sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

También son campeones

Los chicos que participaron en la jornada junto a los jugadores de la Escuela de Fútbol Cobres. DAVID FREIRE
Los chicos que participaron en la jornada junto a los jugadores de la Escuela de Fútbol Cobres. DAVID FREIRE
La escuela de Fútbol Cobres organizó una actividad en colaboración con el Centro de Educación Especial AMICOS para fomentar la inclusión de las personas con discapacidad

HACE UN AÑO se estrenaba la película Campeones, que retrataba la historia de un entrenador de baloncesto que tras ser condenado a realizar servicios sociales, acababa entrenando a un equipo de baloncesto formado por personas con discapacidad intelectual.

La película cosechó muy buenas críticas y contó con un gran éxito de taquilla al conquistar al público con su bonito mensaje en favor de la inclusión a través de la comedia que ayudaba a dejar los prejuicios a un lado para poder empatizar con esos entrañables personajes que se ganaban nuestro corazón.

En los Goya, uno de sus protagonistas, Jesús Vidal, ganó el premio a mejor actor revelación. El intérprete leonés, sufre una grave discapacidad visual, que no le ha impedido licenciarse en Filología Hispánica y cursar un máster en periodismo. El actor empezó su discurso con un contundente "ustedes no saben lo que han hecho, han premiado a un actor con dispacidad. Me vienen a la cabeza tres palabras: inclusión, diversidad, visibilidad".

Aquella frase y aquel discurso provocó el aplauso y las lágrimas de un país y de una sociedad que cada día toma más conciencia para llevar a cabo esta importante labor social. La inclusión es una tarea por la que cada vez lucha más gente cada día.

Los chicos que participaron en el evento actuaron como utilleros y entrenadores, además de jugar un partido con los cadetes

Un trabajo como el que hace desde hace veinte años la Asociación AMICOS de Boiro. Esta entidad sin ánimo de lucro, ayuda en la atención e integración de personas con discapacidad intelectual, autismo, parálisis y daño cerebral. También ayudan a las familias de estas personas.

Entre la gente que colabora en AMICOS, se encuentro Alejandro Torres. Él era el coordinador de la Escuela de Fútbol Cobres hasta el año pasado. Esta asociación futbolística también nació de una forma bonita. La escuela se fundó en 2010 para reunir a niños de las parroquias de San Adrián y Santa Cristina. El objetivo era cubrir la necesidad que tenían los pequeños de la zona sur del concello de Vilaboa para poder jugar al fútbol.

Así que Alejandro decidió unir sus dos pasiones, el fútbol y la inclusión, organizando una jornada de colaboración entre personas a las que ayuda la asociación y la Escuela de Fútbol Cobres.

La asociación futbolera se mostró encantada con la idea ya que "busca trasmitir unos valores que vayan más allá de lo futbolístico" como nos dice su presidenta Lucía Baltasar.

El miércoles llegó el gran día. La lluvia no cesaba durante toda la jornada y parecía que el evento se tendría que acabar cancelando. Pero los chicos de Amicos se negaron en rotundo, lloviera o tronara, Saray, Macarena, Adrián Miguel, Sergio, Marcelino, Martín y Manuel estaban a dispuestos a cumplir su sueño aquella noche.

Ese día se transformaron en utilleros y entrenadores, ayudando a los miembros del cuerpo técnico de la escuela a dirigir y organizar el entrenamiento de los más pequeños. También se convirtieron en futbolistas. Jugaron con los cadetes y disfrutaron como niños practicando su deporte favorito. La experiencia fue tan buena, que ya están deseando repetirla.

Gracias a la labor de inclusión realizada por la Asociación AMICOS y a la Escuela de Fútbol Cobres, Saray, Macarena, Adrián, Miguel, Sergio, Marcelino, Martín y Manuel fueron utilleros, entrenadores y futbolistas. Pero ante todo, aquel día demostraron que son unos auténtico campeones.

También son campeones
Comentarios