Sábado. 25.05.2019 |
El tiempo
Sábado. 25.05.2019
El tiempo

Sin motivos para la relajación

Kevin persigue a Jesús Barbeito en un momento del entrenamiento de este sábado. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Kevin persigue a Jesús Barbeito en un momento del entrenamiento de este sábado. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El Pontevedra recibe al Burgos en Pasarón con el objetivo de un triunfo que lo mantenga vivo en la lucha por el play-off

Nadie se fía de nadie en el fútbol. Y del Burgos, menos. Su nombre le impide pasar desapercibido. Uno de los presupuestos más elevados de la categoría, un objetivo ambicioso, una historia que coquetea con la leyenda, una plantilla plagada de cualificación... Son demasiados argumentos para inculcar la relajación en el adversario. Así, aunque el Burgos se ha visto inmerso en la pelea por la permanencia inexplicablemente, sigue siendo difícil que engañe a sus rivales con su piel de cordero.

Al contrario, el Pontevedra aguarda al adversario más complicado en Pasarón. El conjunto que dirige Luismi tampoco se encuentra en condiciones de discriminar esfuerzos en función de los rivales. Llegado a este momento de la campaña, con una leve desventaja del once lerezano con respecto a los primeros clasificados en la lucha por la promoción de ascenso, no existe ningún motivo aparente por el que pueda bajar la guardia, se llame como se llame el contrario, sea cual sea su situación. Si quiere seguir creyendo en colarse entre los cuatro de arriba, en mantener su ilusión hasta el último día, debe empezar por vencer en su feudo ante cualquier contrincante.

Luismi pide a Borja Domínguez y Pedro Vázquez por sanción y a Álvaro Bustos por lesión, y recupera a David Castro

Pasarón ha sido su fortaleza hasta el momento, su punto de apoyo para creer en la consecución de grandes objetivos. En el campo del barrio de O Burgo han caído tres de los cuatro primeros clasificados. Allí nadie ha vencido. Pero, en cambio, han puntuado equipos teóricamente menos poderosos. El tropiezo del pasado domingo contra la Ponferradina obliga a evitar nuevos descuidos de ese calibre, dado que el margen de error se ha contraído.

Luismi tendrá que reformar el once inicial que empleó hace siete días. No podrá contar con el lesionado Álvaro Bustos, que sufre un problema muscular que lo convierte en baja para la cita, ni con los sancionados Borja Domínguez y Pedro Vázquez, hombres en un gran momento de forma. Ello obligará a un cambio de piezas en busca de los tres puntos. Recupera a David Castro, eso sí.

El Pontevedra promete un partido de alto ritmo para intentar romper el sistema defensivo de un adversario en el que su técnico, Fernando Estévez, podría repetir el mismo once inicial que le sirvió para ganar al Bouzas.

El once granate deberá armarse de paciencia ante una escuadra que tiene problemas para marcar, pero que también concede poco a sus adversarios.

Luismi: "Para ganar debemos ofrecer la misma imagen que contra los equipos de arriba"
Luismi espera un Burgos correoso en Pasarón, bien organizado, difícil de superar y con jugadores contrastados. "Tiene a futbolistas con una trayectoria importante en Segunda División B, que se han hecho un nombre y tienen un gran peso en la categoría y mucha calidad", aclara el preparador vigués del Pontevedra para expresar las dificultades con las que se encontrará su escuadra. "Es un equipo que sabe tener pausa y aguardar a su momento en los encuentros".

Por eso, confía en que su conjunto sea capaz de imponer el ritmo que más le interesa para llevarse los tres puntos. Todo pasa por mover el cuero con velocidad, y mantener la concentración e intensidad para desbordar a un rival bien trabajado. "Tenemos que ser muy intensos", reclama el responsable de la primera plantilla granate, que apela al factor Pasarón.

"Si queremos mantenernos en la pelea por el play-off tenemos que ganar los partidos de casa. Debemos ofrecer la misma imagen que damos cuando vienen equipos que luchan por el ascenso", solicitó el preparador del Pontevedra.

Por su parte, el técnico del cuadro burgalés, Fernando Estévez, confía en que su bloque rompa la racha de Pasarón. "Alguna vez tiene que ser su primera derrota", comentó para los medios burgaleses en la jornada previa al desplazamiento de su equipo.

 

Sin motivos para la relajación
Comentarios