sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

Silvia Aguete: "Este premio es un orgullo porque refleja el trabajo de un año"

Silvia Aguete. JAVIER CERVERA
Silvia Aguete. JAVIER CERVERA

La guardameta del Poio Pescamar ha logrado uno de los mayores objetivos que un deportista pueda marcarse: ser la mejor del universo. Ahora, la pontevedresa continúa poniéndose retos y busca lograr el doblete de copas y disputar el play-off con su equipo.

VENÍA avisando de que iba a lograr sus metas. Su camino no ha sido nada fácil, y tras quedarse a las puertas en 2018, finalmente el pasado jueves, Silvia Aguete fue galardonada el miércoles con el premio a mejor portera del mundo del 2019 por Futplanet Awards. La guinda de un pastel tras haber firmado una temporada de vértigo. Tras hacer un repaso de su vida la guardameta no ve una retirada cercana, entre otros aspectos, porque tiene claro que quiere seguir marcándose objetivos, entre los que destaca lograr algún título nacional con el Poio Pescamar.

¿Qué le pasó por la cabeza cuando recibió la noticia? ¿Cómo está?
Muy contenta por recibir el premio, pero al final es un poco agridulce la celebración porque la situación en la que estamos es un poco complicado celebrar estas cosas. Estamos pasando por un mal momento y este premio no puedo compartirlo con compañeras, amigos, familiares y toda esta gente que ha estado ahí en todo este tiempo. Es un premio de todos porque en el camino hay mucha gente que ha ayudado a que me den este premio y me gustaría haber podido disfrutarlo con ellos.

Este premio es el broche de un 2019 espectacular. ¿cómo lo define usted?
Este premio es sobre todo consecuencia del europeo que ganamos a principios de año con la selección española y del trabajo en el club. Al final estas trabajando con ellas durante todo el año y acabas recibiendo estos reconocimientos. Son muchos años trabajando bien y la gente lo ve y al f nal acaba compensando. Pero insisto en que el fútbol sala es un deporte colectivo y todo lo mío es de mis compañeras. Este premio sin duda también es gracias al trabajo de ella, que también han aportado mucho, claro.

Cuando a una la reconocen como la mejor portera del mundo, ¿qué más le queda por lograr?
Es muy complicado porque es un galardón muy grande, pero me gustaría conseguir otras metas con el Poio Pescamar. Eso sería algo importante para mi, porque al final es mi equipo, y es con quien trabajo duramente para conseguir los objetivos. Esta estaba siendo una buena temporada.

Y de manera personal, ¿qué supone este premio para usted?
Para mi es un orgullo conseguirlo porque refleja el esfuerzo del año pero es algo a lo que cualquier jugadora pueda aspirar. Yo trabajo día a día para ser mejor pero por sentirme mejor yo, para ayudar a mi equipo, que al final es el objetivo. Si el equipo está bien y consigue cosas, a mi también me irá mejor.

Estaba a punto de seguir dando pasos en la historia, tras haber pasado a la final four de Copa de la Reina por primera vez. Además la pelea por la liga se mantenía muy activa. ¿Qué sensaciones tiene?

Somos conscientes de que la situación es excepcional, por encima del deporte esta la salud de la gente. Tenemos esperanza de que esto vuelva a la normalidad y retomar la competición donde la dejamos, porque íbamos por buen camino. En la copa Xunta estábamos a un paso de luchar por la fi nal y teníamos muchas ganas. Además, como dices, la Copa de la Reina estaba ahí y nos hacía mucha ilusión. Así que espero que cuando esto pase podamos volver a la normalidad en nuestras competiciones y pelear por ellas.

En 2019 ha vivido situaciones de todos los colores, buenas y malas que le han llevado hasta donde está ahora. ¿Con cual se quedaría?

No sabría decirte con que me quedo. A nivel deportivo quizá me quede con la Eurocopa, por ser la primera vez que el equipo femenino español de fútbol sala lo consigue. Ese año quedará grabado para la historia, sin duda, porque fue algo grande. A nivel de club, quiero que la temporada acabe. Me gustaría volver a retomar lo que dejamos, porque nos pilló un poco por sorpresa y teníamos mucha ilusión.

