Sábado. 23.03.2019 |
El tiempo
Sábado. 23.03.2019
El tiempo

La solidaridad brilla en la San Silvestre de Pontevedra

San Silvestre de Pontevedra. RAFA FARIÑA
San Silvestre de Pontevedra. RAFA FARIÑA

La actual directiva de la Gimnástica homenajeó a la anterior antes de la carrera ►Marcos Castro y Nagore Otero no faltaron

La San Silvestre de Pontevedra volvió a sacar su lado más solidario, comenzando por la recogida de alimentos en favor de Rede Axuda (en la que colaboraron tanto participantes como el público asistente a la cita). Además, hubo numerosos participantes en bicicletas adaptadas y otros muchos con algún tipo de discapacidad que completaron el recorrido ayudados por compañeros de equipo, familiares o amigos.

Por su parte, antes del inicio de la trigésima quinta edición de la San Silvestre de Pontevedra, la Sociedad Gimnástica rindió homenaje a tres miembros de la directiva anterior, sin los cuales hubiera sido imposible alcanzar la brillante trayectoria de la entidad. De esta forma, se entregaron placas conmemorativas que sirvieron como agradecimiento a Ramón Touza, por su trabajo como presidente del club; Juan Romero, como vicepresidente, y Jesús Cortegoso, como secretario.

El acto fue bastente emotivo y se recordó que Touza estuvo al frente de la entidad durante 22 años, en los que destacaron las doce temporadas consecutivas del conjunto masculino en División de Honor. Ahora, su relevo lo ha cogido Charo Castro, que está acompañada en la directiva por Santi Ferrer Moreira y Luis Tojal.

La directiva de la Sociedad Gimnástica reconoció el trabajo realizado por Ramón Touza, Juan Romero y Jesús Cortegoso

Antes de este acto, la organización celebró diferentes actividades paralelas a la cita, como el calentamiento adaptado a todas las edades, tratando de que la competición fuese lo más familiar posible.

NAGORE Y MARCOS. Entre los numerosos deportistas que participaron en la San Silvestre, hubo dos dorsales con nombres muy especiales: los de Nagore Otero y Marcos Castro. Ambos son sinónimos de superación y siguen rompiendo barreras allá donde van.

Nagore estuvo acompañada por todo el Pinarium, que corrió junto a ella esta cita. Llegó a la meta en su silla de ruedas, pero eso no le impidió disfrutar de una competición tradicional. La joven atleta sufre una enfermedad rara, pero sigue luchando por cumplir sus sueños.

Numerosos deportistas llegaron a meta sobre ruedas, algunos en patines y otros en bicicletas adaptadas

Por su parte, Marcos Castro es nadador del Club Natación Galaico. El pequeño llegó a la meta acompañado por su entrenador, Cristian Fernández Nieto, y por su abuelo, con el que corre cada año la San Silvestre. Marcos ha demostrado en los últimos años que no hay límites para él, con la natación ha ganado movilidad y cada año aumenta la mejoría en su sistema motor (está afectado por una parálisis cerebral). Hace unos años, la esperanza de que Marcos caminase no era muy alta; sin embargo, ha roto todas las estadísticas, es un campeón en el agua y el lunes cruzó a pie la línea de meta.

No fueron los únicos deportistas destacados en esta cita. Hubo otros muchos que participaron gracias a bicicletas adaptadas. Lo importante no era el crono ni la forma de completar el recorrido, sino llegar a meta con una sonrisa. Así lo hicieron los cerca de 7.000 corredores. Algunos llegaron a pie, otros sobre ruedas y otros muchos acompañados por sus perros.

Al fin y al cabo, la San Silvestre es una prueba destinada a toda la familia, que pretende que cada uno de los deportistas se supere a si mismo y cumpla sus metas personales, pero sobre todo que disfruten de un recorrido muy especial por la ciudad del Lérez.

La solidaridad brilla en la San Silvestre de Pontevedra
Comentarios