Sin acierto a domicilio

PONTEVEDRA. Cinco puntos de 15 posibles es el bagaje del Pontevedra como visitante esta temporada. Teniendo en cuenta la igualdad de la categoría y la fortaleza que suelen mostrar los equipos en su casa, no parecen unos números demasiado negativos, pero lo cierto es que el cuadro granate es el peor visitante de la parte media-alta de la clasificación de Tercera División. Los únicos que han sumado menos que los granates fuera de su estadio son los conjuntos que ocupan los siete últimos puestos de la tabla.

De los cinco partidos que ha jugado lejos de Pasarón, el Pontevedra solo ha ganado uno, contra el penúltimo clasificado, el Grixoa, y por la mínima. Contra el Choco (0-0) y el Betanzos (1-1) salvó un punto y perdió contra el Arosa (2-0) y el Laracha (2-0), cuarto y quinto de la tabla, respectivamente.

El pasado domingo los granates mejoraron en cuanto a sensaciones, pero no consiguieron pasar del empate contra el Betanzos. Un gol en contra en el minuto 4 y la expulsión de Pablo en el 33 fueron, entre otros, los grandes condicionantes del choque.

«Vi al equipo bien, empezamos bien, pero tuvimos un despiste a los cuatro minutos que nos costó el gol. Después reaccionamos bien, tuvimos la posesión de balón, creamos ocasiones, aunque no las metimos. Estuvimos en el partido hasta la expulsión de Pablo, que nos condicionó el último cuarto de hora del primer tiempo. En el segundo, nos reajustamos y volvimos a la misma línea». Así vio el encuentro David Feito.

El lateral destacó que «el equipo dio la cara, hizo, como se suele decir, el trabajo sucio, porque el campo estaba muy pesado por la lluvia, era difícil jugar y tener el balón controlado en acciones combinativas. Pero el equipo trabajó, tuvo actitud y consiguió un resultado que, tal y cómo transcurrió el encuentro, fue bueno».

Feito señaló que «hay que tener en cuenta que fuera de casa los rivales están en su campo, con su público, y cuando juegan contra el Pontevedra suelen estar el doble de motivados y salen a dar el 200 por cien. Quieras o no, es un hándicap para nosotros. En esta categoría, cualquier equipo le gana al cualquiera y, como no salgas a tope en todos los partidos, más aún siendo el Pontevedra, es muy complicado ganar. Todas las semanas se ven resultados muy justos».

El lateral es el encargado de lanzar las acciones de estrategia, un factor fundamental en los partidos. «Manu, desde que llegó, insistió bastante en las jugadas a balón parado que, tanto a favor como en contra, son muy importantes porque quitan y dan muchos puntos. Todavía no hemos conseguido ningún gol de estrategia, pero tenemos las ocasiones, que es lo importante, porque teniéndolas, alguna va a entrar», afirmó.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios