Lunes. 18.06.2018 |
El tiempo
Lunes. 18.06.2018
El tiempo

Sonrisas y lágrimas

Un momento del enfrentamiento entre el Unicaja y el Colegio Leonés. GONZALO GARCÍA
Un momento del enfrentamiento entre el Unicaja y el Colegio Leonés. GONZALO GARCÍA

Una vez más, los favoritos no fallan. FC Barcelona, Real Madrid e Iberostar Canarias estarán en los cuartos de final masculinos y habrá derbi catalán ▶El Snatts Sant Adriá se clasificó y consiguió 100 puntos en su partido ante el Luther King ▶Ya no quedan representantes gallegos tras caer el Bosco

Todo o nada. Los campeonatos de España infantil femenino y masculino han llegado a ese punto en que los jóvenes deportistas se lo juegan todo a un solo partido. Este miércoles se disputaron los octavos de final en Pontevedra y Marín y, como era de esperar, los favoritos no fallaron: en chicos se clasificaron el FC Barcelona, el Real Madrid, el Iberostar Canarias y el Joventut Badalona junto al Granada, el Ucam Murcia, el Uno: Doce Santa Cruz y el Colegio Leonés. Mientras tanto, en el femenino, el gran candidato al título, el Sant Adriá, logró el pase tras llegar a los 100 puntos en el choque frente al Luther King. Además, estarán en cuartos de final el Benumaclet, el Canterbury, el Movistar Estudiantes, el Barça, el Basket Almeda, el Spar Gran Canaria y el Unicaja.

Fue una jornada en la que se sucedieron las sonrisas y las lágrimas al finalizar los encuentros. Hubo tensión en muchos momentos, pero los deportistas no dieron un balón por perdido aún cuando iban por detrás en el marcador, muestra del gran nivel con el que cuentan y del espíritu competitivo que tienen.

Uno de los partidos más igualados de la jornada fue el Barça - Ordizia, disputado en el Centro Galego de Tecnificación Deportiva de Pontevedra y que además contó con la presencia del jugador internacional Juan Carlos Navarro, cuya hija juega en el conjunto blaugrana. El Barça se impuso por 69-49 y en los cuartos de final se enfrentará al Basket Almeda, que venció al Jesuitas León (54-43).

Juan Carlos Navarro, en el CGTD de Pontevedra. DAVID FREIRELucía Navarro, hija de Juan Carlos Navarro. GONZALO GARCÍA
Juan Carlos Navarro (arriba) y su hija, Lucía, durante el encuentro de octavos. DAVID FREIRE
 

El Canterbury-Ucam Murcia estuvo mucho más igualado de lo que parece en su marcador (72-49). La diferencia estuvo en el gran acierto en la anotación de las jugadoras canarias, que prometen dar mucha guerra hasta el final del campeonato. En los cuartos se verán las caras con el Benimaclet, que venció al San Blas Alicante en otro partidazo que finalizó 66-54.

Por su parte, el Spar Gran Canaria doblegó al Valladolid (66-32) y se encontrará en cuartos con el Unicaja, que se impuso al CD Ginés por 63-22.

En lo que respecta al campeonato masculino que se está llevando a cabo en Marín, el Real Madrid se impuso al Valencia por 81-52, mientras que el Joventut Badalona dejó fuera al Caja Rural, que prácticamente no tuvo opciones durante el encuentro (69-18).

El conjunto catalán tendrá otra difícil batalla en cuartos de final, ya que se enfrenta a uno de los grandes favoritos de la competición: el FC Barcelona. Los blaugranas vencieron en otro duelo de rivalidad al Mataró (84-48). Asimismo, el Unicaja cayó derrotado ante el Colegio Leonés, una de las sorpresas de este campeonato, que se verá las caras con el Real Madrid.

Por otro lado, el Granada venció al Patronato Maristas (77-56) y se enfrentará en un duelo de máximo nivel al Iberostar Canarias en cuartos, que dejó fuera al Baloncesto Sevilla (84-62). La otra eliminatoria de cuartos de final será la que enfrente al Ucam Murcia con el Uno: Doce Santa Cruz tras superar al Valencia y al Stadium Casablanca, respectivamente.

IGUALDAD. Una jornada más, en la mayoría de los encuentros se vivió una gran igualdad entre los equipos. Las diferencias ya no fueron en los sistemas tácticos o en el movimiento del juego, sino en la capacidad anotadora y en la potencia de las defensas de cada uno de los conjuntos. Los deportistas lucharon cada balón para intentar contraatacar y reducir o aumentar distancias en cada momento.

Hubo numerosos detalles de calidad en el juego de estas jóvenes promesas. Además, los equipos que cayeron eliminados recibieron una medalla conmemorativa de su participación en el campeonato. Ahora, tras los cuartos de final, los clubes que pierdan todavía tendrán una oportunidad más para luchar por quedar en el puesto más alto posible, ya que habrá encuentros por puestos hasta el octavo.

Los choques seguirán en las pistas del Centro Galego de Tecnificación Deportiva y en el Pabellón A Raña de Marín.

Sonrisas y lágrimas
Comentarios