz a la gente.

"Siempre tuvimos la sensación de que contra el Alcorcón hubo algo...
Comentarios
ç