lunes. 25.01.2021 |
El tiempo
lunes. 25.01.2021
El tiempo

Las sirenas vuelven al agua

Rutinas realizadas en el control de Ferrol de diciembre. CEDIDA
Rutinas realizadas en el control de Ferrol de diciembre. CEDIDA
El Clube Natación Sincronizada Pontevedra se mantiene a flote a pesar de la crisis de la covid-19 y disfruta con el regreso a la competición que se produjo en diciembre

En 2005, en plena expansión de un deporte que brillaba en España al ritmo de medallistas olímpicas, un grupo de pontevedreses seducidos por la belleza, el buen rollo y la disciplina que destilaba la modalidad decidieron fundar en Pontevedra el Clube Natación Sincronizada Pontevedra. La entidad supera hoy uno de los momentos más complejos de sus 15 años de vida, en el que ha debido sortear los rigores de la pandemia para regresar a la competición.

El club cuenta con en torno a 35 deportistas, cifra inferior a la de otras temporadas, en las que se llegaron a alcanzar las 80. Tiene competidoras de todas las categorías, de nivel y de promoción. La benjamín del club tiene seis años, la más veterana ronda los 40 años.

"Nuestro objetivo era que las deportistas no perdiesen el contacto con la natación sincronizada y con la vida del club, pero hemos visto que se puede competir", apunta con un gran optimismo Susana Rumoroso Solano, directiva del Sincro Pontevedra, al justificar el gran esfuerzo realizado para adaptarse a las últimas novedades.

Foto de familia antes de viajar. CEDIDA - Clube Natación Sincronizada Pontevedra
Foto de familia antes de viajar. CEDIDA
 

Las reglas del juego han cambiado más que en ninguna otra disciplina. Las coreografías prohíben el contacto físico, por lo que cada deportista debe ocupar una calle diferente, definida por las corcheras de la natación en línea, con el fin de conservar la distancia de seguridad. El nivel de virtuosismo exigido para poder ejecutar las rutinas se eleva.

A pesar de todo, Rumoroso ha detectado que la ilusión alimenta a las deportistas que continúan. "Van a hacer todo lo posible por competir. Si tienen que ir una en cada calle, lo harán".

La actividad en gimnasio es más bien escasa debido a los protocolos. Pero en algunos casos, más que en un problema se ha convertido en una virtud, ya que las componentes del club "sobre todo quieren agua".

Ejercicios de las más jóvenes del club antes de saltar al agua. CEDIDA - Clube Natación Sincronizada Pontevedra
Ejercicios de las más jóvenes del club antes de saltar al agua. CEDIDA
 

ENTRENAMIENTOS. Los entrenamientos diarios se han visto reducidos al uso de la piscina del CGTD, cuyas reglas han cambiado, ya que los clubes no pueden compartir una misma franja horaria para mayores garantías sanitarias, lo que acaba acortando las horas de empleo.

Una da las peores noticias para el club ha sido la salida de una de las entrenadoras, Erika Tomillo, debido a la incertidumbre profesional y personal derivada de la pandemia. El Sincro Pontevedra dispone de cuatro técnicas. Desde este lunes cuenta con Astrid Neto da Silva como nueva coordinadora deportiva.

El club quiso agradecer la gran implicación de las tres instituciones, Concello de Pontevedra, Deputación Provincial y Xunta de Galicia, además de a Ence, que "nos ha dado muchas facilidades para poder realizar la solicitud de las ayudas de su plan social".

Uno de los equipos del club posando en la piscina. CEDIDA - Clube Natación Sincronizada Pontevedra
Uno de los equipos del club posando en la piscina. CEDIDA
 

Una de sus virtudes es que no pierde la cabeza con la obtención de grandes resultados deportivos. Y aunque se enorgullece del bronce español del equipo sénior, es consciente de que acudir al Nacional no seré sencillo este año.

El objetivo deportivo es "intentar mantener la calidad para poder superar las pruebas de nivel y aspirar a los campeonatos de España futuros. Por eso seguimos preparándonos para siguientes ocasiones".

Siguen siendo niñas, pero son disciplinadas. Es una requisito básico para las nadadoras. El control del rendimiento académico es un factor que se tiene en consideración. Y en general, de hecho, las calificaciones son positivas.

Así es el Sincro Pontevedra, pionero en su día en la presencia de niños en su base: una meta que espera volver a alcanzar pronto.

El dato. El calendario se modifica
La pandemia lo ha condicionado todo, especialmente los calendarios de competición. Tal es así que hasta diciembre no llegó el primer control de nivel, en Ferrol, previo al que supuso el regreso a la competición, hace casi un mes, en la piscina Rías do Sur. El club además está trabajando en un campus que será este mismo mes con el objetivo de acercarse a deportistas de todas las edades.

Las sirenas vuelven al agua
Comentarios