"Me quedo con la Eurocopa. Ese año quedará grabado para la historia, sin duda, porque fue algo grande"

¿Cómo ve a su equipo, el Poio Pescamar, este año?
Yo creo que el club esta trabajando muy bien, cada vez tenemos plantillas mas competitivas. Estamos a un paso de conseguir algo importante para el club, creo que el equipo está muy concienciado de lo que podemos lograr. Teníamos todo de cara, y queremos conseguir algo bueno.

Viendo como estaba el equipo, y como estaba usted antes de esta situación, ¿positivo o negativo este parón?
Pues yo creo que negativo. Nos pillo todo muy radical. La semana que se declaro el estado de alarma, estábamos entrenando para jugar ese sábado en Móstoles y de repente nos dijeron que teníamos que parar. Era un partido importante y todo frenó. Teníamos que meternos en casa y entrenar ahí. Yo tengo la suerte de tener mi cachito de terreno, en el que voy haciendo algo y por lo menos estoy activa para cuando todo esto vuelva, pero mis compañeras, que la mayoría viven en pisos lo tienen más complicado.

Ahora, con este galardón en la mano, que podría considerarse uno de los grandes logros de un deportista, ¿qué nos queda por ver de Silvia? ¿Qué metas personales se marca?
Nunca me planteo objetivos a largo plazo, prefiero ir poco a poco. Mis objetivos son los que tiene mi equipo, los retos deportivos que nos marcamos en la temporada. Me propongo llegar al máximo, quedar clasificadas en liga para el play-off y un doblete en las copas que están en juego, tanto la Copa Xunta como la Copa de la Reina. Eso sería acabar muy bien la temporada.

El final del 2019 y el principio de la nueva temporada fue de altibajos al verse afectada por las lesiones. De hecho, estaba recuperándose de un fuerte golpe en la cabeza. ¿Cómo se encuentra ahora?

Muy bien. Estoy ya al cien por cien. La semana en la que se declaró el estado de alarma ya empecé a meterme en dinámicas de grupo, porque hasta ese momento había estado trabajando en menor intensidad, pero con esta situación la cosa se paró un poco. Si que me ha servido para terminar de recuperarme del todo, pero ya estaba casi lista. Ahora tengo ganas de volver a la pista pronto. Lo que pasó fue algo fortuito, que puede pasar a cualquier persona. Fue un golpe fuerte y por eso preocupó más, pero ya estoy recuperada del todo. En cuanto todo vuelva a la normalidad volveré con muchas ganas.

¿En qué ha cambiado Silvia desde que empezó? ¿Qué queda de la portera que empezó en el Poio Pescamar?

Siempre he sido muy exigente y autocrítica, desde bien pequeñita, porque intentaba siempre dar lo mejor de mi. Ahora, con el paso del tiempo, la exigencia la mantengo, pero intento no machacarme tanto y sacar el lado positivo de todas las situaciones.

Después de lo que ha logrado y estando ahora en el momento más dulce de tu carrera deportiva, ¿ve lejana la retirada? ¿Se lo ha planteado en algún momento?

Después de lo que he vivido estos dos últimos años no lo tengo en mente, pero sobre todo porque me gustaría poder hacerlo en el momento en el que el Poio algún título nacional.

Personal
Silvia Aguete llegó al Poio Pescamar en la temporada 2013-2014 procedente del Leis Pontevedra. Por delante se le planteó el reto de crecer en la máxima categoría del fútbol sala femenino: la Primera División.

Tras dos temporadas vistiendo la camiseta rojilla, la pontevedresa cambió de aires en el Pirata O Moaña para completar sus estudios. Y es que actualmente continúa preparándose para ser funcionaria de prisiones. Tras un curso completo, regresó de nuevo a la entidad conservera para quedarse.

Además, la selección española puso sus ojos en ella en 2013 y desde entonces acumula una Eurocopa y un Torneo Mundial en 2014 donde logró medalla de bronce.

Silvia no ha tocado techo. Mejor portera de España en el pasado curso, mejor guardameta mundial 2018, y ahora si, ha logrado el objetivo con su título más importante.

Silvia Aguete: "Este premio es un orgullo porque refleja el trabajo...
Comentarios